¿Cómo evolucionó la cultura humana?

Shakespeare, el hip hop, los aviones y millones de otras innovaciones son producto de una de las características que distinguen principalmente a la humanidad: la cultura humana.

Aunque está claro que nuestros cerebros tienen una notable capacidad de pensar y crear, otros animales demostraron que algunos poseen comportamientos culturales. Cómo la sorprendente complejidad y diversidad de las culturas humanas surgen a partir de las mucho más simples tradiciones encontradas en las comunidades animales ha permanecido como un misterio.

“Sabemos verdaderamente muy, muy poco sobre las raíces de la cultura, y los orígenes biológicos de la misma, y cómo las formas de cultura que vemos en nuestra especie son similares a o diferentes de aquellas que vemos en animales”, dijo el zoólogo Alex Thornton de la Universidad de Cambridge.

Gran parte de la investigación se han centrado en los ingredientes de la evolución cultural humana y otros estudios han buscado ordenar la presencia de simples tradiciones animales. “De lo que carecemos realmente es de una comprensión de cómo se relacionan unos con otros”, añadió Thornton.

¿Qué es la cultura?

Uno de los problemas inherentes a la respuesta de esta pregunta es cómo definir la cultura.

Los antropólogos usan una definición bastante específica que requiere el uso de símbolos para transmitir el conocimiento cultural.

“Si defines la cultura de acuerdo a esto, entonces la cultura es necesariamente algo que encuentras sólo en los humanos”, dijo Thornton.

Pero los biólogos y los especialistas en comportamiento animal tienden a definir la cultura y la tradición como cualquier comportamiento que se aprende observando o interactuando con otros, dijo Thornton.

Tomando esta definición más amplia, algunos argumentan que las tradiciones simples pueden verse en animales como los guppys, los cuales siguen unos a otros hacia la fuente de comida, por lo que tal camino a la fuente se convierte en “tradición” en la comunidad guppy.

Por tanto en lugar de observar la cultura como algo a lo que hemos llegado los humanos en el último millón de años, como hacen algunos antropólogos, los biólogos y particularmente los primatólogos “creen que es probablemente mucho más antiguo”, dijo Frans de Waal del Centro Nacional de Investigación de Primates en Atlanta. “Básicamente perfeccionamos un sistema que ya existía”.

Por lo que si las bases para la capacidad cultural están enraizadas en nuestra biología, argumenta Thornton, una de las formas de encontrar estas raíces es estudiar las tradiciones más simples de otros animales.

Pistas en nuestros primos

Uno de los lugares más claros para buscar las pistas de nuestra capacidad cultural es uno de nuestros parientes más cercanos: los chimpancés. Los investigadores han observado a chimpancés realizando ciertos comportamientos que difieren entre poblaciones y que parecen haber pasado por aprendizaje social, al igual que en las culturas humanas.

Por ejemplo, algunas poblaciones de chimpancés han inventado un modo de abrir las nutritivas pero duras nueces, mientras que otras comunidades no lo han hecho.

El problema con esta analogía es que los investigadores no están seguros de que estas tradiciones se hayan aprendido realmente observando a otros. Podrían haberlo aprendido de forma individual o podrían variar mediante influencia ambiental.

“Por tanto no está totalmente claro que esto sean verdaderas tradiciones, y tenemos que hacer experimentos para comprobarlo”, dijo Thornton a LiveScience.

Estos son exactamente el tipo de experimentos que de Waal está levando a cabo en Yerkes, donde los investigadores enseñan a un chimpancé ciertas habilidades y luego observan se dispersan entre los otros miembros del grupo, demostrando que los chimpancés pueden aprender observando a otros y extender luego el conocimiento a la población.

Thornton sin embargo advierte que “lo que un animal pueda hacer en el laboratorio no tiene necesariamente que reflejar lo que haga en estado salvaje”.

El vínculo perdido es cómo la inteligencia y el lenguaje — características exclusivamente humanas — desempeñaron un papel moviéndonos de las tradiciones simples vistas en animales a las culturas increíblemente complejas que vemos hoy en los humanos.

Tener en cuenta la complejidad

Un aspecto de la cultura humana que la hace tan compleja es que es acumulativa, dado que la gente construye sus inventos sobre los de las generaciones anteriores.

“Nos adaptamos culturamente a un extensión que no tiene parangón en ninguna otra criatura”, dijo el antropólogo Jon Marks de la Universidad de Carolina del Norte en Charlotte. Como producto humano, la tecnología evoluciona de forma separada a la biología humana. (Por ejemplo, no necesitas hablar sobre la biología de los constructores para discutir la evolución de un aeroplano).

De Waal dice que los chimpancés podrían tener verdaderamente la capacidad para acumular tradiciones. Abrir las nueces, por ejemplo, es una habilidad compleja que involucra colocar una nuez entre la piedra que hace de yunque y la que hace de martillo y coordinar los movimientos para golpear adecuadamente la nuez.

“Es improbable que algún chimpancé repentinamente hiciera todas esas cosas al mismo tiempo, y probablemente deben haber empezado con algo más simple”, dijo.

Pero una de las mayores diferencias entre la cultura humana y la animal es “el hecho de tener lenguaje y escritura, y que podamos registrar y transmitir nuestra cultura de esta forma”, dijo Thornton.

El lenguaje nos permite hablar sobre ideas abstractas como la felicidad o el amor, sobre el pasado y el futuro, y combinar palabras para expresar una infinita variedad de ideas. Las formas de comunicación que los animales usan son mucho más limitadas — pueden expresar el deseo de un compañero, o advertir sobre la aproximación de un depredador, pero estas llamadas no pueden combinarse para que signifiquen algo nuevo.

Rastrear los efectos exactos del lenguaje y la inteligencia en el desarrollo de la cultura humana requerirá un esfuerzo multidisciplinar para examinar las antiguas culturas humanas, las de los animales salvajes, la psicología humana y muchas otras áreas de la ciencia, dijo Thornton.

Sólo entonces, dijo, “empezarán a surgir los grandes avances”.


Autor: Andrea Thompson
Fecha Original: 9 de agosto de 2007
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comment (1)

  1. [...] ¿Cómo evolucionó la cultura humana?www.cienciakanija.com/2007/08/10/%c2%bfcomo-evoluciono-la-cu… por mezvan hace pocos segundos [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *