El agua se elaboró en la Tierra, no en el espacio

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

¿De dónde vinieron los océanos? La mayoría de los científicos cree que asteroides y cometas ricos en agua cayeron sobre el planeta durante su juventud.

Pero ahora científicos planetarios de Japón sugieren que los océanos podrían ser en realidad de “fabricación casera” –pueden haberse formado gracias a que la joven Tierra tenía una gruesa capa de hidrógeno, que reaccionó con los óxidos del manto para formar lagos y océanos.

“El agua es esencial para el origen y evolución de la vida”, dice Hidenori Genda del Instituto Tecnológico de Tokio. “¿Por qué hay agua en la Tierra, de dónde vino? Estas son cuestiones fundamentales para los seres humanos”.

Los científicos creen que justo después de la formación de la Tierra, ésta era caliente y seca. La teoría también sugiere que millones de cometas y asteroides ricos en agua bombardearon nuestro planeta hace aproximadamente 3800 millones de años, explicando con claridad por qué aparecieron después los océanos.

Es más, la razón de deuterio – o “hidrógeno pesado” dado que contiene un neutrón además de un protón – a hidrógeno en nuestro agua del mar encaja con los valores encontrados en los encontrados en los asteroides ricos en agua, sugiriendo un origen común.

Pero Genda y su colega Masahiro Ikoma sugieren otra posibilidad. Dicen que la Tierra podría haber tenido una gruesa atmósfera de hidrógeno, la cual reaccionó con los óxidos del manto de la Tierra para producir grandes cantidades de agua.

Gas espeso

Las pruebas para este grueso velo de hidrógeno vienen de la órbita de la Tierra. Su órbita, como la de Venus y Marte, es muy circular ahora, pero los modelos sugieren que era más alargada en un principio. Si los planetas estuviesen aún sumergidos en una gruesa nebulosa solar rica en hidrógeno tras su formación, sin embargo, el grueso gas podría haber reducido la elongación en la órbita de los planetas.

Si el agua de la Tierra se formó a partir de una gruesa atmósfera de hidrógeno, no obstante, debería haber tenido originalmente un valor mucho más bajo de la razón de deuterio a hidrógeno que vemos en el agua del mar hoy. Pero Genda e Ikoma han solventado este problema. Sus cálculos demuestran que esta razón habría aumentado de forma natural con el tiempo.

Distintos efectos habrían contribuido a esta elevación, incluyendo filtraciones de hidrógeno al espacio. La energía del Sol habría hecho que escapase la mayor parte del hidrógeno, pero el deuterio, más pesado, habría escapado con menor facilidad, por lo que habría quedado mayor concentración.

También, las reacciones químicas favorecen el intercambio gradual de hidrógeno por deuterio en moléculas de agua. Genda e Ikoma concluyen a partir de sus cálculos que los océanos podrían perfectamente haberse fabricado químicamente aquí en la Tierra.

Prueba de Marte

“Es sólo teórico, pero es una buena hipótesis y creo que es muy interesante para futuras investigaciones”, comenta Kathrin Altwegg, experto en cometas de la Universidad de Berna en Suiza. “Tendríamos que repensar las teorías de cuánta agua pudieron haber traído los cometas”.

Sospecha que la descripción podría ser compleja de forma que el agua proviniese tanto de reacciones químicas en la Tierra como de asteroides y cometas.

Pero Altwegg dice que se necesitan muchas más pruebas observacionales para clarificar nuestro vago esbozo de los inicios de la historia del Sistema Solar. Las misiones de naves espaciales necesitan investigar las razones de deuterio-hidrógeno en planetas, lunas y cometas de distintas localizaciones a lo largo del Sistema Solar, dice.

Una pista intrigante podría venir del Aterrizador Marciano Phoenix de la NASA, que tiene prevista su llegada al Planeta Rojo para mayo de 2008. Tiene previsto medir la razón de deuterio-hidrógeno en el hielo de agua de Marte por primera vez.

“Será verdaderamente interesante una vez que analicemos el agua de Marte”, dice Altwegg. “Sería divertido si Marte no hubiese obtenido su agua de la misma forma que la Tierra”.


Autor: Hazel Muir
Fecha Original: 25 de septiembre de 2007
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *