¿Marte no fue húmedo después de todo?

Poco después de que el rover robótico de NASA Opportunity comenzara la exploración de Marte, encontró minerales y rocas que los científicos que lo manejaban dijeron que eran prueba de una historia húmeda y cálida. Pero dos grupos de científicos se cuestionan ahora esta interpretación.

La mayoría de los científicos están de acuerdo en que el agua fluyó por la superficie del planeta en algún punto. El planeta tiene profundos valles similares al propio Gran Cañón de la Tierra, lo que nos hace pensar que han sido excavados por corrientes de aguan punto.

Pero no está claro si todo el agua de Marte sobrevino de golpe hace mucho tiempo, cuando los meteoritos golpearon los depósitos de hielo del joven planeta, o si algunos se quedaron en templados charcos más tarde en la vida de Marte, lo que podría haber dado tiempo a la vida para evolucionar.

Cuando la Opportunity tomó tierra en una zona de Marte llamada Meridiani Planum, dio con una geología que parecía tentadoramente similar al producto de agua estancada. Los investigadores que ejecutaban la misión escribieron que “las condiciones de superficie en Meridiani pueden haber sido habitables durante algunos periodos de la historia marciana (1)”.

Opportunity encontró un conjunto de diminutos cantos rodados dispersos que parecían haberse formado en el agua, y agujeros rectangulares en el muro del cráter que podrían haber sido dejados por la disolución del material y cristales. El equipo también observó patrones de ondas en las rocas y una capa similar a sedimentos que se han depositado al desaparecer el agua.

Pero en el Nature de esta semana (2),(3), otros investigadores sugieren una seca y alternativa explicación.

Meteoros y volcanes

Paul Knauth, un geólogo de la Universidad del Estado de Arizona, Tempe, y sus colegas argumentan que todas estas características fueron producidas por un repentino aumento de rocas, minerales y salmuera debido al impacto de un meteorito, unido a cambios químicos de agua superficial – pero no piscinas (2).

“Las observaciones de Opportunity en sí mismas son válidas”, dice Donald Burt el colega de Arizona de Knauth. “Pero las actuales interpretaciones no están apoyadas por las pruebas”.

Burt apunta que cualquier agua del área habría dejado canales, deltas y otras características costeras que Opportunity no ha encontrado. Añade que la salmuera de agua ácida disolvería a través de las rocas de basalto alcalinas, no crearía charcos. “Sería como intentar verter ácido en una bañera de mármol”, dice.

Las características de capa encontradas por Opportunity, interpretadas como sedimentación acuática, también son vistas en la Tierra. Pero en algunos casos se atribuyen a repentinos aumentos de material procedente de impactos de meteoritos.

Thomas McCollom y Brian Hynek, ambos científicos planetarios en la Universidad de Colorado, Boulder, proporcionan otra árida explicación. Sugieren que los depósitos de mineral son cenizas volcánicas que han reaccionado con pequeñas cantidades de agua ácida y el gas volcánico dióxido de azufre (3).

La interpretación del agua falla, según argumentan, porque los sedimentos no contienen suficiente cantidad de metales – tales como calcio, magnesio e hierro – que deberían aparecer en rocas sumergidas en agua.

Opción remota

Si alguna de estas explicaciones es cierta, podría reducir las opciones de que la vida existiera alguna vez en Marte.

Pero Steve Squyres, científico planetario de la Universidad de Cornell University, Ithaca, Nueva York, que lidera el equipo científico de Opportunity se mantiene es sus conclusiones originales. “No hay dudas de que hubo masas de agua duraderas en la superficie”, mantiene.

Las rocas de un gran cráter, llamado Endurance, parece como si les hubiese dado forma por el agua aunque alteradas por los fuertes vientos, dice Squyres. Esto puede explicar algunas de las objeciones realizadas en los artículos de Nature. Como los resultados de Endurance fueron publicados solo recientemente (4), las dos explicaciones rivales han fallado la historia completa, sugiere Squyres.

Opportunity está ahora encarando un cráter incluso mayor llamado Victoria. “Victoria es un potencial túnel del tiempo, permitiendo acceso a material marciano antiguo que de otra forma estaría enterrado bajo la superficie”, dice John Callas, subdirector general de la misión de los rover en el Laboratorio de Propulsión a Chorro en Pasadena, California. Si el robot puede mantenerse funcionando lo suficiente, podría recolectar bastantes datos para decidir el debate.


Autor: Mark Peplow

Referencias

1.Knauth L. P., Burt D. B., Wohletz K. H.. . Nature, 438. 1123 – 1128 (2005).
2.McCollom T. M., Hynek B. M . Nature, 438. 1129 – 1131 (2005).
3.Squyres S. W., et al. Science, 306. 1709 – 1714 (2004).
4.Squyres S. W., et al. arth Planet. Sci. Lett., 240. 1 – 10 (2005).

Fecha Original: 2006-01-11

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (2)

  1. Anónimo

    me aprece demasiado ilogico que digan que no hay agua en marte sabiendo que en todos los telediarios paginas de internet a salido que ALGUNA VEZ HUBO AGUA EN MARTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *