Las plagas de Egipto “causadas por la naturaleza, no por Dios”

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Las diez Plagas de Egipto relatadas en la Biblia y que causaron que el Faraón dejara ir libres a los esclavos israelitas no fueron más que “desequilibrios poblacionales” naturales causados por factores medioambientales, ha afirmado un destacado científico.

El Profesor Roger Wotton (biólogo del University College de Londres – UCL), en el diario académico estudiantil Opticon 1826, dice que las series de eventos dramáticos, que incluyen que el Nilo se convirtiera en sangre y una plaga de ranas, son explicables como un fenómeno natural.

No niega que Dios pudiese haber instigado tales eventos – si es que Dios efectivamente existe. Pero concluye: “Tal vez las diez plagas nos enseñan que hay muchas explicaciones posibles para una serie de eventos, y nos advierten contra la creencia en la verdad de una explicación para inspirar fundamentalismo”.

El Profesor Wotton, especialista en zoología y biología acuática, dice que las plagas, descritas en el Libro del Éxodo, fueron cruciales para la liberación de los judíos de la opresión de los egipcios.

Apoya su tesis usando el ejemplo de la explosión de población de conejas en Australia causada tras su introducción sin predadores naturales, y ayudados por sus altos ratios de reproducción. También describe la proliferación de coccinélidos en partes de Europa en el seco verano de 1976.

“Era difícil conducir a través de ciertas partes de Europa sin encontrarse con enjambres de coccinélidos que requerían que los limpiaparabrisas funcionasen al máximo”, comenta.

“Los tabloides de los años 80 se referían al SIDA como la “Plaga Gay””, comenta. “No es fácil ser racional cuando nos encontramos con una plaga y atribuirlo a mitos, a menudo centrándose en una retribución divina y sobrenatural, es común”.

Los “mitos” surgen alrededor de eventos naturales cuando no hay una explicación racional inmediata aparente, argumenta. Cristianos y judíos aceptan las historias de las diez plagas de Egipto.

“La sucesión de desastres desmoralizó a los egipcios y fue vista como una victoria de las creencias monoteístas judías”, expone, continuando con la sugerencia de una serie de explicaciones naturales.

El Profesor Wotton dice que las plagas probablemente ocurrieron, pero expone que han sido “adornadas, ordenadas y descritas a través del cristal de la mitología religiosa”.

Los “ríos de sangre” podrían haber sido causados por una fuerte precipitación en la tierra reseca, llevando un flujo agua rica en sedimentos al Nilo desde los afluentes donde la tierra subyacente y las rocas eran rojas.

La plaga de piojos podría haber sido simplemente una súbita incubación de piojos en Egipto durante las lluvias que se siguieron con un calor y un tiempo seco excepcionales.

Los forúnculos en la población humana podrían haber sido causados por las picaduras de insectos.

Dice que la cronología como se cuenta en la Biblia puede ser explicada por las probables condiciones climáticas pero el impacto de las plagas en las creencias religiosas fueron profundas.

“La victoria del monoteísmo judío se convirtió además en la victoria del monoteísmo cristiano porque los orígenes de ambos grupos religiosos son compartidos”, dice. “El Islamismo entonces se desarrolló a partir de los mismo orígenes en el primer milenio y este, también, es fuertemente monoteísta. Fue el Islamismo el que finalmente derrocó al extendido politeísmo en Egipto”, dijo.

El artículo completo del profesor Wotton puede encontrarse en http://www.ucl.ac.uk/opticon1826/currentissue/article/RfP_Art_LIFE_Wotton_Plagues.pdf


Autor: Ruth Gledhill
Fecha Original: 15 de diciembre de 2007
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *