La enfermedad de Alzheimer: un anticuerpo inyectable puede atacar el origen del problema

Una proteína especial puede ser inyectada en el cuerpo e invertir los problemas de aprendizaje en ratones que tienen una versión animal de la enfermedad de Alzheimer, según han descubierto los investigadores de la Universidad de Saint Louis.

La proteína – que forma parte de la clase de inmunoglobulina M (IgM) – es un anticuerpo que fija la proteína beta amieloide en el cerebro y lo previene de la conversión de sustancias tóxicas que se cree que son la causa de la enfermedad de Alzheimer.

“Nuestra investigación en un animal tipo demostró que los anticuerpos pueden ser desarrollados racionalmente para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer”, dice William A. Banks, Doctor en Medicina y profesor de ciencias geriátricas, farmacológicas y psicológicas en la Universidad de Saint Louis. “Es algo importante lo que la gente ha estado intentando hacer – tener los anticuerpos del cerebro en la cantidad correcta para tratar la enfermedad. Este anticuerpo lo hace”.

Banks dice que los hallazgos son sorprendentes porque la IgM es 5 veces mayor que el anticuerpo inmunoglobulina G (IgG), que ya ha sido estudiada como una potencial terapia para la enfermedad de Alzheimer.

Dado que es más grande, los científicos no creían que pudiera traspasar la barrera hémato-encefálica, una membrana protectora que mantiene fuera del cerebro a las sustancias extrañas.

“Colaboramos con Michael Steinitz de la Universidad Hebrea en Jerusalén, quien desarrolló un anticuerpo que es parte de la clase de anticuerpos IgM que mejoraría la fijación a la proteína beta amieloide”, dice Banks, quien también es un empleado médico en el centro médico para veteranos en St. Louis.

“Este compuesto habría entrado mejor en el cerebro que la IgG, incluso aunque es más pequeño”.

Una única dosis intravenosa de IgM invirtió la alteración cognitiva en ratones ancianos que tienen la mutación genética que causa un déficit similar a aquella encontrada en pacientes con Alzheimer, dice Banks.

Los hallazgos fueron publicados en el ejemplar de agosto de Experimental Neurology.


Fecha Original: 8 de octubre de 2007
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comment (1)

  1. buen articulodesearia que me mandaran mas información sobre las investigaciones realizadas sobre la patologia de Alzheimer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *