La bacteria más antigua del mundo

Una investigación ha descubierto por primera vez ADN de una bacteria viva que tiene más de medio millón de años. Nunca antes se han encontrado restos de organismos aún vivos de tal antigüedad. El excepcional descubrimiento puede llevar a una mejor comprensión del envejecimiento celular y podría incluso arrojar luz sobre la cuestión de la vida en Marte.

El descubrimiento se publicará en el ejemplar de PNAS (Proceedings of The National Academy of Sciences de los Estados Unidos de América). El descubrimiento se realizó por parte del Profesor Eske Willerslev de la Universidad de Copenhague y su equipo internacional de investigación.

Cómo envejecen las células

Willerslev recolectando muestras del terreno en el permafrost del Yukón, Canadá (Créito: Duane Froese)

Todas las células se descomponen con el tiempo. Pero algunas células son mejores que otra en posponer su descomposición y de esta forma retrasar el envejecimiento y finalmente la muerte. E incluso hay organismos que son capaces de regenerarse y de ese modo reparar células dañadas. Estas células – su ADN – es muy interesante para una mejor comprensión del proceso de cómo las células colapsan con la edad.

La vida más vieja de la Tierra

El equipo de investigación, que consta de expertos internacionales, entre otras cosas rastrea ADN en sedimentos y organismos, han encontrado una antigua bacteria que aún contiene ADN activo y vivo. Hasta ahora, es el hallazgo más antiguo de un organismo con ADN activo y pos tanto vivo en la Tierra. El descubrimiento se realizó tras unas excavaciones en las capas de permafrost del noroeste de Canadá, el noreste de Siberia y la Antártica.

Nuestro proyecto trata, por ejemplo, de examinar cómo viven las bacterias tras haber estado congeladas durante millones de años. Otros investigadores han intentado descubrir la vida del pasado y el posterior desarrollo evolutivo centrándose en las células que están es estado de letargo similar a la muerte. Nosotros, por otra parte, hemos encontrado un método que hace posible extraer y aislar restos de ADN de las células que aún están activas. Esto da una descripción más precisa de la vida pasada y la evolución hacia el presente debido a que estamos tratando con células que aún tienen función metabólica – al contrario que las células “muertas” donde ha cesado tal función, dice Eske Willerslev.

Perspectivas futuras

Tras el trabajo de campo y el aislamiento del ADN, los investigadores compararon el ADN con un banco mundial genético de ADN en los Estados Unidos para identificar el antiguo material. Parecido a la forma en que la policía compara las huellas de un crimen. Los investigadores fueron capaces de colocar el ADN con mayor precisión y ponerlo en un contexto.

Hay un largo camino, por supuesto, desde nuestra investigación básica a la comprensión de por qué algunas células se hacen más viejas que otras. Pero es interesante en este contexto observar cómo las células colapsan y son restauradas y de esta forma se mantienen a lo largo de grandes periodos de tiempo. Nuestros métodos y resultados pueden usarse para determinar si hubo alguna vez vida en Marte de la forma en que la tenemos en la Tierra. Y también la perspectiva global en relación a la Teoría de la Evolución de Darwin que predice que la vida nunca vuelve al mismo nivel genético. Pero nuestros hallazgos nos permiten proponer la cuestión: ¿estamos tratando con una evolución circular donde el desarrollo, por decirlo así, se muerde su propia cola y si es así cuando se mezcló el ADN antiguo con el nuevo?, dice Eske Willerslev.


Autor: Eske Willerslev
Fecha Original: 28 de agosto de 2007
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (2)

  1. [...] La bacteria más antigua del mundowww.cienciakanija.com/2007/08/29/la-bacteria-mas-antigua-del… por Voyager hace pocos segundos [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *