¿Está la energía oscura acechando en las dimensiones espaciales ocultas?

La misteriosa presencia cósmica llamada energía oscura, que está acelerando la expansión del universo, podría estar acechando en las dimensiones ocultas del espacio. La idea explicaría cómo estas dimensiones se mantienen estables – un gran problema para el esquema unificado de la física llamado Teoría de Cuerdas.

Desde que los astrónomos descubrieron a mediados de los 90 que las otras galaxias están alejándose de forma acelerada de nosotros, los físicos han intentado explicar el porqué. Su sugerencia favorita es que las vibraciones cuánticas en el vacío del espacio (llamadas energía del vacío o constante cosmológica) podrían producir gravedad repulsiva.

De acuerdo con los cálculos, sin embargo, estas vibraciones deberían poseer una ridículamente alta densidad energía – 122 órdenes de magnitud mayores que la observada – o cancelarse exactamente en cero. Hacer que casi se cancelen pero no del todo, de acuerdo con las observaciones astronómicas, significaría una chapuza en las ecuaciones de campo cuántico.

A menos que las vibraciones cuánticas estén incrustadas en un pequeño espacio. Brian Greene y Janna Levin de la Universidad de Columbia en Nueva York, Estados Unidos, se dieron cuenta de que en un espacio confinado, las frecuencias de resonancia natural destacarán, evitando que las vibraciones se cancelen completamente. Es un poco como las notas resonantes producidas por un instrumento musical – excepto que en lugar de ondas de sonido, las vibraciones son campos de fuerza cuántica fluctuantes, y estos instrumentos son un conjunto de dimensiones en ángulos rectos a la realidad cotidiana.

Incluso aunque la vibración esté aprisionada en estas otras dimensiones puede extender su influencia gravitatoria a nuestro espacio. Su gravedad es también repulsiva en nuestro espacio, como la constante cosmológica “común”, por lo que provocaría aceleración cósmica. Para conseguir la misma cantidad de aceleración vista por los astrónomos, Greene y Levin calcularon que las dimensiones extra deberían tener una escala de aproximadamente 0,01 milímetros. La energía oscura estaría oculta en me menos del grosor de un cabello.

Fijo a la brana

Hasta ahora, los físicos sólo han esbozado la idea. “Queremos lanzarlo para que la gente pueda contribuir con ideas”, dijo Levin a New Scientist.

Pero ya pueden usarlo para resolver otro problema más abstruso. Uno de los candidatos más populares para una teoría que unifique la gravedad con las otras fuerzas, la Teoría de Cuerdas, requiere que haya siete dimensiones extra curvadas en un pequeño espacio. Desafortunadamente, resultan ser inestables, con tendencia a estallar.

En la nueva teoría, se puede forzar el comportamiento de estas dimensiones extra. El equilibrio correcto de los campos de fuerza cuántica actuaría como una amortiguador en estas dimensiones extra, fijándolas en un tamaño dado.

“Parece que vale la pena explorarlo más para ver dónde lleva la idea”, dice Glenn Starkman, cosmólogo teórico de la Universidad de Case Western Reserve en Cleveland, Ohio, Estados Unidos.

Por tanto, si las dimensiones tienen efectivamente 10 micras de diámetro, ¿por qué no podemos verlas? Por el momento, la teoría de Greene y Levin sólo funciona en el marco cosmológico de un “mundobrana”, el cual describe un universo en 3D como una membrana flotando en un espacio dimensional mayor. La mayoría de partículas y campos están firmemente fijos a la brana, lo cual es la razón de por qué no podemos ver las dimensiones extra o entrar en ellas.

Prueba experimental

En la versión básica del mundobrana, la única fuerza que llega más allá del mundobrana es la gravedad. El campo gravitatorio solo no tendría vibraciones con las propiedades adecuadas para la teoría de Greene y Levin, por lo que tuvieron que añadir otro campo ad hoc y fijar su fuerza para producir la cantidad adecuada de repulsión. “Hemos hecho un modelo de juguete con campos falsos”, dice Levin.

Una causa para el optimismo, sin embargo, es que este campo falso tiene casi la misma fuerza que el campo asociado a los neutrinos – las ligeras y escurridizas partículas que ejercen fuerzas nucleares débiles. El campo de Greene y Levin no puede provenir de los neutrinos comunes, ya que, como otras partículas, están sujetos a nuestra brana. Pero sugieren que un “neutrino estéril” podría existir en las dimensiones extra, haciendo que su presencia se sienta sólo como la fuente de la energía oscura.

La teoría de Greene y Levin implica que la gravedad debería ser más fuerte en distancias cortas, alrededor de la escala de las dimensiones extra. Eric Adelberger y su equipo de la Universidad de Washington en Seattle, Estados Unidos, han ejecutado una serie de experimentos usando un péndulo giratorio para medir la fuerza de la gravedad en rangos cortos, y ya han descartado que las dimensiones extra sean mayores que 0,1 milímetros. Están planeando un nuevo experimento para probar distancias aún más cortas.

Si el péndulo de Adelberger empieza a ver gravedad creciente por debajo de los 0,01 milímetros, podría ser una señal de que Greene y Levin están en lo cierto, y que la fuerza que está rasgando nuestro universo en realidad es un invasor de otra dimensión.


Autor: Stephen Battersby
Fecha Original: 13 de julio de 2007
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (11)

  1. [...] un gran problema para el esquema unificado de la física llamado Teoría de Cuerdas. En español: http://www.cienciakanija.com/2007/07/14/%c2%bfesta-la-energia-oscura-acechand/etiquetas: energia oscura, cosmologia, fisica, teoria de cuerdas sin comentariosen: tecnología, [...]

  2. [...] ¿Está la energía oscura acechando en las dimensiones espaciales ocultas?www.cienciakanija.com/2007/07/14/%c2%bfesta-la-energia-oscur… por mezvan hace pocos segundos [...]

  3. lluís lledoner

    Perdón, dónde dice vibraciones cuánticas, no se debería haber traducido por fluctuaciones cuánticas?

  4. Hola Lluís, en el original aparece “quantum vibrations”, entiendo que si quiere referirse a fluctuaciones cuánticas diría “quantum fluctuations” aunque tampoco soy experto en física y podrías tener razón, en caso de duda me atengo a la la literalidad del original.

    Un saludo y gracias

  5. Chochete

    Realmente es toda una paranoya… Parece un relato de ciencia ficción, claro que en este caso, algún indicio deben de tener para llegar a una teoría como ésta…

  6. e

    Estan sumamente perdidos… que si supersimetria, supercuerdas, teoria M,… seria conveniente que dejaran de pensar en lo que puede haber más allá para explicar lo que hay más acá… Mas experimentar y menos rascarse las…

  7. DiegoGod

    Creo que es muy importante los que estan planteando acerca de esta teoria. Pero creo que hasta que pase algo va a pasar mucho pero mucho timepo… Por ahi, deberian tratar de sacar nuevas teorias o soluciones de como salvar nuestro planeta del calentamiento. Creo que eso tine mas prioridad, ya que puede ocurrir de 10 a 20 años.
    Que les perece!?

  8. A e.on primer decirle que para comenzar un experimento éste debe basarse en una teoría previa que prediga los resultados del experimento, es decir, se desarrolla una teoría, se prepara un experimento y se tratra de predecir el resultado, luego se experimenta y vemos si encaja la teoría con el experimento. Mírate un poco como funciona el método científico antes de criticar de una forma tan absurda.

    Para Diegod decirle que cada uno se dedica a su materia. Los escritores escriben libros, los payasos hacen reir, los médicos curan enfermedades y los cosmólogos estudian el universo. A veces parece que “los científicos” son una especie de semidioses que valen para todo, lo mismo para una vacuna contra el sida que para desarrollar superconductores.

  9. Tengo una teoría expuesta en un blog, en el cual relaciono la energía oscura con la
    percepción cromática. Una especie de metabolismo cromático del cosmos.
    Quisiera saber si puedo exponer mi blog. en relación a este tema. Gracias.
    Atentamente.
    fdo. Enric Rota Jovani.

  10. J. FELIX DIAZ

    Las dimensiones
    ¿Cuál sería la primera dimensión? La primera dimensión es el fundamento de todo, el requerimiento básico para todas las demás dimensiones: es el espacio. En el espacio vacío no hay volumen, arriba, abajo, sólo es una dimensión sin matemáticas ni nada. No puede haber suma ni resta pues no hay materia, no hay profundidad ni nada valorable. Esa es la primera dimensión, donde no hay movimiento. Después de la primera se salta la segunda dimensión, que es inexistente hasta que hay materia inerte, sin vida. Cuando el espacio o primera dimensión aloja materia, se forma una tercera dimensión y automáticamente se constituye la segunda. ¿Cómo es eso posible? Muy sencillo: la materia tiene siempre una altura, una profundidad y un ancho. Aún en los hologramas de las tarjetas hay tridimensionalidad, aunque se vean “muy delgaditos”. Toda materia es tridimensional. Pero la tridimensionalidad convive con lo bidimensional, pues habiendo materia puede haber matemática básica y una relación inexorable. Hay suma y resta. La conformación de la materia tiene un desgaste, una entropía, y entonces la formación de materia nueva es una suma, el desgaste de la materia vieja es una resta, es un movimiento “arriba y abajo”, de cantidad, abstracto. Sin materia no hay matemáticas y tampoco segunda dimensión. No es necesaria una conciencia que abstraiga los fundamentos matemáticos para que la matemática exista. Es suma y resta en la materia. Ese es el único modelo bidimensional probable, el matemático. Ninguna materia será bidimensional jamás, portará elementos bidimensionales de cambio pero no será bidimensional, además de estar contenida en la primera dimensión y, dentro de sí, también tener espacios unidimensionales, que serían los que asegurarían su movimiento interno, su desgaste y construcción, su tiempo, su matemática y su destrucción.
    Luego entonces, la materia contiene la suma, la resta, que sería el tiempo, el movimiento. Sin movimiento no hay materia. Lo único independiente en esta relación es el espacio, que puede existir sin materia, pero la materia requiere del espacio y del tiempo, y el tiempo del espacio y la materia. Hasta este momento de las relaciones dimensionales no hay una consciencia que se percate y no hay un movimiento voluntario, no hay voluntades. Tampoco existe la multiplicación, porque no existe por sí misma, pues en la materia nada se crea ni nada se destruye, por tanto la materia no puede multiplicarse, su mundo matemático es relativamente simple.
    En el momento que surge vida biológica, comienza un desplazamiento más allá del rango espacial del horizonte de eventos de la materia inerte. Al haber movimiento de la materia por su propia cuenta, el tiempo también se mueve en rangos mayores, en sumatoria. Dentro de la materia hay un movimiento y tiempo subatómico, pero al instante de moverse por sí misma, hay una suma de movimientos mayor, y se llega a una cuarta dimensión, que sería la vida. En el momento en que esta vida se desarrolla creando una conciencia superior, aunque cabe aclarar que cuando la materia biológica se mueve y protege su existencia, ya tiene una forma de conciencia, surgen procesos de recuerdos del pasado, de imaginación y anticipación del futuro, y de interacción y manipulación de la otra materia sin conciencia. El movimiento en el tiempo es mucho más complejo que en la tercera dimensión, ocupada únicamente por simple materia sin vida, llegando así a la quinta que es la que ocupamos nosotros, dependientes de la primera que es el espacio, de la tercera que es la materia, de la segunda que es el tiempo, de la cuarta que es el movimiento biológico voluntario en ese tiempo, y ya con la capacidad contemplativa de la matemática, de ejecutar operaciones como la multiplicación, lejos de las que existen en la segunda, y de crear enlaces materiales y deshacerlos, que es la manipulación mínima de la materia-tiempo de nuestras cuatro dimensiones. La mente podría ocupar por momentos la sexta dimensión al viajar realmente en el tiempo-cualidad, observando hechos “azarosos” como los números de la lotería. El alma quizás ocuparía la séptima, al poder moverse en el tiempo de las otras seis dimensiones a cierta voluntad, y así sucesivamente hasta llegar a la dimensión más compleja que podría ser lo que llamamos Dios, y que tendría plena libertad de moverse en todos los rangos temporales y en todas las dimensiones a placer, manipulando la materia. La relación indisoluble de tiempo-materia, cualidad tiempo-materia, expuesta aquí antes que nadie.
    La materia inerte no se mueve en el tiempo, se desgasta por el tiempo, que es su movimiento interno, y si fuera de ella existe movimiento que la involucre, también. La vida sí se mueve en el tiempo. La conciencia fue un paso más de esa materia, y conforme mayor posibilidad tenga de movimiento en el tiempo la materia, ocupará más complejas dimensiones. La cosecha de materia, nunca se acaba…
    Al anestesiar a alguien, no se pierde la conciencia, se elimina temporalmente la coordinación de muchas conciencias presentes en las células, pero las células vivas, individualmente siguen teniendo un grado conciente en su cuarta dimensión.
    Hay sin lugar a dudas distintos grados de realidad, según la dimensión, y no una realidad única como afirmó Penrose en su libro El Camino Hacia la Realidad, pues no es una sola realidad, y mucho menos clasificable en únicamente tres mundos. No es una sola realidad, pues esta va adquiriendo diferentes grados de complejidad según su dimensión; pero una realidad elemental, no se convierte por ello en irreal. Las matemáticas son la forma básica del tiempo que compone la segunda dimensión y toda forma de materia, y que a su vez cohabita cualquier dimensión material, y es codependiente. Como ya dije, lo bidimensional requiere sólo materia inerte para existir, sin necesidad de una conciencia que lo tabule. La conciencia al ser materia, es capaz de discriminar la segunda dimensión de la tercera, llegando así a un grado de desarrollo más alto de materia, y conforme la materia-conciencia tenga facultades para relacionarse con el tiempo y con la misma materia, elevará su capacidad de movimiento y su dimensión, y el movimiento es tiempo-materia.
    El movimiento (tiempo) se vuelve medianamente inteligible para nosotros, y sus grados, cada vez más sutiles y difíciles de comprender conforme avanza ese mundo físico en su complejidad, y que nuestra quinta o sexta dimensión con sus reducidas sensaciones, no tienen entendimiento cabal, irán en aumento.
    El fundamento ontológico de la conciencia (materia), es el grado del mundo físico que habite y por ende, su capacidad de interacción con el mundo matemático que es el tiempo. Pero el mundo matemático es indisoluble del mundo físico, y de ahí la cualidad-tiempo de la materia, ya que sin tiempo no hay materia, y sin materia no hay tiempo, y esa relación que define el movimiento y el cambio, podrá ser más rápida o lenta de acuerdo al entorno material que define esa interacción, haciendo que el movimiento sea distinto para cada región del espacio, habitado de materia, como también aquí se afirmó antes que nadie lo hiciera.
    En un mundo físico con grado de conciencia, por simple correlación, la interacción con el mundo matemático operará de distinta forma: materia-tiempo, conciencia-tiempo, alta conciencia-alto movimiento en el tiempo (en el movimiento matemático). Sería movimiento en el movimiento. La conciencia implica un movimiento voluntario que conserva a la materia en su forma, por tanto le presupone mayor tiempo de existencia, y es ahí donde la materia conciencia ya utiliza el tiempo a su favor.
    La conciencia es una propiedad de algunas existencias materiales como ya lo han dicho otros. Pero el tiempo es cualidad de la materia, por tanto, el tiempo es cualidad de la conciencia, y no sólo como su entendimiento como afirmó Kant, sino como movimiento y que crea una realidad específica a ella misma, y conforme la materia conciencia adquiera niveles superiores, su cualidad tiempo será más refinada y dominable. Un ser vivo al poder recordar hechos como lo hacemos los Humanos, selecciona o maneja el tiempo de manera distinta a otro ser vivo sin esa capacidad. Si yo recuerdo lo que desayune, discrimino todo lo que sucedió después de mi desayuno. No recuerdo lo que he pasado después de ello, no es como una cinta que re embobino, a menos que eso ocurra a una velocidad que no pueda percatarme. No parece que mi mente siga una línea de eventos para recordar cualquier cosa pasada, emula un fenómeno digital o cuántico. Pero eso también puede ser debido a la cualidad tiempo de la mente, y que conseguir un recuerdo sea tan rápido que no veamos todo lo que procesa para llegar a él, pero si así fuera, nuestro recuerdo tendría que ser exacto al hecho ocurrido.
    Los seres Humanos vivimos en una de las tantas realidades que tiene la materia. Pertenecemos a una quinta dimensión que está formada por: el espacio, la materia, la matemática-tiempo, la vida con un grado ínfimo de conciencia, y nuestro grado mayor de conciencia y de movimiento en el tiempo. Conforme habitemos espacios con un mayor dominio del tiempo y la materia, habitaremos dimensiones y realidades superiores, pero como ya he expuesto, en una materia mucho más sutil.

  11. pregunta a Kanijo: ¿Podría ser la energía oscura una consecuencia de un contraste cromático, producido en las dimensiones conocidas o sea las que que son percibidas por nuestra percepción visual?
    web actualizada (24-5-10) http://cromacosmos.wordpress.com/

    Gracias por la atención. e.r.t.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *