Leyendo la historia del Sistema Solar en granos de polvo de cometa

Hace cuatro años, la nave Stardust de la NASA alcanzó a un cometa y recolectó granos de polvo que salían volando de su núcleo. Cuando la nave retornó del Cometa Wild-2, el polvo del cometa fue enviado a científicos de todo el mundo, incluyendo al profesor de física de la Universidad de Minnesota Bob Pepin. Tras comprobar el helio y el neón atrapados en las partículas de polvo, Pepin y sus colegas informan que aunque el cometa se formó en los helados límites del Sistema Solar, el polvo parece haber nacido cerca del joven Sol y fue bombardeado por intensa radiación procedente de este y otros gases antes de volar más allá de Neptuno y ser atrapado por el cometa. La investigación aparece en el ejemplar del 4 de enero de la revista Science.

Los hallazgos abren la cuestión de qué sucedió en los inicios de la vida del Sistema Solar para someter al polvo a una radiación tan intensa y arrojarlo a cientos de millones de kilómetros de su lugar de nacimiento.

Los estudios del polvo cometario son parte de un mayor esfuerzo por rastrear la historia de nuestra vecindad celeste.

“Queremos establecer cómo era el Sistema Solar en sus etapas iniciales”, dijo Pepin. “Si establecemos las condiciones iniciales, podemos decir lo que sucedió entre entonces y ahora”. Un evento inicial fue el nacimiento de la Luna de la Tierra, aproximadamente 50 millones de años tras la formación del Sistema Solar.

Los gases estudiados también tienen relevancia incluso más cerca de casa. “Dado que algunos científicos han propuesto que los cometas han contribuido con estos gases a las atmósferas de la Tierra, Venus y Marte, aprender sobre ellos en los cometas sería fascinante”, dijo.

El Cometa Wild-2 se cree que se originó en el Cinturón de Kuiper, una región rica en cometas que se extiende desde la órbita de Neptuno hasta más allá de Plutón. Conforme crecía en esta región a –217 grados Celsius, incorporó granos de polvo y gas ambiental.

El cometa recibió la visita de la nave Stardust a principios de enero de 2004, dos años más tarde de su lanzamiento. Apartándose apenas 240 kilómetros del núcleo del cometa, Stardust usó un material esponjoso de fibra de vidrio ultraligera llamado aerogel para atrapar el polvo. En el momento del encuentro, la nave expuso una lámina de aerogel – apoyada por un marco de trabajo – hacia el flujo de partículas procedentes del núcleo.

“Parecía una raqueta de tenis”, dijo Pepin. “Se expuso durante aproximadamente 20 minutos”

El aerogel atrapa agregados de finas partículas que impactan a 21 000 kilómetros por hora y se dividen en el impacto. Las colisiones dejan rastros en forma de baquetas apuntando hacia el interior de la superficie del aerogel.

Tras la recolección, la nave puso rumbo a casa y lanzó su carga en un paracaídas para un retorno a salvo a la Tierra en enero de 2006. Unos meses más tarde, Pepin recibió tres sub-muestras de partículas y sus colegas de la Universidad de Nancy en Francia, otras dos, todas de la misma partícula de “impacto”.

Su tarea era analizar los gases atrapados en los diminutos granos de polvo de aproximadamente una mil millonésima de gramo de peso. Como primer paso, los investigadores calentaron los granos a unos 1400 grados Celsius, liberando los gases atrapados durante eones.

“Las partículas probablemente proceden del primer millón de años o incluso menos, de la existencia del Sistema Solar”, dijo Pepin. Esto sería hace casi 4600 millones de años. Si la vida media de nuestro Sol fuese de 50 años, entonces las partículas habrían nacido en los primeros cuatro días de su vida.


Autor: Mark Cassutt
Fecha Original: 3 de enero de 2007
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (2)

  1. [...] http://www.cienciakanija.com Articulos RelacionadosEl cometa Holmes más grande que el SolEn el corazón del misterioso [...]

  2. [...] Leyendo la historia del Sistema Solar en granos de polvo de cometa [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *