Archivos del mes: septiembre 2007

Astrónomos descubren un nuevo cometa similar al Halley

El Observatorio Heliosférico y Solar (SOHO) ha descubierto un inusual cometa que vuela alrededor del Sol en intervalos regulares.

Apodado P/2007 R5 (SOHO), el objeto pertenece a la extraña clase de cometas llamados periódicos. Sólo 190 de los miles de cometas conocidos son periódicos. El cometa periódico más famoso es el Cometa Halley, que puede verse desde la Tierra cada 76 años y cuyo último paso cerca del Sol fue en 1986.

Aunque muchos de los 1350 cometas detectados por SOHO se sospecha que son periódicos, este es el primero concluyentemente demostrado y declarado como tal. El nuevo cometa tiene una órbita mucho menor que la del Halley, llevándole sólo unos 4 años viajar una vez alrededor del Sol. Fue observado por primera vez en septiembre de 1999, y de nuevo en septiembre de 2003. En 2005, el estudiante de doctorado Sebastian Hoenig en el Instituto Max-Planck para Radioastronomía en Bonn, Alemania, especuló que los dos cometas eran en realidad el mismo objeto.

El descubrimiento de Hoenig es similar al realizado por el astrónomo inglés Edmond Halley, quien en 1682 conectó un cometa que observó con otros dos cometas observados previamente en 1531 y 1607.

Para probar su idea, Hoenig calculó una órbita combinada para el cometa y predijo que volvería el 11 de septiembre de 2007. El cometa apareció justo en el momento planificado.

Se estima que P/2007 R5 (SOHO) tiene aproximadamente entre 100 y 200 metros de diámetro. Al contrario que la mayoría de cometas, no tiene una cola o halo brillante, llamado coma, de polvo y gas alrededor de su cabeza. Pero cuando pasó a menos de 7,9 millones de kilómetros del Sol, el cometa brilló con un factor de un millón – un comportamiento común para un cometa.

“Posiblemente es el núcleo de un cometa extinto de algún tipo”, dijo Karl Battams, quien lleva a cabo el programa de descubrimiento de cometas de SOHO. Los cometas extintos son aquellos que han expulsado la mayor parte de su hielo volátil, dejando poco material para formar la cola o coma.

P/2007 R5 (SOHO) se espera que vuelva en septiembre de 2011. SOHO es una misión conjunta llevada a cabo por la NASA y la Agencia Espacial Europea.


Autor: Ker Than
Fecha Original: 25 de septiembre de 2007
Enlace Original

Detectadas galaxias ocultas

Los ciervos no pueden ver los coches por la noche debido a que quedan cegados por sus brillantes faros. Y hasta ahora, los astrónomos no podían ver las galaxias que tenían frente a ellos debido a que quedaban ensombrecidas por los deslumbrantes quásars tras ellas.

Impresión artística mostrando cómo un quásar de fondo puede ocultar una galaxia. La luz que viaja desde el quásar es filtrada por la galaxia que está delante en su camino a la Tierra. Crédito: Observatorio Europeo del Sur

Una nueva técnica puede eliminar el intenso patrón de luz emitida por los quásars, hallando irregularidades en la imagen donde las galaxias “invisibles” absorben parte de la luz del quásar.

“La dificultad en descubrir y observar estas galaxias radica en el hecho de que el brillo del quásar es demasiado intenso comparado con la tenue luz de la galaxia”, dijo Nicholas Bouche, astrónomo del Instituto Max Planck para Física Extraterrestre en Munich, Alemania.

Los hallazgos de Bouche y su equipo se detallarán en un próximo ejemplar de la revista Astrophysical Journal.

Una ayuda muy grande

Los quásars son faros cósmicos pequeños, distantes y extremadamente que producen más luz de la que viene usualmente de toda una gran galaxia. A pesar de su brillantez, parte de su luz es absorbida por los objetos intermedios a lo largo de su largo viaje hasta los telescopios de la Tierra.

Para localizar estas llamadas galaxias “invisibles”, Bouche y su equipo miró en enormes catálogos de datos de quásars y tomó aquellos con un descenso en sus firmas de luz. Entonces, usando el Telescopio Muy Grande (VLT) del Observatorio Europeo del Sur (ESO), situado en las montañas del norte de Chile, el equipo buscó galaxias cercanas al pulso de luz del quásar.

Los astrónomos sacaron provecho del espectrómetro infrarrojo especial del VLT, llamado SINFONI, para apartar 20 trozos de cielo alrededor de los quásars para buscar galaxias de la época en que el universo tenía aproximadamente 6 mil millones de años, cadi la mitad de su edad actual. El setenta por ciento del tiempo, hallaron una galaxia oculta en las “faros de un quásar.

Hasta ahora, los astrónomos que desarrollaron la técnica han detectado 14 galaxias ocultas apuntando el VLT sobre firmas de luz inusuales de quásars.

Caza de galaxias

Bouche dijo que estaba sorprendido no sólo por la cantidad de galaxias que él y sus colegas habían encontrado cerca de los quásars, sino por el tipo de estas galaxias.

“Estas no son galaxias comunes”, dijo. “Están … formando activamente una gran cantidad de nuevas estrellas y clasificándose como ‘galaxias de explosión estelar’”.

Este tipo de galaxias están formando el equivalente a aproximadamente “20 soles por año”, comentó el miembro del equipo Celine Peroux, astrónomo en el Instituto de Astronomía en Cambridge.

El equipo cree que su hallazgo espoleará una nueva caza de galaxias en el universo.


Autor: Dave Mosher
Fecha Original: 24 de septiembre de 2007
Enlace Original

El caos de los gigantes gaseosos continuará siendo un misterio por ahora

Algo tan trivial como el paso de un cometa podría tener un descomunal efecto en el futuro movimiento de un planeta gaseoso gigante como Júpiter, pero que no podemos saber por el momento, afirma un físico de los Estados Unidos. Realizando simulaciones por ordenador, Wayne Hayes de la Universidad de California en Irvine ha demostrado que se requiere un conocimiento más preciso de las posiciones de Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno antes de que los científico puedan determinar si existe el caos en las trayectorias de los planetas (publicación online avanzada de Nature Physics).

¿Predecible?

Los físicos han sabido durante algún tiempo que los movimientos de Plutón y los planetas interiores eran caóticos. Esto significa que una pequeña fuerza externa sobre un planeta, podría, con el tiempo, provocar un gran cambio en la posición del planeta dentro de su órbita. Aunque no es probable que los planetas colisionen o sean expulsados del Sistema Solar en algún momento cercano, el caos significa que las órbitas de estos planetas no pueden preverse con fiabilidad a largo plazo.

Si las órbitas de los gigantes gaseosos son caóticas, sin embargo, hay menos certeza — algunas simulaciones por ordenador han encontrado caos mientras que otras no. Una causa de esta confusión podría ser los “artefactos numéricos” — errores espurios que se acumulan, por ejemplo, cuando un ordenador redondea los resultados de cálculos sucesivos.

Pero de acuerdo con Hayes la discrepancia es realmente un resultado de la falta de certeza en el conocimiento de los astrónomos de las actuales condiciones de los planetas, que son introducidos como datos en las simulaciones. Aunque a partir de las observaciones conocemos las posiciones orbitales de los gigantes gaseosos con un precisión de unas pocas partes en 10 millones, incluso esa diminuta cantidad de incertidumbre puede crear la diferencia entre la regularidad y el caos en un sistema, comenta.

Hayes llegó a su conclusión realizando sus propias simulaciones del Sistema Solar, simplificando el Sol y los planetas interiores como una única masa y calculando las trayectorias de los gigantes gaseosos dentro de mil millones de años. Para evitar la posibilidad de artefactos numéricos que aumenten o atenúen el caos, realizó los cálculos usaron tres algoritmos de integración distintos.

Hayes encontró que comenzando con las simulaciones en distintos puntos dentro de un rango de incertidumbres observacionales podría terminar con una progresión caótica tras tiempos entre 2 y 230 millones de años — o ninguno en absoluto. Esto significa que seremos incapaces de determinar si los movimientos de los gigantes gaseosos son caóticos hasta que no se realicen mejores observaciones, aunque Hayes dijo a physicsworld.com que no sabe cuando será esto.

Algunos físicos creen que la existencia de caos en el movimiento de los gigantes gaseosos podría tener efecto en nuestra capacidad para predecir con precisión ciertas propiedades de los planetas interiores. Uno de ellos es la inclinación de la Tierra, que tiene un gran impacto en el clima.


Autor: Jon Cartwright
Fecha Original: 24 de septiembre de 2007
Enlace Original

Buscando objetos “más raros que los agujeros negros”

Las ecuaciones de los investigadores sugieren que las lentes gravitatorias podrían llevar a los astrónomos a “singularidades desnudas”, si es que tales entidades existen a pesar de estar prohibidas por la “censura cósmica”.

Se piensa que hay un agujero negro supermasivo merodeando en Sagitario A Este en nuestro propio centro galáctico

Investigadores de la Universidad de Duke y la Universidad de Cambridge creen que hay una forma de determinar si algunos agujeros negros no son realmente negros.

Encontrar tales formas desenmascaradas de lo que los físicos llaman singularidad “sacudiría los cimientos de la relatividad general”, dijo Arlie Petters, profesor en Duke de matemáticas y física que trabajó con Marcus Werner, estudiante graduado de Cambridge en astrofísica, en un informe publicado online el lunes 24 de septiembre, para la revista de investigación Physical Review D.

“Esto demostraría que la naturaleza tiene sorpresas incluso más extrañas que los agujeros negros”, añadió Petters.

Albert Einstein teorizó originalmente que estrellas mayores que el Sol pueden colapsar y comprimirse en singularidades, entidades tan confinadas y masivamente densas que las leyes de la física no funcionan dentro de ellas.

Los astrónomos desde entonces han encontrado pruebas indirectas de estas entidades, que son popularmente conocidas como agujeros negros a causa de la “conjetura de la censura cósmica”. Esta conjetura afirma que las singularidades “reales” – queriendo decir con esto que pueden formarse en la naturaleza – deben siempre ocultarse dentro de una barrera conocida como “horizonte de eventos” a partir del cual la luz nunca puede escapar. Esto hace que parezcan perpetuamente negros para el resto del universo.

Pero la censura cósmica es “una conjetura abierta que es muy difícil de demostrar, y muy difícil de refutar”, dijo Petters.

Y, a pesar del apoyo general a la universalidad de los agujeros negros, Kip Thorne y John Preskill, dos expertos en la cosmología de la relatividad del Instituto Tecnológico de California, han sugerido durante más de una década que podrían existir singularidades desnudas en ciertos casos. Ahora Petters y Werner han ideado una forma de probar su presencia.

Los astrónomos no pueden asegurar si todos los agujeros negros son realmente negros, ya que nunca han penetrado completamente en la oscurecedora materia exterior que rodea tales objetos, dijo Petters. Como prueba principal, los científicos sólo pueden apuntar los efectos que el masivo tirón gravitatorio de ciertas entidades invisibles ejercen sobre la materia de alrededor. Esos efectos incluyen emisiones de radiación altamente energética, o las órbitas extremas de estrellas cercanas.

Petters es un experto en “lentes gravitatorias”, otro efecto de la relatividad que permite que fuentes masivas de gravedad separen la luz de características astronómicas de fondo en múltiples imágenes.

En anteriores informes en ejemplares de noviembre de 2005 y febrero de 2006 de Physical Review D, él y Charles Keeton de la Universidad de Rutgers sugirieron una forma de usar las lentes gravitatorias para demostrar si la censura cósmica podía ser violada.

Sin embargo, tal evaluación estaba limitada a singularidades sin giro que se consideran sólo teóricamente posibles. Las sospechadas singularidades que los astrónomos han encontrado por ahora en el espacio parecen girar rápidamente, en ocasiones más de 1000 veces por segundo.

Por tanto Petters y Werner formaron equipo para ver si podrían generalizar tal aplicación de las lentes gravitatorias a todas las singularidades giratorias reales. Su sorprendente resultado fue sí, dijo Petters.

En un trabajo financiado por la Fundación Nacional de Ciencia de los Estados Unidos y el Consejo de Instalaciones Tecnológicas del Reino Unido, la pareja empleó el hallazgo de que los agujeros negros podrían despojarse de su horizonte de eventos y convertirse en una singularidad desnuda si su momento angular – un efecto de su giro – es mayor que su masa.

Esto se traduciría en un giro de unas pocas rotaciones por segundo en el caso de un agujero negro con un peso de más de 10 veces nuestro Sol, dijo Werner.

En el evento en que encontramos las condiciones requeridas, los cálculos de Petters y Werner demuestran que una gravitación masiva de la singularidad dividiría la luz de las estrellas o galaxias de fondo de forma indicativa que son potencialmente detectables por los astrónomos, usando los instrumentos existentes o los que pronto lo estarán disponibles.

Estas formas posibles están esbozadas por seis ecuaciones distintas en su estudio que conecta el giro de una singularidad con las separaciones, alineamientos angulares y brillo de las dos imágenes divididas.

“Si me preguntas si creo que existen las singularidades desnudas, te diré que estoy nadando entre dos agua”, dijo Petters. “En un sentido, espero que no estén ahí. Preferiría tener cubiertos los agujeros negros. Pero tengo la mente lo bastante abierta para contemplar la “otra” posibilidad”.

Werner y Petters comenzaron trabajando en el Belize natal del profesor de Duke, donde Petters ha establecido un instituto de matemáticas y educación científica y el estudiante graduado ha ayudado a excavar unas ruinas Mayas.

Su colaboración se trasladó luego al campus de Duke. Petters actualmente sirve como uno de los asesores de la tesis de Werner.


Autor: Monte Basgall
Fecha Original: 24 de septiembre de 2007
Enlace Original

La NASA imagina mundos similares a la Tierra

Los astrónomos aún tienen que encontrar un planeta del tamaño de la Tierra más allá de nuestro Sistema Solar, pero ésto no los ha detenido para intentar modelar cómo serían estos mundos.

Un nuevo catálogo de 14 tipos de planetas, algunos fantásticos, podría ayudar a los cazadores de planetas a descubrir lo que hasta el momento ha permanecido como ficción.

Concepción artística de un planeta similar a la Tierra orbitando otra estrella

Los modelos por ordenador proporcionan especificaciones para 14 tipos de planetas, variando de acuerdo con la masa, diámetro, composición y dónde podrían encontrarse los mundos en nuestra galaxia. Algunos están hechos mayormente de hielo de agua pura, carbono, hierro, silicatos, monóxido de carbono o carburos de silicio, mientras que otros son mezcla de varios de estos compuestos.

“Estamos pensando seriamente sobre los distintos tipos de planetas aproximadamente del tamaño de la Tierra que podría haber allí afuera, como George Lucas, pero en la realidad”, dijo Marc Kuchner del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland.

El trabajo se detallará en el ejemplar del 20 de octubre de la revista Astrophysical Journal.

Especificaciones de planetas

En lugar de suponer que los mundos lejanos alrededor de otras estrellas serían versiones grandes o pequeñas de los planetas de nuestro Sistema Solar, los astrónomos consideran todos los posibles tipos de planetas dado que saben la composición de los discos protoplanetarios, los pozos de materia prima que se forman alrededor de las jóvenes estrellas.

Hasta ahora, la mayoría de los 250 planetas descubiertos más allá de nuestro Sistema Solar son enormes, mundos similares a Júpiter. Por tanto los científicos saben algo sobre el rango de posibilidades con los planetas gigantes, pero apenas saben nada sobre posibles Tierras y planetas potencialmente sólidos o acuosos excepto lo que han aprendido de nuestro Sistema Solar.

“Hemos aprendido que los planetas gigantes extrasolares a menudo difieren tremendamente de los mundos de nuestro Sistema Solar, por lo que dejemos volar nuestra imaginación e intentemos cubrir todas las bases con nuestros modelos de planetas menores”, dijo Kuchner.

Modelando cómo la gravedad comprimiría un planeta de cierta masa y composición, predijeron el diámetro de cada planeta, encontrando que sin importar su composición, los planetas seguían una relación similar entre masa y diámetro.

“Todos los materiales se comprimen de una forma similar debido a su estructura sólida”, dijo el miembro del equipo de estudio Sara Seager del MIT. “Si estrujas una roca, no sucede gran cosa hasta que alcanzas una presión crítica, entonces se destroza. Los planetas se comportan de la misma forma, pero reaccionan a distintas presiones dependiendo de su composición”.

El equipo encontró que un planeta de agua pura con un peso equivalente al de la Tierra tendrían una anchura de 15 289 kilómetros, mientras que un planeta de hierro con la misma masa se comprimiría en un diámetro de 4828 kilómetros. La Tierra, compuesta en su mayor parte de silicatos, tiene 12 755 kilómetros en su ecuador.

Donde podrían estar …

El equipo también proporcionó una guía aproximada para posibles guaridas de los tipos de planetas. “Podemos hacer eruditas conjeturas sobre dónde podríamos encontrar estos distintos tipos de planetas”, dijo Kuchner.

Por ejemplo, los planetas de carbono y monóxido de carbono podrían tener su residencia alrededor de estrellas evolucionadas como enanas blancas y púlsars, o podrían formarse en discos de restos ricos en carbono como el que hay alrededor de la joven estrella Beta Pictoris.

Con un montón de proyectos de búsqueda de planetas y misiones lanzadas o en espera, los investigadores esperan que cuando los astrónomos empiecen a encontrar planetas del tamaño de la Tierra, estos modelos arrojen pistas sobre la composición del planeta basándose en la información de su tamaño y masa.

Por supuesto, han surgido inconvenientes en el modelo. Aunque los modelos funcionarán bien para distinguir entre un planeta de agua pura y uno compuesto de hierro, podrían mezclar planetas de silicatos con planetas de carbono, dicen los investigadores. Esto es debido a que los planetas de silicato y carbono tienen unas masas muy similares dado un diámetro.

Los observatorios aún no lanzados, como el Telescopio Espacial James Webb de la NASA o el Buscador de Planetas Terrestres, podrían proporcionar detalles más refinados para ayudar a descifrar las composiciones químicas.


Autor: Jeanna Bryner
Fecha Original: 24 de septiembre de 2007
Enlace Original

Los investigadores confían en la interferencia de Newton para un nuevo experimento

La mayoría de la gente piensa en Sir Isaac Newton como en el padre de la gravedad.

Pero para el físico del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore, Henry Chapman, y sus colegas, el experimento del “espejo polvoriento” de Newton sirvió como plataforma de lanzamiento para observar con gran interés las explosiones inducidas por rayos-X de objetos microscópicos.

El pulso FEL de la izquierda pasa a través de un agujero en un espejo detector cubierto con múltiples capas. El “espejo polvoriento” consiste en partículas en una membrana de nitruro de silicio de 20 nanómetros de grosor apoyado sobre un espejo plano cubierto con múltiples capas. Esto retorna el rayo directo de vuelta a través del agujero en el espejo detector, el cual refleja la luz difractada en un detector CCD. La rápida difracción (azul, la onda de referencia) y la difracción retardada (rojo, el onda objeto) interfieren para generar el holograma en el detector CCD.

Usando el láser de electrones libres de rayos-X suaves FLASH (FEL) en Hamburgo, Alemania, el equipo hinchó una esfera de plástico, pero usó el mismo pulso láser para observar en la esfera una fracción de segundo después colocando un espejo de rayos-X justo tras el objeto. Un holograma (imagen tridimensional del objeto) se formó gracias a la interferencia, la cual fue causada cuando la luz dispersada a través de la esfera se combinó por primera vez con la luz dispersada en la esfera la segunda vez (la luz rebotada del objeto desde el espejo).

“Sabemos por trabajos anteriores que hicimos con FLASH que el objeto no explotó durante los 25 femtosegundos iniciales del pulso, y que forma la conocida onda de referencia del holograma”, dijo Chapman. “La onda de referencia puede usarse para determinar la onda objeto desconocida, que en realidad es el mismo objeto, pero una fracción de segundo más tarde”.

Entonces, ¿dónde entra Newton?

Newton creó una de las primeras observaciones de la interferencia con su experimento del “espejo polvoriento”. En una sala oscura, usó un prisma y un pequeño agujero en una pantalla para formar un rayo casi monocromático de luz solar, que hizo reflejar en un espejo plateado. El espejo se colocó en un ángulo de forma que retornase en rayo a través del agujero y sobre la pantalla. Newton observó anillos de luz oscuros y luminosos, lo que encontró “extraño y sorprendente”. Fue hace 100 años cuando el científico británico Thomas Young determinó que los anillos estaban causados por la interferencia en la pantalla de los dos caminos de la luz dispersadas por las partículas de polvo en la superficie frontal del espejo.

Ésta investigación apareció en la edición del 9 de agosto de la revista, Nature.

Chapman diseñó un experimento tras visitar el Centro Chabot de Ciencia y Espacio con su esposa (Saša Bajt, otro autor del artículo) y su hija. Había una exhibición óptica que te permitía ver interferencias observando a través de un largo tubo, que tenía un espejo en el fondo. Cuando sostenías un pequeño lápiz de luz cerca del ojo, veías contornos de curvas de colores en el reflejo del espejo. La exhibición se describió como el experimento del espejo polvoriento.

Un patrón de difracción coherente de dos pasadas codificando la forma y evolución de un objeto, como el usado por los investigadores de Livermore para su cámara holográfica de femtosegundo a escala nanométrica.

“De pronto me asaltó la idea de que se podría hacer lo mismo con pulsos cortos y espejos de rayos-X, y sería realmente interesante si el pulso de rayos-X fuese más corto que el tiempo que tarda en viajar desde a partícula de polvo a la parte trasera del espejo y vuelta”, dijo Chapman.

Y de esta forma nació el experimento.

El experimento es parte del proyecto de Investigación y Desarrollo Dirigido por el Laboratorio de LLNL: “Biological Imaging with Fourth-generation Light Sources (Fotografía biológica con fuentes de luz de cuarta generación)” para desarrollar la técnica y determinar la factibilidad de experimentos que fotografíen moléculas aisladas para llevarse a cabo en la Fuente de Luz Coherente (LCLS) en Stanford cuando se ponga en funcionamiento.

Al contrario que las condiciones estáticas del experimento de Newton, en el reciente experimento es objeto finalmente se evapora mediante un pulso de rayos-X y el tamaño del objeto cambia en el breve intervalo que necesita el pulso para reflejar hacia la partícula. El tiempo que lleva al pulso el retorno está codificado en el patrón de contorno del holograma de rayos-X, y puede ser “leído” a partir del holograma con una precisión de aproximadamente un femtosegundo. Junto a esta corta longitud de onda de los rayos-X, las medidas dan información simultáneamente en la mayor resolución espacial y temporal para materiales no cristalinos generales.

“Este experimento nos permite estudiar la dinámica del material en condiciones extremas de pulsos FEL, tanto durante el pulso como cuando se convierte en plasma”, dijo Chapman.

El plasma está considerado como el cuarto estado de la materia, un gas ionizado que tiene propiedades distintivas. Hasta el reciente experimento, no había métodos estructurales para seguir los primeros pasos en la formación del plasma. Comprender estos procesos iniciales es crucial para los experimentos futuros de fotografía de resolución casi atómica en el LCLS. La clave es usar pulsos cortos para transmitir el daño y obtener una imagen de alta resolución del objeto antes de que explote.

Otros investigadores de Livermore incluyen a Stefan Hau-Riege, Michael Bogan, Anton Barty, Sébastien Boutet, Stefano Marchesini (ahora en Lawrence Berkeley), Matthias Frank, Bruce Woods, W. Henry Benner, Richard London, Urs Rohner, Abraham Szöke, Eberhard Spiller, Jennifer Alameda, Max Haro, Jeff Robinson y Jackie Crawford.

Investigadores del Centro de Ciencias Biofotónicas y Tecnología en la UC Davis, el Centro del Acelerador Lineal de Stanford, la Universidad de Uppsala en Suecia, el Instituto para Óptica y Física Atómica, y el Sincrotrón Electrónico Alemán (DESY) también contribuyeron al estudio.



Autor: Anne M. Stark
Fecha Original: 8 de agosto de 2007
Enlace Original

Ocuparse de las rocas espaciales amenazadoras

De vez en cuando una roca espacial aparece en los medios mundiales – a veces casi literalmente. Los asteroides amenazadores que pasan a toda velocidad por la Tierra, bolas de fuego en el cielo vistas por cientos de personas y misteriosos cráteres que pueden haber sido provocados por meteoritos de impacto; todo esto hace que los estudios de la ESA en la misión Don Quijote parezcan cada vez más oportunos.

Misión Don Quijote

La incertidumbre sobre si un meteorito impactó América del Sur recientemente resalta la necesidad de saber más sobre estos trozos de escombros espaciales naturales y sus trayectorias. La ESA siempre ha estado interesada en tales esfuerzos y ha llevado a cabo estudios de cómo podría ayudar mejor.

Esos estudios demostraron que es probable que pequeños trozos de roca, de menos de unos pocos cientos de metros de diámetro, más que otras mayores son las que deberían preocuparnos en ésta época. Una red mundial de astrónomos está actualmente catalogando la mayor parte de grandes objetos, aquellos por encima de 1 km de diámetro. Un número de telescopios de investigación han asumido el reto de detectar el 90 por ciento de todos los objetos cercanos a la Tierra (NEOs) de hasta un tamaño de 140 metros alrededor del 2020. Sólo después de este momento sabremos si los observatorios espaciales serán necesarios para encontrar el resto.

Parte del problema con estos pequeños trozos de roca es fijar sus órbitas. Desde la Tierra es muy difícil – a veces imposible – determinar su trayectoria con la suficiente precisión como para descartar impactos con nuestro planeta en los próximos años. Por tanto, la ESA se ha estado centrando en la idea de una misión para “poner una cruz” sobre los pequeños asteroides y comprobar nuestra última tecnología. Los estudio de Don Quijote proponen dos fases. En la primera fase, una nave se encontraría con un asteroide y entraría en órbita alrededor del mismo. Monitorizaría el asteroide durante varios meses, determinando con precisión su posición, forma, masa y campo gravitatorio.

En la segunda fase, otra nave impactaría en el asteroide a una velocidad de aproximadamente 10 km/s, mientras la primera nave observa, buscando cambios en la trayectoria del asteroide. De esta forma, una misión que implica dos naves intentaría ser la primera en mover verdaderamente un asteroide – y ser capaz de medirlo.

En preparación para tratar con pequeños asteroides, los estudios de Don Quijote de la ESA también proponen empezar por lo pequeño. En su diseño actual, la primera nave, Sancho, podría llevar a alguno de los 5 o 6 pequeños asteroides cercanos. Cada uno de ellos no es mayor de unos pocos cientos de metros de diámetro. Actualmente, los planificadores de la misión han escogido concentrarse en Apophis, un pequeño asteroide que podría pasar peligrosamente cerca de la Tierra en la parte exterior de su órbita alrededor del Sol.
Don Quijote es actualmente una idea candidata en el esquema de Demostración en Órbita de la ESA. Si se convierte en realidad, Don Quijote podría lanzarse en algún momento a principios de la próxima década. Sancho necesitaría unos 25 meses para alcanzar su objetivo. Una vez allí, comenzaría su estudio del terreno – literal y metafóricamente.

“La idea es tener la tecnología lista antes de que la necesites realmente”, dice Ian Carnelli, Oficial Técnico para los estudios de Don Quijote en el Programa General de Estudios de la ESA.“Los estudios llevados a cabo hasta ahora conforman el contexto adecuado para la investigación de una pequeña misión basada en un minisatélite interplanetario altamente autónomo, lo cual se manifestará en tecnologías clave requeridas en el futuro por la misión Don Quijote”, dice Frederic Teston, Jefe de la División de Soporte de Ingeniería y Sistemas de la ESA, que ahora está llevando a cabo el trabajo de cálculo.

En 1908, aun asteroide de 20 metros impactó en el bosque deshabitado de Tunguska en Siberia, derribando árboles y causando una total devastación en un área de dos mil kilómetros cuadrados. Los científicos predicen que este tipo de evento tiene lugar cada 150 años aproximadamente. El 100 aniversario de tal impacto el año que viene será otro recordatorio de que tenemos que aprender y estar listos para tratar con tales asteroides – incluso con los más pequeños.


Autor: Ian Carnelli
Fecha Original: 20 de septiembre de 2007
Enlace Original

Físicos descubren una nueva capa en el manto de la Tierra

Físicos de Estados Unidos y Francia afirman haber demostrado que existe una capa previa y desconocida en el manto inferior de la Tierra donde el estado del espín de los electrones de hierro cambia, causando un cambio en la densidad del manto. Los investigadores descubrieron la “zona de transición del espín” sometiendo muestras de laboratorio de material del manto inferior a altas presiones y temperaturas. Sus hallazgos podrían afectar a nuestra comprensión de cómo las ondas sísmicas se propagan a través del interior de la Tierra (Science 317 1740).

Un corte de la Tierra ilustra cómo, conforme aumentan la presión y la temperatura hacia el núcleo, los espines de los electrones de hierro cambian de estado. (Crédito: Grupo de Jung-Fu Lin)

A una profundidad de entre 650 y 2800 km bajo la superficie de la Tierra, el manto inferior conforma aproximadamente la mitad del volumen de la Tierra y está hecho en su mayor parte de compuestos que contienen los elementos oxígeno, magnesio y silicio. Aproximadamente el 5%, sin embargo, es hierro, contenido en compuestos como la magnesiowustita (un óxido de hierro-magnesio) y silicatos como la perovskita (silicato de hierro-magnesio).

Los científicos saben que el estado del espín de los electrones del hierro ayudan a gobernar las propiedades físicas del manto tales como su densidad y la velocidad con la que el sonido pasa a través del él. Recientemente los teóricos han demostrado que los espines deberían cambiar gradualmente de un estado de “alto” a “bajo” cuando la presión y temperatura se incrementan con la profundidad por encima de 135 Gpa y 4000 K en la parte baja del manto inferior. Pero ahora Jung-Fu Lin del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore y sus colegas de otras instituciones estadounidenses y la Instalación Europea de Radiación del Sincrotrón en Francia han demostrado que la transición es algo más repentina.

El grupo de Lin expuso magnesiowustita a variadas presiones en una célula yunque de diamante mientras lo calentaban con un láser, y caracterizaban el estado del espín usando espectroscopia de emisión de rayos-X. Hallaron que existe una región de transición donde los estados del espín se intercambian, entre los 1000 y 2200 km de profundidad. “Nuestros resultados indican una nueva capa que se define por la transición de espín, llamada zona de transición de espín”, dijo Lin. Los investigadores creen que los silicatos de perovskita –la fuente más común de hierro en el manto inferior – también deberían exhibir la zona de transición de espín, aunque aún no lo han probado.


Autor: Jon Cartwright
Fecha Original: 20 de septiembre de 2007
Enlace Original

La ciencia está siendo atacada

OK, bueno. La ciencia está siendo atacada desde que existe. La historia está llena de historias de superstición oprimiendo la realidad. Hace 2500 años, los Pitagóricos supuestamente asesinaban a la gente que conocía que la raíz cuadrada de dos era un número irracional. Las cosas no están mucho mejor ahora. De hecho, los actuales esfuerzos por negar la ciencia son decididamente más dañinos, y llegan desde muchos frentes.

”Phil

El más obvio es la atrocidad fundamentalista en la que las escuelas desafían la enseñanza de la evolución a los niños. Los artículos sobre esto son legión, por lo que no tengo que entrar en detalle sobre ésto. Y a pesar de las enormes victorias como la de Dover en Pennsylvania, donde el conservador (y religiosos) Juez Jones usó la frase “estupidez sobrecogedora” cuando se refirió a la forma en que la junta escolar había tramado incluir el Diseño Inteligente en el curriculum, la lucha continuará con furia. Como un virus, tales asaltos anticientíficos no puede detenerse – sólo mitigarse. Ningún estado, ninguna escuela de distrito está a salvo de los creacionistas.

Ni tampoco ningún campo de la ciencia está a salvo. Por supuesto, la astronomía es un objetivo obvio para los fundamentalistas, dado que los astrónomos tenemos el descaro de usar las pruebas del mismo universo para estudiar su estructura y (¿me atreveré a decirlo?) su evolución. Incluso vamos más lejos cuando afirmamos que tenemos una comprensión bastante buena de cómo empezó, y, no es necesario decirlo, cualquier parecido entre tal evento y cualquier cosa escrita en el Génesis es casualidad como mucho.

Estos ataques ya han comenzado. Ya lo predije en mi blog lo que no era muy difícil de prever (el millón de dólares de Randi está a salvo de mí). Lo que ciertamente no podía prever era que estas tonterías iban a provenir de nuestra propia agencia espacial.

Si no has estado viviendo bajo algún tipo de piedra (y verdaderamente, han pasado millones de años desde que nuestros ancestros hacía eso) entonces probablemente hayas oído hablar de George Deutsch, Delegado de Asuntos Públicos de la NASA. Se hizo repentina y vergonzosamente famoso cuando intentó machacar los hallazgos del científico de la NASA Dr. James Hansen, que es bastante franco al hablar del calentamiento global antropocéntrico. Hansen afirmó (y tenía pruebas que lo respaldaban) que Deutsch negó entrevistas con los medios, y un gran número de científicos de la NASA han salido al paso – de nuevo, con pruebas documentales – corroborando la historia de Hansen.

Deutsch también quiso asegurarse de que otro científico de la nasa ponía la palabra “teoría” en un sitio web cada vez que se mencionaba el Big Bang. No porque sea, después de todo, una teoría científica, sino porque el Big Bang es “un hecho no probado; es una opinión… Este no es el lugar de la NASA, no debería hacer declaraciones tales como esta sobre la existencia del universo que descarta el diseño inteligente por parte de un creador”.

Sí, has leído bien. Deutsch quería que el Big Bang fuese relegado por el Diseño Inteligente. En la NASA.

Hablando de inteligencia, Deutsch renunció a su puesto días después de que apareciesen estas noticias, cuando salió a la luz que había mentido en su curriculum; afirmó que se había graduado en la universidad cuando de hecho los abandonó para conseguir el puesto de la NASA.

Por lo que tenemos a

  • Un universitario que abandona los estudios a los 24 años que
  • no tiene credenciales científicas en absoluto, y
  • no tiene experiencia científica en absoluto, y
  • no tiene experiencia en asuntos públicos en absoluto

diciéndole a los científicos de la NASA lo que pueden y no pueden decir sobre sus hallazgos científicos.

¿Cómo podría alguien tener alguna posibilidad de obtener tal posición de autoridad sin absolutamente ninguna cualificación?

Si has supuesto una “selección política”, ponte una medalla de oro en el pecho.

Deutsch obtuvo su posición en la actual Administración porque trabajó con las entradas de de Bush/Cheney en la campaña de 2004. Así es. Ésta es la única cualificación para ponerlo en un lugar donde podría distorsionar y suprimir la ciencia.

¿Sorprendido? No deberías estarlo. La actual Administración tiene una larga y exitosa historia de golpes a la ciencia. Calentamiento global, Big Bang, evolución, fuentes de energía alternativas, medioambiente, investigación con células madre, medicina contraceptiva, SIDA/VIH, e incluso las plataformas más básicas de la educación científica han sufrido los abusos de la Administración Bush. Estos ataque pueden haber sido motivados por la religión, ideología, o posiblemente basadas en la razón del dinero; pero son reales, y se hacen peores.

¿Pasaron este tipo de cosas bajo un gobierno Democrático? Puedes apostar que sí, pero en ninguna parte a tal escala. La gran diferencia es que la ciencia de día a día de la ciencia del gobierno es ser manipulada políticamente, y suprimida a propósito a gran escala. De nuevo, esto está documentado, y es un tema de tal importancia que la Unión de Científicos Preocupados escribió un informe sobre esto en febrero de 2004 titulado “Scientific Integrity in Policymaking: an Investigation into the Bush Administration’s Misuse of Science (Integridad científica en el diseño de políticas: una investigación sobre el mal uso de la ciencia en la Administración Bush)”, un documento que abre los ojos con detalles y pruebas de falsificaciones científicas. Todo lo que involucra a la ciencia está bajo el escrutinio político, desde NOAA a la NASA pasando por el NIH, y la ciencia queda encubierta si estima lo contrario a los objetivos de la Administración.

Esto rotundamente no es un tema que preocupe sólo a los liberales; los conservadores deberían estar incluso más indignados de que sus valores básicos – libertad personal, responsabilidad corporativa, e historia de apoyo científico – hayan sido pervertidos. Este problema es omnipresente, es endémico, y es de una importancia absolutamente crítica si queremos mantener nuestro estatus como la principal nación científica de la Tierra. Estamos criando una generación de niños ignorantes sobre los principios más básicos de la ciencia, y adormeciendo a un gran conjunto de votantes sobre los peligros.

No es sólo la evolución lo que está siendo atacado, y no es sólo en Kansas. Es todo, y en todos sitios.

El primer paso para combatir esto es ser consciente del mismo. Comentarios como los de Randi son un gran lugar para empezar. Promueven el pensamiento crítico y el escepticismo. Los blogs son otra excelente fuente de información. Por supuesto estos pueden estar sesgados, pero leyendo una gran cantidad de blogs probablemente tengas la suficiente información como para hacer una decisión informada, o te espoleará para obtener más datos. Puede que sea un poco osado, pero blogs como el mío, y otros como Pharyngula , The Intersection, Thoughts from Kansas, y Aetiology promueven el pensamiento científico, y generan un sentido de asombro y diversión con la ciencia a la vez que señalan los ataques que sufre la misma. Los medios de comunicación masivos por fin están dándose cuenta de esto también (abcnews.go.com/Technology/wireStory?id=1595122, www.nytimes.com/2006/02/08/politics/08nasa.html, www.nytimes.com/2006/01/29/science/earth/29climate.html, www.nytimes.com/2006/02/04/science/04climate.html).

Como dijo Thomas Jefferson, cuando la gente está bien informada, pueden confiar en su propio gobierno. Pero lo contrario también es cierto: Si la carecemos de información, estamos a merced de aquellos que están dispuestos, motivados, y capaces de mantenernos en este estado.


Agradecimiento a Andrea Naranjo por proporcionar este enlace

Autor: Phil Plait
Fecha Original: 3 de marzo de 2006
Enlace Original

La esperanza de agua en Marte se debilita con nuevas imágenes detalladas

Las nuevas imágenes obtenidas mediante los finos ojos del satélite marciano revelan que algunas de las características del planeta rojo que algún momento se pensaron que habían sido excavadas por flujos de agua fueron de hecho creadas por otros procesos.

Las imágenes fueron tomadas durante los primeros 100 días de la misión del Orbitador de Reconocimiento de Marte (MRO) y están detalladas en una sección especial del ejemplar del 21 de septiembre de la revista Science.

Las imágenes tomadas por MRO muestran muchos barrancos en Marte que incluyen canales trenzados, terrazas y otras características que son similares a las características excavadas por el agua en la Tierra. Crédito: Science

Aunque los resultados no confirmar o niegan la existencia de agua líquida en la superficie de Marte, no por eso son menos fascinantes, dicen los científicos involucrados. Por ejemplo, un equipo encontró que no había pruebas de que los flujos de agua crearan los depósitos brillantes del planeta. En lugar de esto, los científicos proponen que corrimientos de tierra seca provocaron los depósitos.

“Todos los hallazgos son buenos hallazgos”, dijo uno de los líderes del equipo Alfred McEwen, geólogo planetario de la Universidad de Arizona.

Philip Christensen de la Universidad Estatal de Arizona dijo que los resultados del MRO reiteran que “Marte ha sido mayormente seco en el pasado reciente y tenemos que ser cuidadosos y no sobreestimar cuanta agua puede haber en el presente, o puede haber dado forma a la superficie ” en tiempos antiguos.

“Yo he sido un “chico de Marte seco” durante mucho tiempo”, dijo Christensen. “Estos hallazgos dicen básicamente que observando en una resolución muy altas se ven algunas pruebas de agua, no hay disputas sobre eso. Pero no se ven pruebas de una abrumadora cantidad de agua”.

Explosiones de lava

La nave orbital MRO del tamaño de un autobús, se lanzó en 2005 y está equipada con seis instrumentos, incluyendo la cámara del Experimento Científico de Imagen de Alta Resolución, o HiRISE, que proporcionar 10 veces más resolución que cualquier otra cámara marciana anterior. Aunque las imágenes de MRO son en algunos casos poco concluyentes sobre la cuestión del agua marciana, están pintando el cuadro de la superficie marciana para los científicos con un detalle sin precedentes.

En algunos casos, las imágenes refutan la antigua especulación de que algunas de las características de Marte estaban creadas por flujos de agua.

Un equipo liderado por Windy Jaeger de la Investigación Geológica de los Estados Unidos en Arizona analizó las imágenes de HiRISE de los Valles Athabasca, un joven sistema de canales de salida que se especulaba que había sido excavado por antiguas inundaciones catastróficas.

“Tal superficie al completo está cubierta con una fina capa de lava solidificada, roca muy dura que ha preservado casi por completo el sistema de canales”, dijo Jaeger, añadiendo: “Catastróficas inundaciones de agua posiblemente excavaron el sistema de canales, pero la lava fluyó a través del mismo más recientemente”.

Los hallazgos sugieren que más que inundaciones, fueron explosiones de humo las que dejaron tras de sí los restos de características en forma de cono encontradas en el suelo de los Valles Athabasca.

“Cuando el agua y la lava interactúan causan una explosión de humo”, dijo Jaeger a SPACE.com. “Y por tanto la lava que cubría el lecho tenía hielo congeló en él. Y debido al calentamiento del agua estalló en explosiones de humo a través de la lava”.

Corrimientos de tierra secos

McEwen lideró otro equipo de investigación, que estudió una variedad de formas terrestres y pensó también que estaban asociadas con agua pasada en Marte. Examinaron las imágenes de depósitos en barrancos que habían sido detectados el año pasado por la Mars Global Surveyor. Los depósitos de los barrancos no estaban presentes en las imágenes de 1999 pero aparecieron en 2004. Las imágenes de antes y después animaron las esperanzas de que flujos modernos de agua líquida crearan los depósitos. Sin embargo, las observaciones de la MRO sugieren un origen seco, dijo McEwen.

Tanto los análisis químicos como las imágenes de uno de los nuevos depósitos no mostraron signos de escarcha o hielo y no hay pruebas ni siquiera de minerales hidratados, todo ello habría dado a los depósitos una apariencia “brillante”.

“Creemos que los corrimientos de tierra seca podrían haber creado los depósitos brillantes”, dijo McEwen.

Las laderas sobre este depósito y otras cinco localizaciones están lo bastante inclinados como para derramar o deslizar polvo seco hacia abajo del barranco, dice el científico. El material de la cima de la colina podría ser la fuente.

En la ciencia, desacreditar una teoría puede ser tan importante como apoyarla. “Algunos informadores científicos actúan como si tuviésemos que estar disgustados porque estos nuevos depósitos brillantes no hayan sido depositados por el agua”, dijo McEwen. “Estamos entusiasmados por cualquier avance en la comprensión de Marte no importa cuál sea”.

Sin océano

El investigador también descartó la hipótesis de un antiguo océano en Marte.

La Formación Vastitas Borealis, que cubre las zonas bajas de las llanuras del norte de Marte, se pensaba que era el resultado de depósitos de granos finos dejados por un antiguo océano. Las nuevas imágenes de HiRISE revelan que el área, que aparece como plana y sin características en anteriores misiones, está salpicada de grandes rocas.

El grupo heterogéneo de hallazgos intriga a los científicos involucrados.

Aunque Marte hoy es seco, existen restos de una gran cantidad de agua atrapada en los polos y bajo la superficie bajo los mismos.

“El noventa y nueve por ciento de Marte es bastante seco y bastante corriente y en absoluto excitante”, dijo Christensen. “Pero el uno por ciento restante es extremadamente interesante. Por lo que imagina que es como tropezarse con un oasis o un manantial en mitad del desierto. Es un desierto baldío pero ¡cielos! Ese pequeño oasis seguro que es muy atractivo”.

Como astrobiólogo, Christensen dice que Marte está repleto de guaridas para la vida, “Creo que hay un montón de lugares en los que buscar vida en Marte”.


Autor: Jeanna Bryner
Fecha Original: 20 de septiembre de 2007
Enlace Original

1 2 3 4 6