Fumar y la cafeína pueden proteger de la enfermedad de Parkinson

En familias afectadas por la enfermedad de Parkinson, la gente que fuma cigarrillos y bebe grandes cantidades de café es menos propensa a desarrollar la enfermedad, según los investigadores del Centro Médico de la Universidad de Duke.

Los hallazgos sugieren que tantos los factores genéticos como los medioambientales pueden influir en el desarrollo del Parkinson, una enfermedad progresiva neurodegenerativa marcada por el temblor de brazos y piernas, agarrotamiento y rigidez de los músculos y ralentización del movimiento.

Estudios anteriores han sugerido que los fumadores y bebedores de café tienen menos riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson. Sin embargo, ésta es la primera vez que se observa específicamente el consumo de cafeína y cigarrillos en las familias afectadas por la enfermedad, dicen los investigadores.

Fumar cigarrillos y consumir copiosas cantidades de cafeína conlleva sus propios riesgos y no debería tomarse como un intento de evitar el desarrollo de la enfermedad de Parkinson, advierte el investigador del estudio y Profesor asociado de medicina Burton L. Scott.

Los hallazgos fueron publicados en el número de abril de 2007 de la revista Archives of Neurology. La investigación está patrocinada por el Instituto Nacional de Apoplejías y Desórdenes Neurológicos.

Los investigadores estudiaron la asociación entre fumar, la cafeína y el Parkinson en 356 pacientes de Parkinson y 317 familiares sin la enfermedad.

Los individuos con la enfermedad de Parkinson tienen la mitad de probabilidades de haber fumado alguna vez y un tercio de probabilidades de fumar actualmente comparados con los parientes no afectados, según encontraron los investigadores.

Los individuos con la enfermedad de Parkinson también es menos probable que beban grandes cantidades de café, según encontraron los investigadores.

El mecanismo biológico a través del cual podrían trabajar los cigarrillos y la cafeína en los individuos con riesgo de Parkinson aún no está claro, dijo el co-investigador del estudio Mark A. Stacy, Profesor Asociado de medicina y director del Centro de Desórdenes del Movimiento de Duke.

“Fumar y la cafeína pueden modificar susceptibilidades genéticas subyacentes que existen en familias con enfermedad de Parkinson, pero se necesita profundizar en este trabajo para ver cómo funciona en última instancia esta interacción”, dijo Stacy.


Otros investigadores que participaron en el estudio fueron Dana B. Hancock, Jeffrey M. Stajich y Rita Jewett de Duke y Eden R. Martin, Jeffery M. Vance y William K. Scott de la Universidad de Miami.

Fecha Original: 10 de abril de 2007
Fuente Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (2)

  1. Alfonso

    el chocolate del loro,no sólo fumar “adelgaza” sino que les libra del Parkinson;
    ¿lo sabe la Ministra de Sanidad?

  2. Umm, are you really just giving this info out for notghni?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *