Un descubrimiento proporciona pruebas de que la vida se desarrolló en el lecho marino

Investigadores de la Universidad de Saint Louis (SLU) y la Universidad de Pekín en China revelaron por primera vez los hallazgos de un descubrimiento que podría cambiar la forma en que pensamos actualmente sobre el desarrollo de la vida en la Tierra.

Dr. Tim Kusky

Hace dos años, Timothy Kusky, Profesor Paul C. Reinertde Ciencias Naturales en la SLU, Y Jianghai Li, profesor de ciencias geológicas en la Universidad de Pekín, excavaron cientos de fumarolas negras fosilizadas en el norte de China.

Desde entonces, los investigadores han estado analizando las muestras en distintos laboratorios. El descubrimiento es importante, dicen los científicos, porque da apoyo a la teoría de que la vida en nuestro planeta se desarrollo en el lecho marino.

Se informó de los hallazgos de este descubrimiento en el último número de la revista Gondwana Research, una revista interdisciplinaria internacional publicada por Elsevier, el líder mundial en publicaciones de información sobre ciencia y salud. Está colocado como artículo de portada de la revista.

Las fumarolas negras son respiraderos hidrotermales de las profundidades marinas. Los biólogos y geólogos marinos exploran de forma rutinaria las profundidades de los océanos en sumergibles buscando estas fumarolas. Los científicos han descubierto muchas nuevas especies de organismos cerca de fumarolas activas, incluyendo una criatura tan poco usual que se clasificó en un phylum aparte para él.

Debido a que son el hogar de las formas de vida más primitivas de la Tierra, las fumarolas fosilizadas ofrecen pistas importantes sobre los orígenes de la vida en el planeta, dijo Kusky. Sin embargo, sacar a la superficie las fumarolas fosilizadas que se encontraron en el suelo oceánico es difícil – debido a que son frágiles y se desmoronan con facilidad.

Las fumarolas de SLU/Pekín tienen 1,43 mil millones de años, las más antiguas de este tipo de descubrimiento que se tiene registro, con unos hallazgos previos que datan de unos 500 millones de años. También son las más grandes, con los fragmentos más grandes midiendo entre aproximadamente un metro de longitud, mientras que los anteriores descubrimientos tenían apenas unos centímetros.

Kusky dijo que la edad y tamaño de estas fumarolas ayudará a los científicos a comprender las interacciones entre los antiguos procesos hidrotermales y el desarrollo de la vida en el lecho marino de una forma que no se creía posible hasta ahora.

“Este descubrimiento ofrece a los científicos valiosas muestras sobre el terreno para la investigación geológica y biológica con implicaciones sobre el origen y evolución de la vida en la Tierra”, dijo Kusky, también directos del Centro de Ciencias Ambientales de la Universidad de Saint Louis.

M. Santosh, editor jefe de Gondwana Research y profesor de geología en la Universidad Kochi en Japón, dijo que el artículo representa un avance principal en las ciencias geológicas y ofrece importantes apuntes para los biólogos, oceanógrafos y otros científicos.

Durantes sus meses de pruebas y análisis, el equipo descubrió un tipo de antiguos microbios que dependían del sulfato metálico y que para alimentarse forraban el contorno de las fumarolas. Es el primer caso conocido en el que se ha demostrado que tales microbios vivían en las antiguas fumarolas fósiles.

“Este descubrimiento proporciona unas sugerencias tentadoras sobre que la vida pudo haberse desarrollado y permanecido protegida en las fumarolas hidrotermales de las profundidades marinas hasta que las condiciones se hicieron más favorables para la vida de organismos en tierra”, dijo Kusky.

Kusky, quien se ha ganado el reconocimiento internacional por su investigación, completó el trabajo bajo el auspicio del Centro de Ciencias Ambientales de la Universidad de Saint Louis.

LA misión del Centro de Ciencias Ambientales es proporcionar una investigación a nivel mundial y un entorno educativo que examinen la interacción de la tierra sólida, la hidrosfera, la atmósfera y la biosfera así como de la interacción de los humanos en estos sistemas, dando a menudo como resultado desastres y peligros naturales.

La Universidad de Saint Louis es una universidad católica jesuita situada entre las mejores instituciones en investigación del país. La universidad fomenta el desarrollo intelectual y personal de más de 12 000 estudiantes en los campus de St. Louis y Madrid, España. Fundada en 1818, es la universidad más antigua al oeste del Mississippi y la segunda universidad jesuita en antigüedad en los Estados Unidos. A través de la enseñanza, investigación, ayuda sanitaria y servicios comunitarios, la Universidad de Saint Louis es el lugar donde se encuentran vida y conocimiento.


Autor: Clayton Berry
Fecha Original: 24 de julio de 2007
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *