Investigadores encuentran información sobre el origen de la Tierra

Dos investigadores de Dartmouth han aprendido algo más sobre el origen y la formación de la nebulosa solar, la gran nube gaseosa que se piensa que engendró al Sistema Solar. Mukul Sharma, profesor asistente de Ciencias de la Tierra, y el estudiante graduado Rasmus Andreasen, han encontrado evidencias de que más de una estrella moribunda, o supernova, contribuyó a la formación de la nebulosa solar, la cual, a su vez, proporcionó mayor compresión sobre la evolución de los planetas y asteroides poco después de su nacimiento hace 4500 millones de años.

Su estudio aparece en Science Express, la publicación online que sirve de avance a la revista Science, el 5 de octubre de 2006.

“Las supernovas son estrellas moribundas que estallan con tremenda energía creando nuevos isótopos y arrojando una descomunal cantidad de materia al espacio interestelar”, dice Sharma. “Existen dos mecanismos que forjan isótopos en una supernova, algunos son producidos por desintegraciones a altas temperaturas de isótopos previamente existentes y otros por transmutaciones inducidas por neutrones.

Se pensaba comúnmente que un único tipo de supernova proporcionó isótopos a la sopa primordial que fue la caliente y giratoria nebulosa solar. Investigando la composición isotópica del samario y el neodimio de los meteoritos primitivos, los cuales son los ladrillos de los planetas, encontramos que aquellos isótopos que se produjeron por desintegración a altas temperaturas no se relacionaban bien en la nebulosa solar con aquellos generados por las transmutaciones inducidas por neutrones”.

Este hallazgo llevó a los investigadores a concluir que hubo materia de más de un tipo de supernova. Una posible razón para una lenta mezcla en la nebulosa solar es el incremento del tamaño del grano en las afueras del Sol, lo cual afectaría a cómo los isótopos fueron absorbidos en la superficie de los granos.

Esta investigación también ha proporcionado el uso de los isótopos de samario y neodimio en meteoritos como forma de comprender la evolución de la Tierra y otros planetas. Los investigadores encontraron que los meteoritos de roca carbónica que llegan del distante borde del cinturón de asteroides poseen una mezcla distinta de isótopos de samario y neodimio en comparación con los meteoritos rocosos con poco carbono, un asteroide llamado 4 Vesta, y la Luna.

“Esto sugiere que la composición isotópica de la Tierra anterior a cualquier modificación evolutiva debería ser semejante a estos meteoritos pobres en carbono”, dice Sharma. “Sin embargo existe un pequeña pero solucionable salto entre la composición isotópica del neomidio del manto superior de la Tierra y la supuesta para toda la Tierra. Esto indica que hubo una formación de continentes en la Tierra en el periodo de unos pocos millones de años desde su nacimiento. Los isótopos de neodimio nos están diciendo que estos continentes están enterrados en algún lugar bajo la Tierra y ocultos de la observación directa”.


Fecha Original: 2006-10-09

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (2)

  1. origen de la tierra

    no esta claro el origen, esperaba encontrar algo mas claro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *