La nueva aproximación a SETI

Hasta dónde llega la prevalencia de la vida y la inteligencia a lo largo de la galaxia, el hecho es que aún no tenemos idea. Todas nuestras estimaciones y proyecciones continúan estando basadas en un único conjunto de datos, la vida alrededor de nosotros en la Tierra. Están aquellos, como Peter Ward y Donald Brownlee, que personalmente creen ver pruebas de que la vida compleja puede ser bastante rara, incluso si la vida unicelular se convierte el algo rutinario. Hay otros con un punto de vista distinto. Para dar un ejemplo específico, las catástrofes cósmicas rutinarias destruirán, según se afirma, las opciones de que surja la vida compleja salvo en los casos más inusuales. Ya ha sucedido una de tales catástrofes, al final del Cretácico, ¡y fue la principal razón de que se desarrollase vida inteligente de alto nivel en la Tierra! Todas nuestras hipótesis actuales sobre la probabilidad de vida e inteligencia extraterrestre no son nada más que opiniones basadas en deducciones y un solo punto de datos. Lo que debemos hacer es seguir buscando evidencias fuertes, tanto localmente (dentro del Sistema Solar) como a distancias interestelares. Ni el optimismo ni el pesimismo ayudan cuando están basados en la ignorancia.

En contraposición al hecho de que SETI no ha recibido hasta ahora ninguna señal positiva hay un número de desarrollos entusiastas en astronomía y astrobiología. Estos incluyen la detección, desde mediados de los 90, de más de 150 planetas extrasolares, y cada vez más signos dentro de nuestro Sistema Solar de que las condiciones que se creen necesarias para el desarrollo de la vida tal y como la conocemos (agua, componentes orgánicos y una fuente de energía adecuada) pueden surgir en múltiples mundos alrededor de una única estrella. La astrobiología está en ascenso. Marte, Europa, y Titán encabezan una corta lista de lugares en nuestra vecindad donde los científicos no se sorprenderían de encontrar vida microbiana. Estando detectando moléculas cada vez más complejas en el espacio interestelar como prueba de que la vida puede ser capaz de sobrevivir a los viajes entre mundos a bordo de meteoritos. Como explico en mi libro Life Everywhere (Vida por todos sitios) (Basic Books, 2001), la vida terrestre, desde el inicio – no sólo los últimos pocos cientos de millones de años – ha demostrado propensión a hacerse cada vez más compleja y muestra los rudimentos de un comportamiento inteligente.

Este auge de la astrobiología y la astronomía exoplanetaria ha ofrecido a los investigadores de SETI una nueva aproximación que es Instituto SETI, en particular, ha abrazado. Es decir, permite que el intento de contactar con otras inteligencias se haga de abajo a arriba en lugar de arriba a abajo. En la próxima década, instrumentos cada vez más sensibles y potentes, basados en la interferometría, nos permitirán detectar mundos similares a la Tierra que orbiten estrellas similares al Sol en un radio de unos cientos años luz. Estos instrumentos y sus sucesores nos permitirán analizar la luz procedente de estas “Tierras alienígenas” para buscar firmas biogénicas, tales como el oxígeno y la clorofila. Si tenemos éxito en demostrar más allá de toda duda razonable que ciertos planetas conocidos están relacionados con la vida, entonces podremos comenzar a estudiar esos mundos más de cerca para ver qué cantidad de su vida nativa ha evolucionado. ¿Hay signos de contaminación industrial en la atmósfera o rastros de emisiones electromagnéticas producidas artificialmente? Cuando alcancemos esta etapa de nuestras investigaciones, la astrobiología y SETI unirán sus fuerzas en una tarea para determinar si la inteligencia superior está presente.

Personalmente, creo que hay una mínima posibilidad de que en algún momento cercano contactemos con otra raza en nuestra galaxia aproximadamente con el mismo nivel tecnológico que nosotros. Sospecho que hay una ventana tecnológica de unos 500 años más allá de la cual seríamos ciegos de forma efectiva para otras especies. La galaxia podría estar repleta de inteligencias avanzadas que son invisibles para nosotros como los satélites de telecomunicaciones lo están para los nativos de las selvas. Además, nuestros ancianos galácticos, lejos de tener algún deseo de comunicarse con nosotros, probablemente estarían interesados en nosotros sólo como especimenes antropológicos o biológicos. También pueden tener la sabiduría de apreciar que cualquier interferencia suya en nuestros temas potencialmente podría destruir nuestra cultura, de la misma forma en que los Occidentales hemos dañado a las razas de la Tierra menos avanzadas tecnológicamente con quienes hicimos el primer contacto.


Autor: David Darling
Fecha Original: Mayo de 2006
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (0)

  1. detta walker

    Siempre que se plantea esta cuestión, doy la vara con lo mismo, que los humanos seamos inteligentes está por demostrar y más aún en estos tiempos. Sin citar paradigmas de las culturas dominantes, abreviaría diciendo que nos falta un hervor y, entretanto, ni siquiera estamos garantizando nuestra continuidad como especie. Besazos. Mi opinión es que cualquier observador medianamente inteligente se mantendría higiénicamente a distancia.

  2. SIGRESMAN

    Pues precisamente yo diría que solo una forma de vida se puede considerar inteligente si su tecnologia alcanza la capacidad de destruirse a si misma. Los delfines y bonobos tendran que esperar la caida de un cometa o la explosión de una supernova para desaparecer, y nuestra especie puede hacerlo por si sola.
    Sin duda es una forma estupida de utilizar la inteligencia pero supongo que ambos deben ir intrinsecamente unidos.
    Posiblemente en el numero de Drake el Factor de vida media de una civilización es tan solo de unos miles de años y esa es la razon de que sea casi imposible que encontremos ninguna que sea simultanea a la nuestra.

  3. [...] La nueva aproximación a SETIwww.cienciakanija.com/2007/07/31/la-nueva-aproximacion-a-seti/ por mezvan hace pocos segundos [...]

  4. Hola Detta. Respecto a lo que dices, cuando buscamos vida inteligente, está claro que en este contexto inteligente significa “tecnológicamente avanzado”, es decir, con capacidad para hacerse notar a un observador extraplanetario.

    Como dice SIGRESMAN, para hacernos notar a un observador de otro planeta necesitamos un dominio de la energía que inevitablemente lleva a la capacidad de autodestrucción, otra cosa es como manejemos esa capacidad.

    Por último comentar que a menudo pensamos en los ETs como “superiores”, ¿por qué debería ser así? Si te pones al otro lado del espejo y somos nosotros los que recibimos una señal de otro mundo, ¿no trataríamos de contestar? No sabemos cómo son, quá hacen, cómo se comportan, su cultura o hábitos…simplemente que están allí, para saber cómo somos y poder mantener esa “higiénica distancia” (me ha gustado esa expresión) primero han debido acercase lo bastante como para estudiarnos y, sinceramente, si ya se me hace complicado el contacto a largas distancias las visitas ya me suenan descabelladas.

    Un saludo

  5. [...] Ciencia Este articulo ha sido publicado anteriormente en Astroseti y la traducción original es de Ciencia Kanija. El articulo en ingles es del astrónomo y escritor  David Darling publicado [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *