La NASA imagina mundos similares a la Tierra

Los astrónomos aún tienen que encontrar un planeta del tamaño de la Tierra más allá de nuestro Sistema Solar, pero ésto no los ha detenido para intentar modelar cómo serían estos mundos.

Un nuevo catálogo de 14 tipos de planetas, algunos fantásticos, podría ayudar a los cazadores de planetas a descubrir lo que hasta el momento ha permanecido como ficción.

Concepción artística de un planeta similar a la Tierra orbitando otra estrella

Los modelos por ordenador proporcionan especificaciones para 14 tipos de planetas, variando de acuerdo con la masa, diámetro, composición y dónde podrían encontrarse los mundos en nuestra galaxia. Algunos están hechos mayormente de hielo de agua pura, carbono, hierro, silicatos, monóxido de carbono o carburos de silicio, mientras que otros son mezcla de varios de estos compuestos.

“Estamos pensando seriamente sobre los distintos tipos de planetas aproximadamente del tamaño de la Tierra que podría haber allí afuera, como George Lucas, pero en la realidad”, dijo Marc Kuchner del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland.

El trabajo se detallará en el ejemplar del 20 de octubre de la revista Astrophysical Journal.

Especificaciones de planetas

En lugar de suponer que los mundos lejanos alrededor de otras estrellas serían versiones grandes o pequeñas de los planetas de nuestro Sistema Solar, los astrónomos consideran todos los posibles tipos de planetas dado que saben la composición de los discos protoplanetarios, los pozos de materia prima que se forman alrededor de las jóvenes estrellas.

Hasta ahora, la mayoría de los 250 planetas descubiertos más allá de nuestro Sistema Solar son enormes, mundos similares a Júpiter. Por tanto los científicos saben algo sobre el rango de posibilidades con los planetas gigantes, pero apenas saben nada sobre posibles Tierras y planetas potencialmente sólidos o acuosos excepto lo que han aprendido de nuestro Sistema Solar.

“Hemos aprendido que los planetas gigantes extrasolares a menudo difieren tremendamente de los mundos de nuestro Sistema Solar, por lo que dejemos volar nuestra imaginación e intentemos cubrir todas las bases con nuestros modelos de planetas menores”, dijo Kuchner.

Modelando cómo la gravedad comprimiría un planeta de cierta masa y composición, predijeron el diámetro de cada planeta, encontrando que sin importar su composición, los planetas seguían una relación similar entre masa y diámetro.

“Todos los materiales se comprimen de una forma similar debido a su estructura sólida”, dijo el miembro del equipo de estudio Sara Seager del MIT. “Si estrujas una roca, no sucede gran cosa hasta que alcanzas una presión crítica, entonces se destroza. Los planetas se comportan de la misma forma, pero reaccionan a distintas presiones dependiendo de su composición”.

El equipo encontró que un planeta de agua pura con un peso equivalente al de la Tierra tendrían una anchura de 15 289 kilómetros, mientras que un planeta de hierro con la misma masa se comprimiría en un diámetro de 4828 kilómetros. La Tierra, compuesta en su mayor parte de silicatos, tiene 12 755 kilómetros en su ecuador.

Donde podrían estar …

El equipo también proporcionó una guía aproximada para posibles guaridas de los tipos de planetas. “Podemos hacer eruditas conjeturas sobre dónde podríamos encontrar estos distintos tipos de planetas”, dijo Kuchner.

Por ejemplo, los planetas de carbono y monóxido de carbono podrían tener su residencia alrededor de estrellas evolucionadas como enanas blancas y púlsars, o podrían formarse en discos de restos ricos en carbono como el que hay alrededor de la joven estrella Beta Pictoris.

Con un montón de proyectos de búsqueda de planetas y misiones lanzadas o en espera, los investigadores esperan que cuando los astrónomos empiecen a encontrar planetas del tamaño de la Tierra, estos modelos arrojen pistas sobre la composición del planeta basándose en la información de su tamaño y masa.

Por supuesto, han surgido inconvenientes en el modelo. Aunque los modelos funcionarán bien para distinguir entre un planeta de agua pura y uno compuesto de hierro, podrían mezclar planetas de silicatos con planetas de carbono, dicen los investigadores. Esto es debido a que los planetas de silicato y carbono tienen unas masas muy similares dado un diámetro.

Los observatorios aún no lanzados, como el Telescopio Espacial James Webb de la NASA o el Buscador de Planetas Terrestres, podrían proporcionar detalles más refinados para ayudar a descifrar las composiciones químicas.


Autor: Jeanna Bryner
Fecha Original: 24 de septiembre de 2007
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *