En el laboratorio, el té verde se muestra como una potente medicina contra la sepsis severa

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Un componente principal del té verde podría resultar el perfecto elixir para la sepsis , una respuesta anormal del sistema inmune a una infección bacteriana.

Té verde

En un nuevo estudio de laboratorio, el Doctor Haichao Wang del Instituto Feinstein para la Investigación Médica, y sus colegas han estado estudiando los poderes terapéuticos de docenas de compuestos de hierbas chinas para invertir una respuesta inmune fatal que mata a 225 000 americanos todos los años. Hallaron un ingrediente en el té verde que rescató a un ratón de una sepsis letal – y los hallazgos podrían allanar el camino para los ensayos clínicos en pacientes.

El estudio fue publicado esta semana en Public Library of Science, o PLoS-ONE. El Doctor Wang había descubierto previamente un mediador tardío de la sepsis llamado HMGB1, una sustancia expresada en las últimas fases de la sepsis letal. Buscaban encontrar un camino para bloquear esta sustancia, que les daba la impresión que podría prevenir el avance de un proceso de sepsis letal. Y funcionó.

Científicos de todo el mundo han quedado perplejos ante la sepsis. Incluso con las técnicas médicas disponibles más avanzadas, la mitad de los que desarrollan sepsis mueren de lesiones masivas en el cuerpo. Varios laboratorios del Instituto Feinstein están trabajando en la sepsis – tanto a nivel de las bases biológicas como en pacientes.

En los últimos estudios, el grupo del Doctor Wang dio una sustancia del té verde llamada EGCG a ratones en la agonía de la sepsis severa. La dosis era equivalente a 10 tazas en un humano. La supervivencia alcanzó un 53 por ciento en aquellos que no recibieron la sustancia del té verde por un 82 por ciento en aquellos que lo hicieron. “Clínicamente, incluso si nosotros pudiéramos salvar a un cinco por ciento de los pacientes, sería enorme”, dijo el Doctor Wang. “En este estudio, nosotros salvamos a un 25 por ciento más de animales con el té verde”. Dijo que el componente del té verde, EGCG, está disponible fácilmente.

Ha habido más de 100 artículos enfocados sobre esta sustancia natural y sus beneficios anticancerígenos. “Este compuesto evita que la HMGB1 sea liberada por las células del sistema inmune y además previene la actividad de estas células para producir mas citoquinas”, dijo. Las citoquinas son producidas por las células inmunes y actúan como armas para defender al cuerpo contra invasores. “Nosotros estamos esperando estimular intereses futuros en los estudios clínicos”, dijo el Doctor Wang, quien trabajó en el estudio en colaboración con la Doctora Wei Li, el Doctor en Medicina y Jefe de Urgencias Médicas en el Hospital Universitario North Shore Andrew Sama, y otros investigadores de Feinstein.


Fecha Original: 8 de noviembre de 2007
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *