La conexión bosnio-atlante

¿La mayor y más antigua pirámide del mundo encontrada en Bosnia? Suena increíble. La historia ha barrido los medios, desde Associated Press y la BBC, desde periódicos y webs en los Estados Unidos, a los de India y Australia. Peor para ellos ya que no es una historia creíble para nada. ¿Quién es el “arqueólogo” que ha engañado a los medios? ¿Por qué los medios no han comprobado la historia con más cuidado?

ARCHAEOLOGY tratará estas cuestiones en profundidad en nuestro próximo número, julio/agosto, pero por ahora al menos señalaremos las mentiras en las afirmaciones que vienen de Visoko, la ciudad a 30 km al noroeste de Sarajevo donde está localizada la “Pirámide Bosnia del Sol”.

Semir (Sam) Osmanagic, un contratista bosnio-americano afincado en Houston vio por primera vez las colinas, que cree son pirámides, la pasada primavera. Ahora está excavando la mayor de ellas y planea continuar el trabajo hasta noviembre, promocionándolo como el mayor proyecto arqueológico en proceso de Europa. (Su llamada en búsqueda de voluntarios incluso cayó en la lista online del Instituto Arqueológico de América de oportunidades de excavación brevemente antes de ser eliminada). Afirma que es una de las cinco pirámides de la zona (junto con la que él llama pirámides de la Luna, Tierra, y Dragón, más otra que no tiene nombre en ninguno de los informes que he visto). Éstas, dice, recuerdan a las pirámides de 1800 años de antigüedad de Teotihuacan, al norte de la Ciudad de México. Osmanagic mantiene que la mayor es más grande que la pirámide de Khufu (Keops) de Giza, y que las pirámides de Bosnia datan del 12 000 A.C.

La construcción de gigantescas pirámides en Bosnia en este periodo no es creíble. Curtis Runnels, especialista en la prehistoria de Grecia y los balcanes en la Universidad de Boston, apunta que “Entre hace 27 000 y 12 000 años, los balcanes estuvieron bloqueados en el último máximo glacial, un periodo de clima muy frío y seco con glaciares en algunas de las sierras. Los únicos habitantes fueron los cazadores y recolectores del Paleolítico Superior que dejaron tras de sí campamentos al aire libre y restos de ocupación de cuevas. Estos restos constan de simples herramientas de piedra, hogares, y restos de animales y plantas que fueron consumidos como alimento. Esta gente no tenía las herramientas ni las habilidades para llevar a cabo la construcción de una arquitectura monumental”.

Pero el tiempo corrió y de nuevo los informes de los medios dicen que Osmanagic ha pasado 15 años estudiando las pirámides de Latinoamérica. Lo que no se incluye en estos informes es cómo interpreta Osmanagic aquellas estructuras y las culturas que las construyeron. Si alguien se hubiese preocupado de investigar, habría encontrado nociones bastante rocambolescas en el libro de Osmanagic El Mundo de los Mayas (Gorgias Press, Euphrates imprint, 2005; $29.95). He mirado la edición online del mismo (accesible desde el sitio web de Osmanagic “Historia Alternativa” www.alternativnahistorija.com).

Un par de breves pasajes nos transmitirán lo esencial de las creencias de Osmanagic:

Los relojeros comunes reparan nuestros relojes y los ponen de acuerdo con el tiempo terrestre. Mi teoría es que los Mayas deberían ser considerados relojeros del cosmos cuya misión es ajustar la frecuencia de la Tierra y ponerla de acuerdo con las vibraciones de nuestro Sol. Una vez la Tierra comience a vibrar en armonía con el Sol, la información será capaz de viajar en ambas direcciones sin límites. Y entonces seremos capaces de comprender por qué todos los antiguos adoraban al Sol y le dedicaban a éste sus rituales. El Sol es la fuente de toda vida en el planeta y la fuente de toda la información y conocimiento. …Y con una frecuencia en armonía, la Tierra será, a través del Sol, conectada con el centro de nuestra galaxia. Estos hechos se harán excepcionalmente importantes cuando nos demos cuenta que nos estamos acercando rápidamente a Diciembre de 2012, una fecha que los Mayas habían marcado como el momento de la llegada del Cúmulo de Energía Galáctica que nos iluminará.

Los descendientes de los Mayas, los indios Lacandon en Chiapas fueron descubiertos a mediados del siglo XX. Esta aislada comunidad demostró una similitud sorprendente con los Vascos y los Bereberes (muy probablemente descendientes de los nativos de la Atlántida)…. En el libro sagrado de los Mayas, el Popol Vuh, hay descripciones de viajeros cósmicos, el uso de la brújula, el hecho de que la Tierra es redonda, y conocimientos de los secretos del Universo…. Los jeroglíficos Mayas nos cuentan que nuestros ancestros vinieron de las Pléyades… llegando en primer lugar a la Atlántida donde crearon una civilización avanzada.

Muchas culturas de todo el mundo, desde la India, Sumeria, Egipto, Perú, los Indios del Norte y América Central, los Incas y los Mayas, se llaman a sí mismos “Hijos del Sol” o los “Hijos de la luz”. Sus ancestros, las civilizaciones de Atlántida y Lemuria, erigieron los primeros templos en puntos de gran energía del Planeta. Su función principal era servir como puertas a otros mundos y dimensiones.

Y aquí está. Un auto-denominado arqueólogo, que cree que los Mayas y otros eran descendientes de los Atlantes quienes vinieron de las Pléyades, ha sido aceptado como legítimo investigador por muchos medios de noticias. Sus ideas de pirámides anteriores en Bosnia, lo cual simplemente es imposible, han sido aceptadas como un descubrimiento importante. ¿Cómo ha podido pasar esto?

Si quieres categorizar esta farsa, parece el típico tema “aficionado/inconformista confunde al sistema con un gran hallazgo” historia, que sin duda es muy atractiva para los reporteros poco críticos que buscan una gran noticia. Este tipo de historias es recurrente en la pseudoarqueología o el género de la arqueología fantástica. Y el término “piramidiota” se ha aplicado a aquellos que están obsesionados con las pirámides y ofrecen extrañas interpretaciones sobre ellas en sitios web, libros y programas de televisión.

Tales historias enfurecen a los estudiosos serios como Runnels. “Estos informes son irresponsables por parte de los periodistas”, dice. “Estas afirmaciones no tienen base de ningún tipo de pruebas fácticas, tales como artefactos o fotografías de las presuntas arquitecturas. No han sido confirmados por ningún arqueólogo con la formación y competencia para evaluarlos. La persona que hace estas afirmaciones parece no tener formación en arqueología y no ha presentado sus hallazgos de una forma que permitiese estudiarlos por expertos. Esto es simplemente sensacionalismo y grandilocuencia y los periodistas que han informado de estas afirmaciones, sin comprobar los hechos primero con arqueólogos profesionales, deberían estar avergonzados de sí mismos. La gente que cree estas historias, especialmente cuando son presentadas sin pruebas, son tontos”.

Algunos entre el sistema académico han hablado. Mantienen que el tipo de proyecto que Osmanagic está llevando a cabo es mucho peor que el simple engaño al público crédulo. Siguiendo un informe sobre Osmanagic en el London Times, Anthony Harding, presidente de la Asociación Europea de Arqueólogos, escribió a los editores, “La situación de la gestión del patrimonio profesional en Bosnia-Herzegovina está, desde la guerra de Bosnia, en un pobre estado, con un diminuto número de gente intentando hacer lo que pueden para proteger su rico patrimonio de saqueos y desarrollos sin supervisión ni autorización. Es especialmente insultante cuando ricos extranjeros pueden venir y gastar grandes sumas persiguiendo sus absurdas teorías (¿la construcción de una colosal pirámide tan grande que haría enanas incluso a las de Egipto o Mesoamérica? ¿hace 12 000 años?), en una forma que la mayor parte de otros países no toleraría, en lugar de dedicar su dinero a la preservación de los lugares auténticos en peligro y los monumentos que abundan en Bosnia-Herzegovina”.

Otros temen que las excavaciones de Osmanagic dañen sitios reales (la colina que él llama “Pirámide del Sol” se dice que tiene restos medievales, romanos e ilirios). En una de las pocas referencias críticas a la historia de la pirámide de Bosnia, que apareció en Art Newspaper, Enver Imamovic de la Universidad de Sarejevo, antiguo director del Museo Nacional de Sarajevo, es citado diciendo, “Esto es equivalente a dejarme a mí, un arqueólogo, practicar cirugía en hospitales”.

Hay una protesta pública dentro de Bosnia, y una petición online que busca cerrar el proyecto de Osmanagic. Pero aparentemente tiene partidarios dentro del gobierno federal y el gobierno de la ciudad de Sarajevo. Si se le permite continuar o no aún no está resuelto por ahora, y su página web no hace mención a ninguna controversia. E incluso cuando la corriente de los medios se dé cuenta que la “Pirámide Bosnia del Sol” no es tal cosa, esta ya habrá entrado en los anales de la arqueología fantástica y tendrá una multitud de creyentes y defensores.


Mark Rose es ejecutivo y editor online de ARCHAEOLOGY.

© 2006 por el Instituto Arqueológico de America

Fecha Original: 2006-05-11

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (2)

  1. [...] grupo de colinas bosnias podrían contener las mayores pirámides del mundo — o el mayor esquema [...]

  2. [...] grupo de colinas bosnias podrían contener las mayores pirámides del mundo — o el mayor esquema [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *