Rover marciano investiga signos de un pasado vaporoso de Marte

Los investigadores usando los rovers gemelos de Marte de la NASA están resolviendo dos posibles orígenes para uno de los descubrimientos más importantes de Spirit, mientras también consiguen un lugar favorable para que Spirit pase el próximo invierno marciano.

En marzo de 2007, el rover Spirit de la NASA encontró una mancha de tierra de un tono brillante tan rico en sílice que los científicos proponen que el agua debe haber estado implicada en su concentración. Crédito de la imagen: NASA/JPL/Cornell

El misterio lo produjo una mancha de sílice casi puro – el principal ingrediente del cristal de las ventanas – que Spirit encontró en pasado mayo. Podría proceder de un entorno de manantiales termales o un entorno llamado fumarola, en el cual vapor ácido surge a través de las grietas. En la Tierra, ambos tipos de configuraciones están asociados con la vida microbiana.

“Sean cuales sean las condiciones que lo produjeron, esta concentración de sílice es probablemente el descubrimiento más importante de Spirit para revelar un nicho habitable que existió en el pasado de Marte”, dijo Steve Squyres de la Universidad de Cornell en Ithaca, Nueva York, investigador principal de la parte científica de los rovers. “La prueba apunta de forma más convincente hacia las condiciones de fumarola, como las que se pueden ver en Hawai e Islandia. Comparado con los depósitos formados en manantiales termales, sabemos menos sobre cómo de bien pueden preservar los depósitos de fumarolas los fósiles microbianos. Esto es algo que necesita mayor estudio aquí en la Tierra”.

A mitad de camino alrededor de Marte de Spirit, la Opportunity continúa añadiendo información sobre tipos de entornos húmedos en el antiguo Marte que no son los manantiales calientes y las fumarolas. Está examinando las capas expuestas en el interior de un cráter, pero aún cerca de la cima de una pila de capas ricas en sulfatos de cientos de metros de grosor. Los científicosleen una historia de condiciones que evolucionaron de más húmedo a más seco, basándose en los hallazgos de Opportunity y en observaciones de la región por parte de los orbitadores de Marte.

Los rovers alimentados por energía solar han estado activos desde enero de 2004, más de 15 veces más tiempo del planeado originalmente. Su tercer invierno marciano no alcanzará el mínimo de luz solar hasta junio, pero Spirit ya necesita dos días de recogida de energía para caminar una hora.

“Spirit está entrando en el invierno con mucho más polvo en sus paneles solares que en años anteriores”, dijo John Callas del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, el director del proyecto de los rovers. “El último invierno marciano no movimos a Spirit durante siete meses. Esta vez el rover es probable que quede estacionario más tiempo y con una menor energía disponible cada día marciano”.

Las tormentas de polvo que oscurecieron los cielos de Marte este pasado junio descargaron polvo sobre ambos rovers. Sin embargo, las ráfagas de viento limpiaron los paneles de Opportunity, y Opportunity está más cerca del ecuador que Spirit, por lo que las preocupaciones sobre la supervivencia al invierno se centran en Spirit. El equipo ha seleccionado una pendiente de 25 grados que da al Sol en el borde norte de una meseta baja, “Home Plate,” como un refugio seguro para el invierno de Spirit.

Ambos rovers continuaron su productivo trabajo de campo tras las tormentas de polvo de junio. Spirit exploró la cima de Home Plate, en la vecindad del terreno rico en sílice que descubrió antes de la llegada de las tormentas de polvo.

“Esta materia es sílice al 90 por ciento”, dijo Squyres. “No hay muchas formas de explicar una concentración tan alta”. Una forma es eliminar selectivamente el sílice a partir de las rocas volcánicas nativas y concentrarlo en los depósitos que encontró Spirit. Los manantiales calientes pueden hacer esto, disolviendo el sílice a altas temperaturas y depositándolo cuando las aguas se enfrían. Otra forma es eliminar selectivamente casi todo y dejar sólo el sílice. El vapor ácido de las fumarolas puede hacer esto. Los científicos aún están valorando ambos posibles orígenes. Una razón por la que Squyres favorece la idea de las fumarolas es que el terreno rico en sílice de Marte tiene un nivel elevado de titanio. En la Tierra, los niveles de titanio son relativamente elevados en algunos depósitos fumarólicos.

La cartografía mineral y las imágenes de alta resolución de los orbitadores de Marte están ayudando a los científicos a colocar los hallazgos de Spirit y Opportunity en un contexto geológico más amplio. La exploración de Opportunity de la región Meridiani se ha aprovechado de las excavaciones naturales de los cráteres de impacto para inspeccionar capas que se extienden varios metros bajo la superficie del plano regional. Estas capas ricas en sulfatos portan extensas pruebas de un entorno pasado ácido y húmedo. Son una pequeña fracción superior de las capas ricas en sulfato expuestas por todos lados en Meridiani y examinadas desde la órbita.

“Vemos pruebas desde la órbita de minerales de arcilla bajo las capas de materiales de sulfatos”, dijo Ray Arvidson de la Universidad de Washington en St. Louis, ayudante del investigador principal de la parte científica de los rovers. “Indican unas condiciones menos ácidas. El gran marco parece ser un cambio de un sistema hidrológico más abierto, con lluvias, a unas condiciones más áridas con el agua subterránea subiendo a la superficie y evaporándose, dejando sales sulfatadas tras de sí”.

JPL, es una división del Instituto Tecnológico de California en Pasadena, y dirige los rover para el Consejo de la Misión Científica de la NASA.


Autor: Guy Webster
Fecha Original: 10 de diciembre de 2007
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comment (1)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *