Nueva fuente de rayos-X en una galaxia cercana genera un misterio

Astrónomos que estudian una galaxia cercana han dado con un nuevo tipo de raro sistema estelar – uno que contiene un agujero negro que de pronto comienza a brillar intensamente en rayos-X.

Fuentes de rayox-X que aparecen y desaparecen en la cercana galaxia de Centauro A. Astrónomos de la Universidad Estatal de Ohio y sus colegas detectaron una nueva fuente de rayos-X usando el Observatorio de Rayos-X Chandra de la NASA en 2007. La nueva fuente – probablemente un sistema estelar binario con un agujero negro – aparece en el centro de la imagen. Animación de Gregory Sivakoff, cortesía de la Universidad Estatal de Ohio.

Aunque este tipo de sistema estelar se supone que es extraño, es el segundo descubierto en esta galaxia, conocida como Centauro A.

El descubrimiento sugiere que los astrónomos tienen que aprender más sobre la vida y muerte de las estrellas masivas en las galaxias como la nuestra.

Normalmente cuando los astrónomos estudian Centauro A, son los gigantescos chorros de rayos-X que emanan del corazón de la galaxia los que se quedan con el protagonismo, explicó Gregory Sivakoff, investigador de post-doctorado en astronomía en la Universidad Estatal de Ohio. Los chorros se extienden desde la galaxia hasta 13 000 años luz en distintas direcciones.

Pero cuando su equipo estudió Centauro A con el Observatorio de Rayos-X Chandra de la NASA en marzo de 2007, vieron una nueva fuente de rayos-X – mucho menor que los chorros de rayos-X, pero aún así brillando con fuerza. La fuente no estaba allí durante la última investigación de la galaxia en 2003, pero brilló durante la época de las nuevas observaciones, desde marzo a mayo de 2007.

Dado que no había sido observada con anterioridad, los astrónomos clasificaron el objeto como una fuente de rayos-X “transitoria”, lo que significa que el objeto había estado allí desde antes de 2007, pero sólo recientemente había brillando con la fuerza suficiente para percibirlo.

Sivakoff discutió los resultados en una rueda de prensa el 9 de enero de 2008 en la reunión de la Sociedad Astronómica Americana en Austin, Texas.

El nuevo objeto brillante, apodado CXOU J132518.2-430304, es muy posiblemente un sistema binario estelar, concluyeron los investigadores. Las dos estrellas probablemente se formaron al mismo tiempo, siendo una mucho más masiva que otra. La estrella más masiva evolucionó más rápidamente, y colapsó para formar un agujero negro. Ahora está devorando lentamente a su compañera. Tal sistema binario se piensa que es extremadamente raro.

Pero este es el segundo sistema binario de rayos-X transitorio descubierto en Centauro A – y ese es el problema, dijo Sivakoff.

“Cuando observamos otras galaxias como Centauro A, no vemos estas brillantes binarias de rayos-X transitorias”, dijo. “Pero ahora hemos encontrado dos de tales objetos en Centauro A, y las implicaciones son que puede que no comprendamos estos objetos tan bien como creíamos”.

“Por lo que por ahora, nuestro descubrimiento apunta realmente a un misterio más que a una solución”.

Dado que Centauro A está cerca de nuestra galaxia, los astrónomos han esperado durante mucho tiempo usarlo como una piedra de Rosetta para estudiar otras galaxias con agujeros negros.

Cuando los astrónomos unan las piezas para llegar a una explicación sobre la existencia de este sistema binario recientemente descubierto, posiblemente lograrán una comprensión mejor de cómo se forman los agujeros negros a partir de las estrellas masivas y cómo evolucionan los sistemas binarios.

“Estos sistemas binarios son señales de que las estrellas masivas existieron alguna vez en galaxias como Centauro A. Para comprender las estrellas masivas, primero debemos saber cómo leer las señales”, dijo.

Sivakoff y Ralph Kraft del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsoniano lideraron el estudio; sus colaboradores fueron del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, las Universidades Asociadas de Oak Ridge, la Universidad de Hertfordshire, la Universidad de Virginia, la Universidad de Bristol, la Universidad McMaster y la Universidad de Birmingham.

Esta investigación fue patrocinada por la NASA.


Autor: Pam Frost Gorder
Fecha Original: 9 de enero de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comment (1)

  1. [...] http://www.cienciakanija.com Articulos RelacionadosLos agujeros negros, probables emisores de potentes rayos cósmicosEstrella [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *