¿Por qué los analgésicos no funcionan en pacientes con fibromialgia?

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Las personas con dolor crónico común tienen menos capacidad en los receptores de alivio del dolor del cerebro según encontró un estudio de la UMHS

Las personas que padecen de fibromialgia, dolor crónico común, a menudo informan que no responden a los tipos de medicación que calman los dolores de otras personas. Una nueva investigación del Sistema Sanitario de la Universidad de Michigan ayuda a explicar a qué podría ser debido: Se ha encontrado que los pacientes con fibromialgia tienen menos capacidad de unión en un tipo de receptor cerebral que es el objetivo de los analgésicos opiáceos tales como la morfina.

El estudio incluyó escaneos del cerebro mediante tomografías de emisión de positrones (PET) de pacientes con fibromialgia, y un número igual de personas con la misma edad y sexo sin ésta condición. Los resultados mostraron que los pacientes con fibromialgia tenían reducida la capacidad del receptor mu-opiáceo (MOR) en las regiones del cerebro que normalmente procesan y alivian las señales de dolor – específicamente, el núcleo accumbens, el cingulado anterior y la amígdala.

“La reducida capacidad de los receptores está asociada con un mayor dolor entre las personas con fibromialgia”, dice el autor principal del estudio el Dr. Richard E. Harris, investigador en la División de Reumatología en el Departamento de Medicina Interna de la Escuela de Medicina de la U-M e investigador del Centro de Investigación de Fatiga y Dolor Crónico de la U-M.

“Estos nuevos hallazgos podrían explicar por qué se piensa que los opiáceos son inefectivos en la gente con fibromialgia”, apunta. Los hallazgos aparecen en la revista The Journal of Neuroscience. “Los hallazgos son significativos dada la dificultad de determinar las causas del dolor en los pacientes con fibromialgia, hasta el punto de que la aceptación de la condición por los profesionales médicos ha sido lenta”.

Los analgésicos opiáceos funcionan uniéndose a los receptores opiáceos del cerebro y la médula espinal. Además de la morfina, se incluyen la codeína, medicamentos que contienen propoxyfeno tales como Darvocet, medicamentos que contienen hidrocodona como la Vicodina, y medicamentos que contienen oxicodona como el Oxycontin.

Los investigadores teorizan en base a sus hallazgos que, con la menor capacidad de MORs en tres regiones del cerebro de personas con fibromialgia, tales analgésicos pueden no ser capaces de unirse a los receptores tan bien como en las personal sin tal condición.

Dicho de forma más simple: Cuando los analgésicos no pueden unirse a los receptores, no pueden aliviar el dolor del paciente de forma efectiva, dice Harris. La capacidad reducida de los receptores podría derivarse de un número reducido de receptores de opiáceos, una liberación mayor de opiáceos endógenos (tales como las endorfinas, que son producidas de forma natural por el cuerpo), o ambos, dice Harris.

El equipo de investigación también encontró un posible vínculo con la depresión. El escáner PET mostró que los pacientes con fibromialgia con más síntomas depresivos tenían reducciones del potencial de unión de MOR en la amígdala, una región del cerebro que se piensa que modula el humor y la dimensión emocional del dolor.

Los sujetos del estudio fueron 17 mujeres con fibromialgia y 17 mujeres sin ésta condición.



Referencia: The Journal of Neuroscience, Sept. 12, 2007, 27(37):10000–10006.
Autor: Katie Vloet
Fecha Original: 27 de septiembre de 2007
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *