Nuevo riesgo para la Tierra en las explosiones de supernovas

Una estrella en explosión dentro de nuestra galaxia está mostrando signos de una erupción inminente, al menos en un marco temporal cósmico, y ha estado así algún tiempo. Desde 1838 a 1858, la estrella llamada Eta Carinae brilló hasta rivalizar con la luz de Sirio, la estrella más brillante del cielo, y entonces se apagó en una tenue estrella. Desde 1940 ha comenzado a brillar de nuevo, y los científicos creen que Eta Carinae estallará en 10 000 o 20 000 años.

Afortunadamente, Eta Carinae está muy lejos, al menos a 7 500 años luz de distancia de la Tierra. Si explota, la mayor parte de su energía será dispersada o absorbida en la vasta vacuidad del espacio. También resulta que está inclinada 45 grados respecto a la línea de visión de la Tierra, por lo que cualquier tipo de estallido de rayos gamma, un estallido de alta energía que se espera cuando llegue finalmente la erupción final de la estrella, no golpearía la Tierra. Los rayos cósmicos se difuminarían en los campos magnéticos, y la mayor parte de la luz dañina no afectaría a la vida en la Tierra.

Eta Carinae está acercándose a su explosión definitiva. Cuando Eta Carinae explote, habrá unos espectaculares fuegos artificiales que se verán desde la Tierra, tal vez rivalizando con la Luna en brillo. Este destino ha sido presagiado por el reciente descubrimiento de SN2006gy, una supernova en una galaxia cercana que fue la mayor explosión estelar jamás vista. Esta imagen compuesta muestra la luz óptica (azul) y luz de rayos-X (naranja y amarillo). Crédito: NASA/CXC/GSFC/STScI

En general, las amenazas para la vida en la tierra procedentes de una supernova son extremadamente pequeñas, para todas excepto para las explosiones más cercanas — aquellas que tienen lugar a 30 años luz o menos.

Pero, ¿qué pasaría si una supernova fuese 100 veces más brillante de lo usual? ¿Sería entonces un riesgo para la Tierra?

Los astrónomos encontraron una supernova que batía este récord el año pasado, SN 2006gy.

La más brillante

SN 2006gy fue la supernova más brillante jamás registrada hasta que se descubrió una aún más brillante en noviembre.

Los astrónomos ahora saben que el progenitor de SN 2006gy era notablemente similar a Eta Carinae. Advierten que una supernova superluminosa podría explotar justo en nuestra propia galaxia.

Brian Thomas de la Universidad de Washburn ha estado estudiando los efectos de las explosiones astronómicas en el Centro de Vuelo Espacial Goddard. Decidió investigar qué sucedería en la capa de ozono protectora de la Tierra si Eta Carinae explota con el brillo de SN 2006gy.

Resultó que incluso aunque SN 2006gy fue una de las supernovas más brillantes jamás registrada, no generó una gran cantidad de rayos-X. Thomas y su equipo encontraron que la mayor parte de la luz, incluyendo los rayos-X dañinos y los rayos cósmicos, se dispersarían en el espacio antes de alcanzar la Tierra.

Por tanto, ¿habría algún daño para la Tierra en un evento tan espectacular? Aunque Thomas fencontró que los rayos-X y los rayos cósmicos causarían pocos daños, también observó la luz óptica, especialmente la longitud de onda corta del azul claro (400 nanómetros), donde el espectro de SN 2006gy tuvo su pico. Nadie había considerado jamás los efectos de esta luz anteriormente, ya sea de una supernova o de cualquier otro tipo de evento.

“La luz visible podría ser significativa”, dice Thomas, “pero esto depende un poco de la definición que tomes de significativo”.

Más brillante que Venus

Si Eta Carina explotase de la misma forma que SN 2006gy, rápidamente se convertiría en el objeto más brillante del cuelo sólo superado por el Sol y la Luna.

Para aquellos que vivan donde Eta Carina está siempre sobre el horizonte (Antártica, Nueva Zelanda y las regiones del extremo sur de Australia y Sudamérica) la luz eclipsaría a Venus, siendo visible incluso durante el día. La radiación iluminaría el cielo de la tarde con un resplandor azulado casi lo bastante potente como para leer con él, y el efecto probablemente duraría durante meses – tal vez seis o más.

Los efectos acumulados de esta exposición de larga duración a la luz azul comenzaría a interferir con la vida en la Tierra.

Aquellos que estudian la cronobiología, o los efectos del reloj biológico, han encontrado que niveles bajos de luz azul pueden afectar fuertemente al sistema endocrino de los mamíferos causando respuestas fisiológicas y de alerta. La luz azul está asociada con niveles reducidos de producción de melatonina y afecta a los ritmos circadianos. Por estas razones, a veces se prescribe para contrarrestar el desorden afectivo estacional (DAE) o la depresión invernal.

“Esto no va a ser un evento del tipo ‘todos mueren inmediatamente’”, dijo Thomas. “Pero con los factores de riesgo asociados a mayores niveles de este tipo de luz ciertamente es algo que podrían ser importante a largo plazo”.

Nuevo umbral

En un artículo que será publicado en la revista Astrobiology, Thomas explica que incluso cortas exposiciones a luz azul pueden incrementar el insomnio, reducir la resistencia a infecciones y se está estudiando como un posible riesgo de cáncer.

Aún así, en el caso de Eta Carinae, el efecto de estos fotones ópticos sería mínimo. La dispersión de los fotones por parte del polvo y gas es el mayor en las longitudes de onda azules (dando de esta forma al cielo de la Tierra el color azul) y la enorme distancia de Eta Carinae disminuye la intensidad de la intensidad óptica aproximadamente en un 20 por ciento.

Pero aunque el daño de la luz óptica no es un factor para Eta Carinae, los efectos de esta luz deberían ser tenidos en cuenta en cualquier valoración de riesgos en un supernova. Basándonos en sus resultados, Thomas estima ahora que el umbral biológico para las supernovas estaría aproximadamente en 100 años luz de distancia. A tal distancia, la vida en la Tierra puede esperar algún tipo de radiación de supernova una vez cada 20 millones de años.


Autor: Laura Kinoshita
Fecha Original: 8 de enero de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (4)

  1. [...] Nuevo riesgo para la Tierra en las explosiones de supernovaswww.cienciakanija.com/2008/01/09/nuevo-riesgo-para-la-tierra… por mezvan hace pocos segundos [...]

  2. julio godoy

    Qué posibilidades hay de que una super nova explote en julio del 2012 produciendo tres dias de oscuridad y contaminando el agua y alimentos

  3. necesario XD

    depende de la distancia entre la supernova y la tierra, pero estamos hablando de muchos años luz, asi q los efectos en la tierra se verian luego los años que tarda la luz o rayos gamma o lo que fuese desde la supernova hasta la tierra
    las consecuencias por mas malas que fuesen no serian sobre el agua y alimentos XD
    sino sobre la atmosfera y seguramente sobre el material genetico pero es altamente improbable porque no hay candidatas a supernovas tan cerca de la tierra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *