Nuestro universo de realidad virtual

¿Qué pasaría si nuestro universo fuese de hecho una simulación? ¿Un producto de algún procesador de información, creando espacio y tiempo, materia y energía? ¿Qué pasaría si el Big Bang fuese el arranque de toda la simulación, iniciando miles de millones de años de cálculos de espacio y tiempo? ¿Tenemos la posibilidad de entender nuestra conciencia como una subrutina en una máquina de cálculos numéricos avanzados? Un nuevo artículo publicado por el Centro de Matemática Discreta y Ciencias de la Computación Teóricas de la Universidad de Auckland, nos pide tener la mente abierta y sugiere que si observamos la complejidad de las leyes físicas de nuestro universo conocido, muchas de las paradojas pueden explicarse si vemos nuestra realidad física como una realidad virtual.

La realidad virtual ha sido un término usado con frecuencia en las novelas y películas de ciencia-ficción desde principios de los 80 pero el término realidad artificial se remonta hasta los años 70. Películas como Tron (Tron), The Matrix (Matrix) y Lawnmower Man (El Cortador de Césped) se centran en la posibilidad de sumergirse completamente en realidades virtuales. Sin embargo sólo muy recientemente, con el avance en los sistemas de juegos interactivos avanzados y el diseño de mundos virtuales complejos on-line y en ordenadores caseros, podemos experimentar mundos con suficiente detalle para que podamos ser engañados al creer que lo que experimentamos se aproxima a la realidad física. Se han diseñado sistemas adicionales para proporcionar al usuario una retroalimentación del mundo virtual con el que está interactuando (ya sea un temblor en el mando de juego o guantes cableados que dan al usuario el sentido del tacto), mejorando la experiencia más allá de lo puramente visual.

Echando un vistazo a la física de nuestro universo, existen muchas paradojas e incertidumbres. La física cuántica es uno de esos campos destacados en la investigación de Brian Whitworth y está considerado como física “extraña”, dando parte de justificación a que esta teoría podría realmente está inmersa en un mundo de realidad virtual:

“Aunque la teoría de la realidad virtual parezca extraña, también sucede para otras teorías física, por ejemplo la visión de muchos mundos de la física cuántica en la que se propone que cada elección cuántica divide el universo en universos paralelos. [...] Incluso las teorías físicas relativamente de la corriente principal son bastante extrañas”. – The Physical World as a Virtual Reality (El mundo físico como una realidad virtual).

Aunque esta investigación lleva al límite las teorías físicas más extravagantes, no es difícil imaginar que el procesamiento de información avanzada puede ser lo bastante complejo para gobernar la dinámica de todo un universo (si el procesador de información es lo bastante avanzado). Nuestro universo físico, después de todo, está aproximado a través de ecuaciones físicas y razonamientos matemáticos, ¿por qué no puede las leyes de la realidad “física” ser aproximadas mediante realidad “virtual”? Si esto pudiese hacerse, ¿estamos realmente en un mundo virtual?

Artículo en arXiv.org


Autor: Ian O’Neill
Fecha Original: 15 de enero de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (5)

  1. [...] Leido en Ciencia Kanija: Nuestro universo de realidad virtual. [...]

  2. Una pelicula que juega con este tema es “Piso 13″
    http://en.wikipedia.org/wiki/The_Thirteenth_Floor

    • Leviatán

      Buena película, en España se tradujo como Nivel 13. Además de las mencionadas en el artículo recuerdo “ExintenZ”, de David Cronenberg, donde se manipula la percepción entre la realidad y el juego.

  3. demian

    Hay temas filosoficos que hacen referencia a ello como la caverna de platon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *