La figura de mujer de Marte es sólo una roca

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

La idea de que puede haber vida en Marte ha estado rondando durante siglos, pero la teoría tuvo un dudoso impulso debido a la reciente publicación de unas fotos de la superficie de Marte (tomada por el robot Spirit de la NASA) que aparentemente mostraba una figura humanoide. Varios sitios de Internet han ensombrecido la imagen y sugerido que la figura podría estar viva.

¿Pero qué es? Sólo una roca, dicen los astrónomos.

Ya es bastante difícil reconocer con precisión las figuras y características de una sala. Marte, dependiendo de cuando lo midas, está a una distancia de 50 millones de kilómetros de distancia. Los mejores telescopios no son de mucha ayuda al determinar las características de la superficie, y por esto la NASA envió robots con cámaras a Marte.

La razón de que mucha gente vea una figura humana en el paisaje marciano es la misma por la que ve caras en las nubes, en las manchas de Rorschach, y los posos del café. Este fenómeno, conocido como pareidolia, es bien conocido en la psicología, y es la causa de muchos de los supuestos eventos milagrosos (incluyendo el famoso “Jesús en la Tortilla”).

Las pruebas convincentes para esta explicación psicológica recae en el hecho de que la imagen de Spirit no parece vida marciana (dado que no sabemos a qué se parece la vida en Marte), no que recuerda a la vida en la Tierra, específicamente a la vida humana. La imagen es el resultado de la interpretación humana. Si miras alrededor de la imagen completa del área (no sólo al primer plano), encontrarás varias rocas y características que recuerdan formas de vida de la Tierra no humanas, tales como armadillos y serpientes. En la esquina inferior derecha, surgiendo de la arena, surge lo que parece ser la cara de un lagarto llevando gafas de bucear y un casco de aviador.

El Rover de Exploración de Marte Spirit de la NASA tomó esta visión en dirección oeste desde la cima de una meseta donde Spirit pasó los últimos meses de 2007. Varios bloggers y otros entusiastas han apuntado que una diminuta estructura (círculo rojo) de la superficie de Marte es una figura humana y por tanto pruebas de vida en Marte. Crédito: NASA/JPL-Caltech/Cornell University.

Esta, por supuesto, no es la primera vez que se afirma que las imágenes de la NASA demuestran pruebas de vida en Marte. Un hombre llamado Richard Hoagland afirmó que las fotografías de 1976 de la región de Cydonia de Marte mostraban una cara humana y que era una prueba clara de la existencia de alienígenas.

De acuerdo con el astrónomo Phil Plait del Sitio Web Bad Astronomy (Mala Astronomía), si la imagen verdaderamente es de un hombre de Marte, es realmente pequeño: “¡Estamos hablando de una tempestad en una taza de té!”, dijo Plait. “La roca de Marte realmente tiene unos pocos centímetros de alto y a pocos metros de la cámara. Unos pocos millones de años de viento marciano esculpieron esa extraña forma, que resultó parecerse a, bueno, ¡un Bigfoot! Es sólo nuestra tendencia natural a ver formas familiares en objetos aleatorios”.

Incluso aunque la lógica y la ciencia que la imagen es una roca y no un animal, los aficionados a los OVNIs, y teóricos de la conspiración continuarán especulando.

De hecho, será realmente fácil determinar si lo de la imagen es vida alienígena o no. En posteriores fotografías del área, estará allí la misma forma o no. Si es así, es una roca (a menos, por supuesto, que el pequeño hombre de Marte pueda mantener la misma pose durante semanas o meses).

Así es como finalmente se demostró el tema de las “Caras de Marte”. El 5 de abril de 1998, la Mars Global Surveyor tomó fotografías de la misma región en una resolución mucho más alta de lo que era posible en 1976. Las nuevas imágenes mostraban claramente un área fuertemente erosionada, y que la “cara” era simplemente el resultado de una baja calidad de la imagen, pareidolia, y trucos de luz y sombra. La teoría de Hoagland quedó desacreditada.

Pero no se lo digas a ese espeluznante lagarto de arena marciano con gafas de buceo.


Autor: Benjamin Radford
Fecha Original: 24 de enero de 2008
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *