Supercomputador podría arrojar luz sobre el “misterio” de la energía oscura

Los cosmólogos han ejecutado una serie de simulaciones del universo que finalmente podrían ayudar a resolver el misterio de la energía oscura.

Los resultados de las simulaciones, llevadas a cabo por el Instituto de Cosmología Computacional (ICC) de la Universidad de Durham, dice a los investigadores cómo medir la energía oscura – una fuerza repulsiva que actúa en contra de la gravedad.

Las conclusiones, publicadas el 11 de enero en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, también proporcionarán una información vital para el diseño de una misión de satélite propuesta llamada SPACE – Explorador Cósmico Espectroscópico de todo el Cielo – que podría revelar la naturaleza de la energía oscura.

El descubrimiento de la energía oscura en 1998 fue algo completamente inesperado y comprender su naturaleza es uno de los mayores problemas de la física.

Los científicos creen que la energía oscura, que forma el 70 por ciento del universo, está dirigiendo la expansión acelerada. Si la expansión continúa acelerando los expertos dicen que podría llevar finalmente a un Big Freeze (Gran Congelación) cuando el universo sea separado y se convierta en una vasta y fría extensión de estrellas moribundas y agujeros negros.

La investigación de Durham estuvo patrocinada por el Consejo de Instalaciones Tecnológicas y Científicas y la Comisión Europea.

Las simulaciones, que necesitaron 11 días para ejecutarse en la única Máquina Cosmológica de Durham (COSMA), observó diminutas ondas en la distribución de la materia en el universo creadas por ondas de sonido unos pocos cientos de años tras el Big Bang.

Las ondas son delicadas y algunos han sido destruidas a lo largo de los siguientes 13 mil millones de años del universo, pero las simulaciones mostraron que sobrevivieron en ciertas condiciones.

Cambiando la naturaleza de la energía oscura en las simulaciones, los investigadores descubrieron que las ondas parecía cambiar en longitud y podían actuar como un “regulardor estándar” en la medida de la energía oscura.

El Director del ICC, el Profesor Carlos Frenk dijo: “Las ondas son un “patrón oro”. Comparando el tamaño de las ondas medidas con el patrón oro podemos descubrir cómo el universo se ha expandido y a partir de esto imaginar las propiedades de la energía oscura.

“Los astrónomos están atascados en el universo en el que vivimos. Sin embargo, las simulaciones nos permiten experimentar lo que podría haber sucedido si hubiese más o menos energía oscura en el universo”.

En los siguientes 10 años hay planeados un número de experimentos para explorar la energía oscura. La simulación de Durham ha demostrado la factibilidad de la misión de satélite SPACE propuesta al programa Visión Cósmica de la Agencia Espacial Europea.

El proyecto ha sido propuesto por un consorcio internacional de investigadores incluyendo al equipo de Durham.

SPACE, que está liderado por la Universidad de Bolonia en Italia, está pasando por la siguiente ronda de valoraciones de la ESA y si tiene éxito está planeada para su lanzamiento en 2017.

El investigador co-principal, Profesor Andrea Cimatti, de la Universidad de Bolonia, dijo: “Gracias a las simulaciones del ICC es posible predecir lo que observaría SPACE y planear cómo desarrollar los parámetros de la misión para obtener un mapa tridimensional del universo y comprarlo con las predicciones de las simulaciones.

“Gracias a esta comparación será posible revelar la naturaleza de la energía oscura y comprender cómo las estructuras del universo se forman y evolucionan en el tiempo cósmico”.


Fecha Original: 11 de enero de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *