El polvo rojo en los discos de formación planetaria puede albergar los precursores de la vida

Astrónomos de la Institución Carnegie han hallado las primeras indicaciones de moléculas orgánicas altamente complejas en el disco de polvo rojo que rodea una estrella distante. La estrella de ocho millones de años conocida como HR 4796A, se piensa que está en las últimas etapas de la formación planetaria, sugiriendo que los elementos básicos para la vida pueden ser comunes en los sistemas planetarios.

Las longitudes de onda rojas y del infrarrojo cercano alrededor de la estrella HR 4796A (en falso color en la imagen para hacer visible el disco más tenue) sugieren la presencia de moléculas orgánicas complejas. El “agujero” interior del disco con forma de anillo es lo bastante grande para encajar con todo nuestro Sistema Solar y puede haber sido limpiado de polvo por planetas en órbita. (Imagen: John Debes)

En un estudio publicado en el actual ejemplar de Astrophysical Journal Letters, John Debes y Alycia Weinberger del Departamento de Magnetismo Terrestre de la Institución Carnegie junto a Glenn Schneider de la Universidad de Arizona informan de observaciones en luz infrarroja de HR 4796A usando el Espectrómetro de Multiobjetos en el Infrarrojo Cercano del Telescopio Espacial Hubble. Os investigadores encontraron que el espectro de luz visible e infrarroja dispersado por el disco de polvo de la estrella parece muy rojo, el color producido por las grandes moléculas de carbono orgánico llamadas tolinas. El espectro no encaja con otras sustancias rojas, como el óxido de hierro.

Las tolinas no se forman de forma natural actualmente en la Tierra dado que el oxígeno de la atmósfera las destruiría rápidamente, pero según una hipótesis habrían existido en la Tierra primitiva hace miles de millones de años y habrían sido los precursores de las biomoléculas que forman los organismos vivos. Las tolinas han sido detectadas por todas partes en el Sistema Solar, en sitios como los cometas y Titán, la luna de Saturno, donde da a la atmósfera un tono rojizo. Este estudio es el primer informe de las tolinas fuera de nuestro Sistema Solar.

“Hasta hace poco ha sido difícil saber qué forma el polvo de un disco a partir de la luz dispersada, por lo que encontrar tolinas de esta forma representa un gran salto en nuestra comprensión”, dice Debes.

HR 4796A está situado en la constelación de Centauro, visible principalmente en el hemisferio sur. Está aproximadamente a 220 años luz de la Tierra. El descubrimiento de su disco de polvo en 1991 generó un gran entusiasmo entre los astrónomos, quienes lo consideraros como un ejemplo perfecto de sistema planetario captado en su fase de formación. El polvo es generado por las colisiones de pequeños cuerpos, tal vez similares a cometas o asteroides en nuestro Sistema Solar, los cuales están cubiertos de sustancias orgánicas. Estos planetesimales pueden transportar estos bloques básicos para la vida a cualquier planeta que pueda estar también orbitando la estrella.

“Los astrónomos están empezando a buscar planetas alrededor de estrellas muy distintas del Sol. HR 4796A es dos veces más masiva y casi el doble de caliente que el Sol, además de veinte veces más luminosa”, dice Debes. “Estudiar este sistema proporciona nuevas pistas para comprender las distintas condiciones bajo las que se forman los planetas y, tal vez, la vida puede evolucionar”.

Esta investigación está basada en las observaciones del Telescopio Espacial Hubble de NASA/ESA y fue patrocinada por el Instituto de Astrobiología de la NASA.


Fecha Original: 3 de enero de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *