Telescopio automático apunta a explosiones a la velocidad de la luz

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Algunas estrellas moribundas arden sin llamas en la oscuridad mientras que otras se despojan rápidamente de su cobertura de gases calientes. Pero algunas terminan con un estallido, propulsando sus restos a través del cosmos a más de un 99,9997 por ciento de la velocidad de la luz – el límite de velocidad máxima del universo.

Ilustración de la explosión inicial en la muerte de una estrella masiva. Los astrónomos creen que eventos increíblemente grandes de este tipo almacenan bastante energía para crear estallidos de rayos gamma — y acelerar la materia a un 99,9997 por ciento de la velocidad de la luz. Crédito: NASA/GSFC/Dana Bery

Usando un telescopio robótico en el Observatorio de La Silla de la Organización Espacial Europea en Chile, llamado Telescopio de Montura de Ojo Rápido (REM), los astrónomos han medido por primera vez las velocidades, anteriormente teóricas, de las explosiones conocidas como estallidos de rayos gamma.

“Esto es muy excitante”,dijo Stan Woosley, astrónomo y astrofísico de la Universidad de California que no estuvo involucrado en la investigación. Woosley dijo que la energía hallada en las explosiones “pone a prueba los modelos” imponiendo cómo de rápido puede ir la materia.

Los hallazgos están detallados en el último número de la revista Astronomy & Astrophysics.

Observaciones rápidas

Las explosiones duran apenas de unos segundos a varios minutos y su intensa energía está en longitudes de onda tan cortas que no podemos verlas, por lo que un método sincronización y registro automático es crítico para poder captar una.

Emilio Molinari, astrónomo en el Observatorio Astronómico Brera en Italia y coautor del estudio, dijo que la observación fue posible gracias a las rápidas observaciones automáticas de las principales catástrofes galácticas.

“Ahora podemos estudiar con gran detalle los primeros momentos que siguen a estas catástrofes cósmicas”, dijo Molinari.

En dos eventos distintos, el 18 de abril y el 7 de junio del año pasado, el satélite Swift de la NASA detectó una brillante explosión de rayos gamma y lo notificó inmediatamente al pequeño telescopio REM. Sólo 40 segundos tras cada explosión, el observador robótico giró y apuntó sus lentes hacia el evento. Aunque las explosiones iniciales fueron en un principio invisibles, la intensa energía calentó el gas cercano el cual podía verse en la luz infrarroja cercana del telescopio.

Velocidad Warp

Estudiando el cambio de brillo de ambos estallidos, los astrónomos midieron a qué velocidad se movía la incontrolada materia de los estallidos. Los astrofísicos usaron un sistema especial para fijar la velocidad de la materia, llamado factor de Lorentz – cuanto mayor es el número, más cercano está a la velocidad de la luz.

En el caso de ambos estallidos, el factor de Lorentz fue de 400 – una observación sin precedentes hasta el momento.

Stefano Covino, otro coautor del estudio y astrónomo del Observatorio Astronómico Brera, dijo que la velocidad no era la única cifra impresionante.

“Aunque las partículas individuales pueden acelerarse a velocidades aún mayores, los casos presentes son el equivalente a 200 veces la masa de la Tierra adquiriendo esta increíble velocidad”, dijo Covino.

“Con toda certeza no te gustaría estar en su camino”, dijo Susanna Vergani, otro miembro del equipo.

Ahora que el equipo ha realizado estas sorprendentes observaciones, están intentando explicarlas de alguna forma. “La siguiente pregunta es qué tipo de “motor” puede acelerar la materia a estas enormes velocidades”, dijo Covino.


Autor: Dave Mosher
Fecha Original: 13 de junio de 2007
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *