Investigados vínculos medioambientales en casos de cáncer

Los científicos están observando factores medioambientales que puedan haber dañado los genes de los niños que desarrollaron leucemia en el área de Fallon y en Arizona.

Investigadores de la Universidad de Nevada en Reno, la Universidad de Arizona, y la Universidad de California en San Francisco, piensan que el primer cambio genético podría haber ocurrido antes de que los niños nacieran o durante la infancia. Un segundo cambio podía haber tenido lugar justo antes del comienzo de la leucemia.

Una tubería de combustible de Kinder Morgan Energy Partners al oeste de Venturacci Lane en Fallon. La compañía trabajó en el chequeo de la tubería a finales de primavera de 2001 buscando posibles problemas.

”¿Qué asuntos se preparan?”, preguntó Mark Witten, un toxicólogo de la Universidad de Arizona que ha estado investigando al grupo Fallon y un grupo semejante en Sierra Vista, Arizona, desde 2002.

”Pienso que estamos haciendo algunos avances muy buenos. La pregunta podría llegar demasiado tarde para ayudar a Fallon, pero podría ayudar a prevenir futuros acontecimientos de grupos de leucemia”.

Los científicos se reunieron el lunes en la UNR para estudiar algunos de los resultados genéticos, medioambientales y estudios del agua en los grupos de cáncer que afectaron a 17 niños y mataron a tres en Fallon desde 1997.

Witten dijo que los brotes en Nevada y Arizona podrían haber estado precedidos por un brote de herpes zóster infantil, una enfermedad encontrada normalmente en adultos expuestos a la varicela cuando niños.

Witten y su compañero, el científico dendrocronólogo Paul Sheppard de Arizona, han expuesto en estudios previos que ambas áreas tienen cantidades de tungsteno anormalmente altas en el entorno. Los científicos están haciendo estudios con ratones para determinar como el tungsteno podría causar mutaciones genéticas, especialmente aquellas que han sido vinculadas a la leucemia.

“Diferentes cánceres varían ampliamente en sus características genéticas”, dijo el Dr. William Murphy de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nevada. “Fallon podría proporcionar una ventana donde quizás podamos comprender el cáncer o sólo la leucemia en general”.

Joseph Wiemels, un investigador genético de la Universidad de California en San Francisco (UCSF), dijo que Fallon es el grupo más llamativo jamás estudiado. Dijo que la teoría de que la enfermedad está causada por dos “impactos, en diferentes momentos, por diferentes causas y con diferentes mecanismos”, es el camino más prometedor para la investigación.

”Dado que este es un grupo raro, podría tener una causa extraña”, dijo Wiemels.

Chris Pritsos de la Universidad de Nevada en Reno (UNR) está examinando el tungsteno, el arsénico y los isótopos radiactivos de polonio-210 en el agua subterránea de Fallon para determinar si estos elementos podrían tener algún vínculo con el brote. Está exponiendo ratas a agua con distintas concentraciones de estos elementos para ver si la exposición causa daños genéticos.

Ralph Seiler del Servicio Geológico de Estados Unidos está supervisando las pruebas de los pozos del Condado de Churchill

La investigación fue financiada con 750 000 dólares mediante subvenciones federales obtenidas por el Senador de Estados Unidos Harry Reid, por Nevada, y administrada por la Agencia de Protección del Medioambiente de la UNR. Witten y Sheppard además han recibido becas de la Fundación Gerber.



Fecha Original: 16 de octubre de 200
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *