Colosal agujero negro destroza las escalas

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

El mayor agujero negro masivo del universo destroza las escalas cósmicas con 18 mil millones de veces la masa del Sol, sugieren hoy los astrónomos en la reunión de la Sociedad Astronómica Americana.

Incluso aunque los investigadores sugirieron que podrían existir agujeros negros de esta masa en quásares, esta es la primera confirmación directa de tal gigante.

El descomunal pozo gravitatorio es seis veces más masivo que el récord anterior y está orbitado por un agujero negro más pequeño, el cual permitió la medida de la masa del gigante.

Los agujeros negros no pueden verse, pero los astrónomos pueden detectarlos al notar cómo otros objetos se ven afectados por la tremenda gravedad creada en una esfera de espacio tan pequeña.

El sistema binario de agujeros negros da energía a un quásar conocido como OJ287, el cual está situado a 3500 millones de años luz de nosotros en la constelación de Cáncer. El quásar — un descomunal faro de luz asociado con una galaxia en desarrollo — ha sido estudiado en mayor detalle que la mayoría de los quásares.

Los quásares se cree que están alimentados por el gas que cae en gigantescos agujeros negros de millones o miles de millones de masas solares. Aunque menor que el Sistema Solar, un quásar puede eclipsar a toda una galaxia.

Este quásar en particular tiene un pulso regular de luz con dos pulsos principales cada 12 años. El primero de los dos pulsos se observó en el año 1994-1995, y el primero del siguiente ciclo en 2005. Las observaciones ayudaron a los astrónomos a refinar sus modelos de ordenador, prediciendo el siguiente pulso para el 13 de septiembre de 2007.

Mauri Valtonen del Observatorio Tuorla en Finlandia, que presentó el estudio, dice que existe una simple explicación física para el pulso de 12 años. “Además del agujero negro primario en el disco de acreción, tenemos un agujero negro secundario que cruza el disco dos veces durante el periodo orbital”, dijo Valtonen. “Y esto es lo que nos da los dos pulsos”.

Un grupo internacional de astrónomos manejando telescopios por todo el mundo tomaron parte en la monitorización del quásar en septiembre y octubre. Los mayores telescopios implicados fueron el telescopio alemán de Calar Alto en España y el Telescopio Óptico Nórdico.

Efectivamente, tal como estaba previsto OJ287 envió un pulso de luz en tal fecha. Ningún otro pulso de tal tipo se vio durante septiembre u octubre, indicando, según los astrónomos, que el modelo de agujero negro binario era correcto.

El siguiente pulso está previsto para enero de 2016.


Autor: Jeanna Bryner
Fecha Original: 9 de enero de 2008
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *