Científicos diseñan un “escudo de iones” para proteger a los astronautas del viento solar

Científicos británicos están trabajando para construir un “escudo de iones” magnético invisible para usarse durante las misiones espaciales. Se ha creado un viento solar en miniatura en un laboratorio de Oxfordshire para simular las partículas altamente cargadas emitidas por el Sol y se ha ideado una burbuja magnética para que rodee las futuras naves espaciales. El campo magnético debería tener suficiente poder de repulsión para redirigir lejos de los futuros astronautas las partículas energéticas que provocan el cáncer. Muy útil, especialmente durante los vuelos de larga duración propuestos a Marte si el Sol empezase a lanzar llamaradas en el momento incorrecto…

La protección de los astronautas en el espacio de ser bañados por radiación solar dañina es de vital importancia para los planificadores de la misión. Evitar la exposición a las partículas de alta energía es esencial para el éxito a corto plazo de la misión, y para la saluda a largo plazo del astronauta. Generalmente, los humanos en la órbita terrestre estamos protegidos de los estragos del viento solar ya que estamos dentro de la barrera protectora que rodea nuestro planeta. La protección la proporciona la magnetosfera terrestre, un potente escudo magnético que rechaza las partículas cargadas y las canaliza hacia los polos norte y sur, permitiendo la vida aquí en la superficie. Las partículas inyectadas en los polos reaccionan con nuestra atmósfera generando luz, las Auroras.

Por eso, el equipo del Reino Unido está tratando de crear una “magnetosfera” a pequeña escala por sí mismos. Si una nave espacial puede generar su propio campo magnético, entonces tal vez la mayor parte de partículas solares pueden rechazarse, creando una burbuja protectora en la que la nave pueda viajar durante las tormentas solares. Esto puede sonar a ciencia-ficción, pero la física es fiable, los campos magnéticos se usan a diario para rechazar partículas cargadas. ¿Por qué no intentar construir un deflector magnético de partículas del tamaño de una nave?

“Ahora tenemos medidas reales que demuestran que podría crearse un “agujero” en el viento solar en el cual una nave podría acomodarse, proporcionándole protección de la “tormenta de iones”, como las llaman en Star Trek”. – Dr. Ruth Bamford, físico en el Laboratorio Rutherford Appleton (RAL) en Chilton, Oxfordshire.

Lanzar un chorro de partículas cargadas en un potente campo magnético fue el intento realizado en el laboratorio y los resultados fueron excelentes. Observando los “choques” de las partículas con el frente del campo, se creó un volumen protector dentro del viento solar sintético, creando un arco de partículas alrededor del vacío.

No obstante, estos son unos resultados muy preliminares aún, y el desarrollo de cualquier sistema a gran escala necesitará de más trabajo. Se requerirían grandes cantidades de energía para crear una burbuja magnética del tamaño de una nave, por lo que se necesitará trabajar en temas de optimización de energía dentro del diseño. Si es posible o no esta apasionante forma de protección, dependerá de que la presión estará en la construcción de un prototipo antes de los planes para la Estrategia de Exploración Global internacionales para enviar un hombre de vuelta a la Luna y más allá. Los Estados Unidos están decididos a una misión tripulada a Marte para 2020, por lo que sería útil tener resuelto de problema del viento solar y las partículas de alta energía para entonces.


Autor: Ian O’Neill
Fecha Original: 27 de enero de 2008
Enlace Original

Los suburbios cósmicos son un mejor terreno para la generación de estrellas

Nuevas observaciones del Telescopio Espacial Spitzer de la NASA sugieren que las galaxias prefieren generar sus estrellas en los suburbios cósmicos en lugar de en las “grandes ciudades”.

Los puntos azules son galaxias con activa formación de estrellas en y alrededor del cúmulo conocido como Abel 1973. Observaciones del Telescopio Espacial Spitzer de la NASA demuestran que las galaxas en los filamentos forman estrellas al doble de la razón que las galaxias en los cúmulos densos. Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech

Las galaxias de todo el universo viven en comunidades cósmicas, grandes y pequeñas. Grandes, comunidades galácticas densamente pobladas conocidas como cúmulos galácticos. Como las grandes ciudades de la Tierra, los cúmulos galácticos están dispersos por todo el universo, conectados mediante una red de “autopistas” polvorientas llamadas filamentos. Aunque miles de galaxias viven dentro de los límites de un cúmulo, las comunidades galácticas menores están esparcidas a lo largo de los filamentos, creando suburbios celestes. Durante tiempo, los astrónomos sospecharon que los suburbanitas galácticos llegarían hasta un cúmulo a través de los filamentos.

Por primera vez, los supersensibles ojos de Spitzer han captado el brillo infrarrojo de varias galaxias viajando a lo largo de dos caminos filamentosos en un cúmulo conocido como Abell 1763.

“Esta es la primera vez que vemos un filamento que lleva a un cúmulo con un telescopio infrarrojo”, dice Dario Fadda, del Centro Científico Herschel, que está situado en el Instituto Tecnológico de California en Pasadena, California.

“Nuestras observaciones demuestran que la fracción de los estallidos galácticos en los filamentos es más del doble del número de la región del cúmulo”, añade.

De acuerdo con Fadda, los cúmulos y los filamentos que los conectan están entre las mayores estructuras del cosmos. Para verlos, los astrónomos necesitan instrumentos que puedan cartografiar grandes áreas del cielo y tengan sensibilidad para resolver galaxias individuales.

Afortunadamente, los instrumentos a bordo del Spitzer pueden hacer ambas cosas. Usando el fotómetro de imagen multibanda del telescopio, Fadda y sus colegas vieron estructuras que se extendían a lo largo de 23 millones de años luz. Usaronel conjunto de cámaras infrarrojas del observatorio para realizar un censo de la formación estelar de cada galaxia y usaron un telescopio con base en Tierra en el Observatorio Nacional Kitt Peak cerca de Tucson, Arizona, para determinar qué galaxias pertenecían al cúmulo y los filamentos de los alrededores. Finalmente, Fadda encontró que las galaxias de los filamentos formaban estrellas a una razón mayor que sus homólogos del cúmulo.

“Los nuevos hallazgos del Spitzer proporcionarán una visión muy valiosa de cómo las galaxias crecen y cambian conforme abandonan los suburbios cósmicos porlas grandes ciudades”, dice Fadda.

Apunta que futuras misiones infrarrojas serán capaces de seguir los pasos de Spitzer y estudiar con gran detalle cómo los filamentos y cúmulos afectan al crecimiento de las galaxias. Una de tales misiones es el Telescopio Espacial Herschel de la Agencia Espacial Europea, en la que la NASA tiene una implicación significativa.

Su artículo sobre el tema ha sido aceptado para su publicación en la revista Astrophysical Journal Letters. Los coautores del artículo incluyen a Andrea Biviano del INAF/Observatorio Astronómico de Trieste, Italia; Florence Durret del Instituto de Astrofísica de París, Francia; y Francine Marleau y Lisa Storrie-Lombardi del Centro Científico Spitzer en Pasadena, California.


Fecha Original: 25 de enero de 2008
Enlace Original

Investigadores observan un meteoro extra-galáctico

La creencia común es que todos los meteoros provienen del interior de nuestro Sistema Solar. Se piensa que la mayoría de los meteoros sin piezas polvo cometario o fragmentos de asteroides que entran en la atmósfera de la Tierra y se queman antes de impactar con el suelo, dejando una incandescente cola conocida como “estrellas fugaces”. Pero una reciente observación podría abrir un hueco en la idea de que estas rocas espaciales provienen sólo de la vecindad inmediata de nuestro Sistema Solar. Un grupo de astrónomos de Rusia creen haber observado un meteoro de origen extra-galáctico.

El 28 de julio de 2006, Victor Afanasiev de la Academia Rusa de las Ciencias estaba realizando observaciones usando un telescopio de 6 metros equipado con un espectrómetro de rendijas múltiples. Por casualidad, observó el espectro de un débil meteoro cuando se quemaba en la atmósfera de la Tierra, y mirando en los datos, encontró diversas anomalías. Lo primero fue la velocidad a la que el meteoro viajaba. Este meteoro golpeó la atmósfera a 300 kilómetros por segundo, lo cual es extraordinario. Sólo aproximadamente un 1% de los meteoros tienen velocidades por encima de 100 km/s, y ningún meteorito de observaciones anteriores había alcanzado velocidades de cientos de km/s. Por tanto, ¿de dónde vino este meteoro?

Dado que la Tierra se mueve alrededor del centro galáctico a aproximadamente 220 km/s, Afanasiev dice que el origen del meteoro no puede ser explicado fácilmente mediante referencias a la Vía Láctea. Parece que proviene de la dirección en la que viajan la Tierra y la Vía Láctea alrededor del centro de nuestro grupo local de galaxias. “Este hecho nos lleva a concluir que observamos una partículas intergaláctica, que está en reposo con respecto al centro de masas del Grupo Local y el cual fue “golpeado” por la Tierra”, dicen Afanasiev y su equipo en su artículo.

Afanasiev también apunta que el espectro del meteoro mostró que estaba hecho de hierro, magnesio, oxígeno, yodo y nitrógeno. Estos materiales, particularmente los metales, se forman en el interior de las estrellas. Adicionalmente, los análisis espectrales mostraron las características típicas de los materiales que son calentados fuertemente a temperaturas de 15 000–20 000K. Afanasiev dice que esto difiere ampliamente de las rocas de materiales de tipo terrestre y sugieren materiales extrasolares o pre-solares.

Otra diferencia es el tamaño del meteoro. Los investigadores calcularon que el meteoro tenía varias decenas de milímetro de tamaño. Esto es dos órdenes de magnitud mayor que los granos de polvo interestelar de nuestra galaxia. Estiman su tamaño integrando la ecuación de masa perdida junto con la ecuación de variación de densidad de la atmósfera. El equipo de investigación apuntó que el tamaño estimado, que admiten que procede de “suposiciones bastante groseras, concuerdan con los parámetros esperados de la velocidad de meteoros interestelares, que podría llegar a ser de 500 km/s.

El equipo realizó más tarde observaciones para ver si otros meteoros podría tal vez proceder de fuera de nuestra galaxia. En un total de 34,5 horas de observación durante octubre-noviembre de 2006, observaron 246 meteoros, 12 de los cuales tenían la velocidad y dirección adecuadas para haber procedido de fuera de nuestra galaxia.

Afanasiev y su equipo dicen que hay muchas cuestiones por responderse acerca de sus hallazgos. Por ejemplo, cómo las partículas de polvo ricas en metal llegaron a formarse en el espacio extra-galáctico, y por qué los tamaños de las partículas extra-galácticas son dos órdenes de magnitud mayores (y su masa seis órdenes de magnitud mayores) que los meteoros comunes. También, si el polvo extra-galáctico rodea las galaxias, ¿podría este ser observado con telescopios infrarrojos como el Telescopio Espacial Spitzer? Y ¿está este polvo distribuido a partes iguales por el universo o podría encontrarse en cúmulos que podrían aparecer en forma de irregularidades en el fondo de microondas cósmico, observado por WMAP (Sonda de Anisotropía de Microondas Wilkinson)?

Con todos nuestros increíbles observatorios como Hubble, Spitzer, Chandra, etc, tenemos la oportunidad de ver más allá de nuestra galaxia. Pero ahora tenemos pruebas de que realmente también podríamos estar interactuando con material extra-galáctico.

Artículo original en Arxiv.


Autor: Nancy Atkinson
Fecha Original: 25 de enero de 2008
Enlace Original

La figura de mujer de Marte es sólo una roca

La idea de que puede haber vida en Marte ha estado rondando durante siglos, pero la teoría tuvo un dudoso impulso debido a la reciente publicación de unas fotos de la superficie de Marte (tomada por el robot Spirit de la NASA) que aparentemente mostraba una figura humanoide. Varios sitios de Internet han ensombrecido la imagen y sugerido que la figura podría estar viva.

¿Pero qué es? Sólo una roca, dicen los astrónomos.

Ya es bastante difícil reconocer con precisión las figuras y características de una sala. Marte, dependiendo de cuando lo midas, está a una distancia de 50 millones de kilómetros de distancia. Los mejores telescopios no son de mucha ayuda al determinar las características de la superficie, y por esto la NASA envió robots con cámaras a Marte.

La razón de que mucha gente vea una figura humana en el paisaje marciano es la misma por la que ve caras en las nubes, en las manchas de Rorschach, y los posos del café. Este fenómeno, conocido como pareidolia, es bien conocido en la psicología, y es la causa de muchos de los supuestos eventos milagrosos (incluyendo el famoso “Jesús en la Tortilla”).

Las pruebas convincentes para esta explicación psicológica recae en el hecho de que la imagen de Spirit no parece vida marciana (dado que no sabemos a qué se parece la vida en Marte), no que recuerda a la vida en la Tierra, específicamente a la vida humana. La imagen es el resultado de la interpretación humana. Si miras alrededor de la imagen completa del área (no sólo al primer plano), encontrarás varias rocas y características que recuerdan formas de vida de la Tierra no humanas, tales como armadillos y serpientes. En la esquina inferior derecha, surgiendo de la arena, surge lo que parece ser la cara de un lagarto llevando gafas de bucear y un casco de aviador.

El Rover de Exploración de Marte Spirit de la NASA tomó esta visión en dirección oeste desde la cima de una meseta donde Spirit pasó los últimos meses de 2007. Varios bloggers y otros entusiastas han apuntado que una diminuta estructura (círculo rojo) de la superficie de Marte es una figura humana y por tanto pruebas de vida en Marte. Crédito: NASA/JPL-Caltech/Cornell University.

Esta, por supuesto, no es la primera vez que se afirma que las imágenes de la NASA demuestran pruebas de vida en Marte. Un hombre llamado Richard Hoagland afirmó que las fotografías de 1976 de la región de Cydonia de Marte mostraban una cara humana y que era una prueba clara de la existencia de alienígenas.

De acuerdo con el astrónomo Phil Plait del Sitio Web Bad Astronomy (Mala Astronomía), si la imagen verdaderamente es de un hombre de Marte, es realmente pequeño: “¡Estamos hablando de una tempestad en una taza de té!”, dijo Plait. “La roca de Marte realmente tiene unos pocos centímetros de alto y a pocos metros de la cámara. Unos pocos millones de años de viento marciano esculpieron esa extraña forma, que resultó parecerse a, bueno, ¡un Bigfoot! Es sólo nuestra tendencia natural a ver formas familiares en objetos aleatorios”.

Incluso aunque la lógica y la ciencia que la imagen es una roca y no un animal, los aficionados a los OVNIs, y teóricos de la conspiración continuarán especulando.

De hecho, será realmente fácil determinar si lo de la imagen es vida alienígena o no. En posteriores fotografías del área, estará allí la misma forma o no. Si es así, es una roca (a menos, por supuesto, que el pequeño hombre de Marte pueda mantener la misma pose durante semanas o meses).

Así es como finalmente se demostró el tema de las “Caras de Marte”. El 5 de abril de 1998, la Mars Global Surveyor tomó fotografías de la misma región en una resolución mucho más alta de lo que era posible en 1976. Las nuevas imágenes mostraban claramente un área fuertemente erosionada, y que la “cara” era simplemente el resultado de una baja calidad de la imagen, pareidolia, y trucos de luz y sombra. La teoría de Hoagland quedó desacreditada.

Pero no se lo digas a ese espeluznante lagarto de arena marciano con gafas de buceo.


Autor: Benjamin Radford
Fecha Original: 24 de enero de 2008
Enlace Original

Rayos-X de alta energía detectados en cúmulo galáctico

Un distante cúmulo galáctico ha resultado ser un gigantesco acelerador de partículas, lanzando electrones a lo largo de vastas distancias a altas velocidades.

Los científicos descubrieron este fenómeno observando los rayos-X de alta energía que procedían del cúmulo de galaxias de Ofiuco.

Ondas de choque viajando a través del gas caliente (en rojo) cuando los dos cúmulos de galaxias colisionaron y se fusionaron. Crédito: ESA (Imagen de Christophe Carreau)

El Observatorio INTEGRAL de la agencia Espacial Europea detectó los rayos-X, los cuales son demasiado energéticos para originarse a partir del gas inerte del cúmulo y deben provenir de partículas aceleradas.

Observaciones anteriores han sido capaces de detectar ondas de radio de baja energía liberadas en los cúmulos convertidos en aceleradores de partículas.

“Esta es la primera vez que hemos detectado radiación de rayos-X de alta energía de un cúmulo”, dijo Stephane Paltani, astrofísico del Observatorio de Ginebra en Suiza, que estuvo implicado en el hallazgo. “Sólo ahora estamos alcanzando la sensibilidad necesaria para detectar esta radiación”.

El cúmulo de Ofiuco debe haberse fusionado recientemente con otro cúmulo galáctico menor, dijo Paltani. La colisión habría mezclado los gases de cada cúmulo, provocando ondas de choque. Como los electrones rebotan en la fusión caótica, probablemente acumularon energía y se aceleraron.

Este acelerador de partículas cósmico es 20 veces más potente en el colisionador de átomos más grande fabricado por el hombre el Gran Colisionador de Hadrones que está en construcción en el CERN, el laboratorio de física de partículas de Suiza, dijo Paltani.

“Por supuesto, el cúmulo de Ofiuco es algo más grande”, dijo Paltani. “Mientras que el LHC tiene 27 kilómetros de diámetro, el cúmulo galáctico de Ofiuco tiene aproximadamente 2 millones de años luz”.

Los científicos no saben con seguridad por qué los electrones acelerados liberan rayos-X, pero hay dos posibilidades. Tal vez los electrones crearon radiación de sincrotrón, la cual se produce cuando las partículas cargadas vuelan a través de campos magnéticos. O tal vez los electrones colisionaron con el Fondo de Microondas Cósmico, la radiación dejada en el universo por el Big Bang. Cuando las partículas aceleradas chocan con la radiación podrían tomarla como un impulso de energía, bombeando su frecuencia hasta el rango del espectro electromagnético de los rayos-X.

See necesitarán nuevas observaciones para decir cuál es el escenario que tuvo lugar, dicen los científicos.

“Estos hallazgos nos ayudarán a comprender mejor las propiedades de estos cúmulos”, dijo Paltani a LiveScience. “Esto tiene importantes consecuencias para la historia del propio cúmulo. Seremos capaces de colocar restricciones sobre cuándo tiene lugar la aceleración de partículas y comprender mejor qué sucede cuando se fusionan estos cúmulos”.


Autor: Clara Moskowitz
Fecha Original: 25 de enero de 2008
Enlace Original

El polvo de cometa de Stardust recuerda a material de asteroide

En contra de lo esperado para un pequeño cuerpo helado, gran parte del polvo del cometa retornado por la misión Stardust se formó muy cerca del joven Sol y fue alterado por los materiales del joven Sistema Solar.

Imágenes combinadas de exposición larga y corta durante el sobrevuelo de Stardust del cometa Wild 2. [Crédito de la imagen: NASA/JPL]

Cuando la misión Stardust retornó a la Tierra con muestras del cometa Wild 2 en 2006, los científicos sabían que el material proporcionaría nuevas pistas sobre la formación de nuestro Sistema Solar, pero no sabían exactamente cómo.

Una nueva investigación llevada a cabo por científicos y colaboradores en el Laboratorio Nacional Lawrence Livermore (LLNL) revela que, además de contener material que se formó muy cerca del joven Sol, el polvo de Wild 2 también carece de algunos ingredientes que se esperaban en el polvo de un cometa. Sorprendentemente, la muestra del cometa Wild 2 recuerda más a un meteorito del cinturón de asteroides, que a un antiguo e inalterado cometa.

Se espera que los comentas contengan grandes cantidades del material más primitivo del Sistema Solar, un tesoro oculto de polvo estelar de otras estrellas y otros antiguos materiales. Pero en el caso de Wild 2, esto simplemente no se da.

Comparando las muestras de Stardust con las partículas de polvo interplanetario cometario (CP IDPs), el equipo encontró que dos materiales silicatos normalmente hallados en IDPs cometarios, junto con otros materiales primitivos incluyendo granos de polvo estelar pre-solar procedentes de otras estrellas, no se han encontrado en la abundancia que se esperaría en un cometa del Cinturón de Kuiper como Wild 2. La captura a alta velocidad de partículas de Stardust puede ser responsable en parte; pero los componentes extra refractarios que se formaron en la nebulosa solar interior a unas pocas unidades astronómicas del Sol, indican que el material de Stardust recuerda a los meteoritos condríticos procedentes del cinturón de asteroides.

“El material es mucho menos primitivo y más alterado que otros materiales que hemos recogido en capturas a gran altitud en nuestra propia estratosfera a partir de una variedad de cometas”, dijo Hope Ishii del LLNL, autor principal de la investigación que aparecerá en la edición del 25 de enero de la revista Science. “En general, las muestras parecen más asteroidales que cometarias”.

Dado que su cola se forma evaporando hielo, Wild 2 es, por definición, un cometa. “Esto nos recuerda que no podemos hacer distinciones de blanco y negro entre asteroides y cometas”, dijo Ishii. “Hay un continuo entre ellos”.

Los sorprendentes hallazgos contradicen las expectativas iniciales de los investigadores para un cometa que pasa la mayor parte de su vida orbitando en el Cinturón de Kuiper, más allá de Neptuno. En 1974, Wild 2 tuvo un encuentro cercano con Júpiter que le hizo colocarse en su órbita actual, mucho más cercana a la Tierra.

Los cometas se formaron más allá de la llamada línea de hielo donde el agua y otros gases existen en forma de hielo. Debido a su situación alejada del Sol, se han visto como un congelador virtual, preservando los ingredientes preliminares originales de la formación del Sistema Solar hace 4600 millones de años. La nave Stardust viajó un total de siete años para alcanzar a Wild 2 y volver a la Tierra en enero de 2006 con una carga de diminutas partículas para que analizaran los científicos.

Este es uno de los primeros estudios en los que se compara de cerca las partículas de Stardust con CP IDPs. Esta clase de IDPs se cree que contienen la fracción más primitiva e inalterada del material primigenio a partir del cual se formaron nuestros planetas y otros objetos del Sistema Solar.Están altamente enriquecidos en compuestos orgánicos e inorgánicos anómalos isotópicamente heredados de la nebulosa solar exterior – a través de la nube pre-solar de moléculas – a partir del polvo producido alrededor de otras estrellas. Los IDPs se recogieron en la estratosfera mediante aviones de gran altitud (ER-2s y WB-57s) que tienen normalmente más de 50 años.

Rastros de impacto de Stardust y de gas sulfato ligero disparado en aerogel ambos muestran gotas de metal con anillos de sulfato que indican que los objetos similares a GEMS en Stardust se generaron por impacto mezclando el polvo del cometa con el sílice del aerogel. (izquierda) material similar a GEMS de Stardust y (derecha) material similar a GEM de gas ligero disparado. Los GEMS en los IDPs cometarios no contienen las inclusiones de metal sulfato anillado. [Crédito de la imagen: Hope Ishii, LLNL]

El equipo de Livermore buscó específicamente dos materiales silicatos en Stardust que se piensa que son únicos en los IDPs cometarios: silicatos amorfos conocidos como GEMS (vidrio con metal incrustado y sulfatos); y astillas como bigotes del silicato cristalino enstatita (un mineral de formación rocosa). Sorprendentemente, el equipo encontró sólo un bigote de enstatita en las muestras de Stardust, y tenía la orientación cristalográfica incorrecta – una forma típica de enstatita terrestre o asteroidal.

Se hallaron objetos similares a GEMS, pero Ishii y el equipo demostraron que en realidad se crearon durante el impacto a 6 kilómetros por segundo del polvo del cometa Wild 2 con el recolector de la nave Stardust creando un material similar en el laboratorio.

Para analizar el material de Stardust, el equipo de Ishii usó el SuperSTEM Livermore SuperSTEM (microscopio electrónico de transmisión de escaneo). Ishii dijo que futuros análisis deberían centrarse en los materiales de grano más grueso, conocidos como micro-rocas, los cuales sufrieron menos alteración.

“El material encontrado en los objetos primitivos simplemente no estaba en las muestras”, dijo John Bradley, otro autor del LLNL. “Creo que esto es ciencia en acción. Es realmente apasionante porque no es lo que esperábamos”.

“Wild 2 no se parece a lo que pensábamos que deberían parecerse los cometas”, dijo Ishii. “La misión Stardust fue un éxito real debido a que sin ella, nunca hubiésemos aprendido estas cosas sobre nuestro Sistema Solar. El retorno de muestras fue vital para que continuásemos descubriendo cómo se formó y evolucionó nuestro Sistema Solar”.

Además de Ishii y Bradley, otros investigadores de LLNL incluyen a Zu Rong Dai, Miaofang Chi y Nigel Browning. Otras instituciones implicadas incluyen a la UC Davis, el Museo de Historia Natural de Londres, la Universidad de Kent y la Organización Holandesa para la Investigación Científica (NWO).

Stardust es parte de una serie de misiones de Descubrimiento de la NASA y está dirigida por el Laboratorio de Propulsión a Chorro. Stardust se lanzó en febrero de 1999 y completó tres gigantescas vueltas alrededor del Sol. Comenzó a recolectar polvo interestelar en 2000 y se encontró con Wild 2 en enero de 2004, cuando la nave impactó con miles de partículas del cometa incluyendo algunas del tamaño de 4,5 milímetros que podrían haber comprometido la misión. Esta es la primera nave en volver con éxito a la Tierra con partículas de polvo cometario.


Autor: Anne M. Stark
Fecha Original: 24 de enero de 2008
Enlace Original

Eclipse total de Luna el 21 de febrero de 2008

El próximo 21 de febrero tendremos la ocasión de poder observar un eclipe total de luna, el primer eclipse lunar del año.

Un eclipse es un fenómeno poco frecuente, pero tremendamente interesante. En un eclipse lunar, el Sol, la Tierra y la Luna se alinean durante la fase de luna llena. Al estar alineados, el cono de sombra proyectado por la Tierra incide directamente sobre el disco lunar, oscureciéndolo. En el caso de un eclipse lunar se puede observar un gradual oscurecimiento de la misma a lo largo de un período de varias horas, el cual puede llegar a afectar a una parte del disco lunar (eclipse parcial, L1, o eclipse penumbral, L3), o afectar a la totalidad del disco (eclipse total, L2).

El próximo 21 de febrero tendremos la ocasión de poder observar un eclipe total, será observable en casi todo el continente americano (salvo el oeste de Norteamérica), Africa Occidental y Europa Occidental. Se podrá observar un eclipse parcial en el resto de Norteamérica, África, Asia Occidental y parte de Asia Central. El eclipse comenzará a las 00:36 TU y habrá finalizado a las 6:15 TU, alcanzando el momento álgido a las 3:26 TU, en algún punto sobre el océano Atlántico, frente a las costas sudamericanas. El evento se verá magnificado por la cercanía de Saturno, el cual se encontrará a tan solo 3º de la Luna en el momento de mayor totalidad del eclipse (zonas donde se observará el eclipse).

Crédito: NASA
Los eventos más importantes del eclipse tendrán lugar de esta manera (en tiempo T.U.):
P1. Primer contacto con la penumbra: 00:36 T.U.
U1. Primer contacto con la sombra: 1:43 T.U.
U2. Principio del eclipse total: 3:01 T.U.
Máximo eclipse: 3:26 T.U.
U3. Fin del eclipse total: 3:50 T.U.
U4. Último contacto con la sombra: 5:08 T.U.
P4. Último contacto con la penumbra: 6:15 T.U.


Escrito y publicado por Vicente Díaz para El Cielo del Mes. Reproducido con permiso del autor

¿El tiempo será reemplazado por otra dimensión espacial?

¿Qué pasaría si desapareciese el tiempo? Sí, suena a una pregunta estúpida – y si el cosmos se mantiene en las actuales leyes de la física – es una pregunta que nunca necesitaremos contestar más allá de este artículo. Al escribirlo podría haber perdido mi tiempo, si el cosmos fuese así de simple. Pero hice mi apuesta y continué escribiendo, dado que creo que sólo hemos raspado la superficie de las leyes universales de la física; el universo puede ser muchas cosas excepto simple. Puede, de hecho, haber algo en esta loca idea de la naturaleza del universo que dé una vuelta quedando la cantidad fundamental de tiempo transformada en otra dimensión del espacio. Una idea como esta cae fuera del dominio del pensamiento clásico, y dentro de los dominios de las “mundobranas”, una visión que encapsula el universo de cuatro dimensiones que conocemos y abraza a supercuerdas entrelazadas a través del mismo…

La teoría de branas es una idea rara. Para resumir, una brana (abreviatura de “membrana”) puede verse como una lámina flotando en una quinta dimensión. Como sólo podemos experimentar un espacio tridimensional a lo largo de una dimensión del tiempo (espacio-tiempo de cuatro dimensiones, también conocido como universo Lorentziano), no podemos comprender cómo sería esta quinta dimensión, pero afortunadamente tenemos matemáticas que nos ayudan. Los matemáticos pueden usarlas para describir tantas dimensiones como queramos. Viene bien, dado que las branas describen los efectos acumulativos de las “cuerdas” que se entrelazan a lo largo de muchas dimensiones y las fuerzas que interactúan para crear el universo que observamos en nuestro aburrido espacio de tres dimensiones. De acuerdo con la visión de “mundobrana”, nuestro cosmos de cuatro dimensiones puede en realidad estar embebido dentro de un universo multidimensional – nuestra versión cósmica sólo usa cuatro de estas posibles dimensiones.

Los teóricos que contemplan los mundobranas, como Marc Mars de la Universidad de Salamanca en España, creen ahora que han tropezado con una implicación que podría, literalmente, detener a los cosmólogos en su pista. La dimensión del tiempo podría pronto desaparecer para ser reemplazada por una cuarta dimensión del espacio. Nuestro familiar universo Lorentziano podría volverse Euclidiano (es decir, cuatro dimensiones espaciales, sin tiempo) y Mars cree que las pruebas para este cambio pueden estar justo delante de nuestras narices.

“Una de las interesantes, e intrigantes, propiedades de esta branas de firma cambiante es que, incluso aunque el cambio de la firma pueda concebirse como un evento drástico dentro de la brana, tanto el volumen como la brana pueden ser totalmente suaves. En particular, los observadores que viven en la brana que suponen que su universo es Lorentziano pueden interpretar incorrectamente que una curvatura de singularidad surge precisamente en el cambio de firma” – Marc Mars, de Is the accelerated expansion evidence of a forthcoming change of signature on the brane?.

La expansión del universo observada (descubierta por Edwin Hubble en 1925) puede, de ehcho, ser un síntoma de una brana de “firma cambiante”. Si nuestra brana están mutando de temporal a espacial, los observadores del universo Lorentziano deberían observar un universo en expansión acelerada, exactamente lo que observamos actualmente. Mars entra en detalles sobre esta teoría que puede explicar esta expansión cada vez mayor, mientras que mantiene las características físicas del cosmos que observamos hoy, sin suponer ninguna forma de materia oscura o energía oscura como responsables.

Es dudoso que podamos percibir alguna vez un cosmos sin tiempo, y lo que sucedería al universo que pase a espacial está más allá de nuestra comprensión. Por lo que, disfruta tus cuatro dimensiones mientras duren, el tiempo podría pronto acabarse.

Artículo original de Arxiv.


Autor: Ian O’Neill
Fecha Original: January 24th, 2008
Enlace Original

El Asteroide cercano a la Tierra 2007 TU24 pasará cerca el 29 de enero de 2008

Un asteroide de entre 150-160 metros de diámetro pasará a 540 000 kilómetros de la Tierra el 29 de enero a las 08:33 UT. Con suerte esta noticia no causará ningún grito de alarma sobre que estamos condenados, dado que el asteroide no tiene ninguna posibilidad de golpear la Tierra (sí, cierto, los alarmistas están ahora totalmente fuera). Pero hay una razón para estar entusiasmado con el paso cercano de un asteroide: será lo bastante cercano como para que sea visible probablemente por los astrónomos aficionados.

El asteroide 2007 TU24 se descubrió en el Estudio del Cielo Catalina el 11 de octubre de 2007 y se acercará a la Tierra a 1,4 distancias lunares. Durante el máximo acercamiento, alcanzará una magnitud aparente de 10,3 entre el 29 y 30 de enero antes de apagarse de nuevo conforme se mueve lejos de la Tierra. Por tanto, durante un breve tiempo el asteroide será observable en los cielos oscuros y limpios con telescopios aficionados de 75 milímetros de apertura o mayores.

De acuerdo con el Programa de Objetos Cercanos de la NASA, dado que el número estimado de asteroides cercanos a la Tierra de este tamaño es aproximadamente de 7000 objetos entre los descubiertos y los que se estima que, se esperaría que pasara un objeto del tamaño de 2007 TU 24 cerca de la Tierra, en media, cada 5 años aproximadamente. También dicen que el intervalo medio entre los impactos reales en la Tierra para un objeto de este tamaño es de aproximadamente 37 000 años. Pero descansa tranquilo, en el encuentro del 29 de enero, el asteroide cercano a la Tierra 2007 TU24 no tiene ninguna oportunidad de golpear, o afectar, a la Tierra.

El de 2007 TU24 será el acercamiento más próximo actualmente conocido por un asteroide de este tamaño o mayor hasta 2027. Se han realizado planes en el radar planetario de Goldstone para observar este objeto el 23 y 24 de enero y el radar de Arecibo el 27-28 de enero, así como del 1 al 4 de febrero. La oficina de NEO dice que debería ser capaz de fotografiar el objeto con el radar de alta resolución, y si es así, deberían ser posible las reconstrucciones de la forma en 3-D a partir de imágenes. ¡Cómo mola!.

La ilustración de abajo es cortesía del astrónomo aficionado el Dr. Dale Ireland de Silverdale, Washington. La ilustración muestra la ruta del asteroide en el cuelo durante los tres días cerca de la máxima aproximación a la Tierra tal y como se vería desde la ciudad de Filadelfia. Dado que el paralaje del objeto será una fracción significativa de un grado, se anima a los observadores a usar Horizons el servicio de generación de efemérides on-line de NEO para sus localizaciones específicas.

Bien, somos conscientes de que algunos alarmistas están intentando que la gente alucine que la visita de este asteroide. Hablan de las habituales teorías de la conspiración sobre el encubrimiento de la comunidad científica. No te preocupes, no hay absolutamente nada que temer excepto un clima frío cuando salgas a observar, esperando ver pasar al asteroide con tu telescopio. Para más información sobre cómo desmontar este mito, comprueba la excelente cobertura de Bad Astronomy.


Autor: Nancy Atkinson
Fecha Original: 23 de enero de 2008
Enlace Original

Los perdurables misterios del Sistema Solar exterior

En los últimos confines de nuestro Sistema Solar permanecen algunas de las áreas más misteriosas alrededor del Sol. Resolver estos misterios del Sistema Solar exterior podría arrojar luz sobre cómo surgió el sistema – así como la vida en la Tierra.

¿Por qué ese arco iris de colores en el cinturón de Kuiper?

Por ejemplo, el cinturón de Kuiper, más allá de Neptuno, se sospecha que sea la casa de los cometas que sólo necesitan unas décadas, o como mucho siglos, para completar sus órbitas solares — los llamados “cometas de periodo corto”. Sorprendentemente, los objetos del cinturón de Kuiper “muestran un amplio rango de colores – neutros o incluso ligeramente azules siguiendo todo el camino hasta el rojo intenso”, dijo el astrofísico de la Universidad de Hawai David Jewitt.

El color de un objeto ayuda a revelar detalles sobre la composición de su superficie. Aún es un misterio el porqué los objetos del cinturón de Kuiper muestran un rango más amplio de colores — y por tanto de composiciones de superficie — que otros planetoides, tales como los asteroides.

Algunos investigadores han sugerido que la actividad volcánica podría haber llevado a esos colores — “absurdo en el contexto de cuerpos de 100 kilómetros de tamaño”, dijo Jewitt, ya que el vulcanismo necesita algo más grande.

Jewitt y sus colegas han sugerido que los rayos cósmicos podrían haber creado los objetos del cinturón de Kuiper más rojos, mientras que los impactos con otras rocas podrían haber dejado al descubierto materia más prístina que los hace menos rojos. Hoy día Jewitt cree que debe haber otra explicación para este arco iris, pero permanece desconocida.

¿Qué es la materia ultrarroja?

Parece existir un material conocido como “materia ultrarroja” que aparece sólo en aproximadamente la mitad de todos los objetos del cinturón de Kuiper y su progenie inmediata, conocidos como centauros — helados planetoides que orbitan entre Júpiter y Neptuno que escaparon muy recientemente del cinturón de Kuiper.

Esta materia ultrarroja no existe en el Sistema Solar interior, “ni siquiera en los cometas que proceden del cinturón de Kuiper. Esto sugiere que la materia ultrarroja es de alguna forma inestable a las altas temperaturas cerca del sol”, explicó Jewitt.

Los colores rojos sugieren que esta sustancia podría contener moléculas orgánicas. Es común la idea de que cometas y otros planetoides han ayudado a traer moléculas orgánicas a la Tierra

“En los objetos del cinturón de Kuiper, los componentes orgánicos podrían haber sido “cocinados” por la radiación de los rayos cósmicos, dándoles esas superficies de color rojo oscuro, pero no hay prueba de ello”, dijo Jewitt. Idealmente una nave podría ir allí y descubrirlo, añadió.

¿Ha menguado el cinturón de Kuiper?

Los cálculos teóricos sugieren que el cinturón de Kuiper estuvo en una época cientos o incluso miles de veces más poblado de lo que está ahora. “¿Cómo se perdió el 99 por ciento o 99,9 por ciento de la masa, y cuándo?”, preguntó Jewitt.

Una conjetura sugiere que cuando Saturno y Júpiter desplazaron sus órbitas hace aproximadamente 4 mil millones de años, su tirón gravitatorio lanzó los objetos del cinturón de Kuiper fuera del Sistema Solar. Otros dicen que los objetos del cinturón de Kuiper se pulverizaron, y el polvo fue barrido por la radiación del Sol. Otra posibilidad “es que estemos pasando por alto algo crucial y la conclusión de que el cinturón está en su mayor parte vacío sea incorrecta”, dijo Jewitt. “Todas estas posibilidades son igualmente difíciles de asumir, pero serían sorprendentes de ser ciertas”.

¿Secretos en la nube de Oort?

Una reserva distante de billones de comentas conocida como la nube de Oort podría estar a más de 100 000 unidades astronómicas del Sol — una unidad astronómica o UA son aproximadamente 150 millones de kilómetros). Esto significa que la nube de Oort está a un quinto de la distancia de la estrella más cercana, tan lejana que los objetos dentro de ella nunca se han observado de forma directa, sólo inferido — pero deben existir, dados todos los cometas vistos a lo largo de los años.

Se conjetura que la nube de Oort es la fuente de los cometas que necesitan siglos o milenios para completar su recorrido a lo largo del Sol. Dado que estos “cometas de periodo largo” proceden de todas las direcciones, se piensa a menudo que la nube de Oort es esférica. No obstante, aunque los cometas como el Halley no proceden del cinturón de Kuiper, sus órbitas tampoco encajan con una nube de Oort esférica, explicó Jewitt. Esto sugiere que puede haber una “nube de Oort interior” con una forma similar a la de una rosquilla.

Los astrofísicos piensan que la nube de Oort es un remanente del disco protoplanetario que se formó alrededor del Sol aproximadamente hace 4600 millones de años. Aprender más sobre la nube de Oort arrojaría luz sobre cómo nació nuestro Sistema Solar – y la Tierra – dijo Jewitt.

¿Existen más planetas enanos?

Hasta ahora, se han reconocido tres planetas enanos — Ceres, Plutón y Eris. El cinturón de Kuiper, que yace aproximadamente a 50UA del Sol, podría albergar 200 o más. Más allá podría haber registros de cuerpos del tamaño de planetas enanos aproximadamente a 100 UA del Sol “que nadie ha visto antes debido a su débil brillo y movimiento lento”, dijo el astrónomo Chad Trujillo del Observatorio Gemini en Hawai. “Incluso un cuerpo tan grande como Marte podría pasar desapercibido a nuestras actuales investigaciones si se moviese más allá de un par de cientos de UA”.

Trujillo apunta que proyectos como Pan-STARRS (Telescopio de Investigación Panorámica y Sistema de Respuesta Rápida) y el LSST (Gran Telescopio de Investigación sinóptica) “deberían llenar estos huecos de nuestro conocimiento en la próxima década”.

¿De dónde vinieron los planetas enanos?

Existen teorías sobre que los planetas enanos del Sistema Solar exterior pudieron haber vivido en el Sistema Solar interior hace miles de millones de años, basándonos en las actuales trayectorias orbitales. Si es así, “¿por qué hay tanto hielo en sus superficies?”, pregunta Trujillo. Se espera que los cuerpos del Sistema Solar interior pierdan su hielo debido a la luz solar.

Trujillo y sus colegas sospechan que el hielo que vemos ahora en estos planetas enanos es relativamente nuevo, con dicho reemplazo de hielo procedente tal vez de dentro de estos mundos, en erupciones de “criovulcanismo”. Por supuesto, se necesita más investigación para ver si dicha renovación del hielo es suficiente para cubrir al planeta enano después de que viajase del Sistema Solar interior al exterior, añadió.

¿Los rayos cósmicos proceden de una burbuja alrededor del Sistema Solar?

Cuando el viento supersónico de partículas cargadas que fluye desde nuestro Sol, colisiona con el fino gas que se encuentra entre las estrellas, el viento solar básicamente infla una burbuja en este medio interestelar — una bola conocida como heliosfera.

Los científicos han pensado que los inusualmente débiles rayos cósmicos – partículas de energía que vuelan a toda velocidad del espacio a la Tierra — proceden de la heliosfera. Específicamente, estos rayos se cree que proceden del “choque de terminación” – una onda de choque de partículas calientes comprimidas que resulta del frenazo abrupto del viento solar contra el gas interestelar. (El choque de terminación parece estar a aproximadamente entre 75 y 85 UA del Sol).

Sin embargo, la Voyager 1 no vio ningún signo de que estos anómalos rayos cósmicos se produjesen en el choque de terminación. “Tal vez no cruzó el choque en el lugar o momento adecuado”, dijo el astrofísico del MIT John Richardson, o tal vez la visión estándar de cómo se generan estos rayos cósmicos anómalos es incorrecta. La Voyager 2 cruzó el choque de terminación en 2007 aproximadamente a 1600 millones de kilómetros de distancia de donde lo hizo la Voyager 1 en 2004, y sus datos, que aún están siendo analizados, “pueden ayudarnos a comprender dónde se producen estas partículas”, explicó.

“Se ha informado que los rayos cósmicos afectan al clima de la Tierra por lo que comprender su origen es importante”, añadió Richardson. Además, las partículas de alta de energía de estas ondas de choque disparadas por las enormes erupciones solares conocidas como eyecciones de masa coronal pueden dañar a naves y astronautas, y comprender mejor el choque de terminación podría ayudar a comprender mejor estas otras partículas potencialmente peligrosas.


Autor: Charles Q. Choi
Fecha Original: 31 de diciembre de 2007
Enlace Original

Físicos descubren una nueva solución para las colisiones cósmicas

Resulta que nuestros profesores de matemáticas tenían razón: ser capaz de resolver problemas sin calculadora resulta útil en el mundo “real”. Dos físicos teóricos del Instituto Politécnico Rensselaer han usado lo que ellos llaman “matemáticas de lápiz y papel” para describir el movimiento en las ondas de choque interestelares — violentos eventos asociados con el nacimiento de estrellas y planetas.

Las conclusiones, publicadas recientemente en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, podrían proporcionar a los astrónomos importante información de la historia del Sistema Solar, la formación de las estrellas, y la creación de compuestos químicos que pueden haber formado la base de los planetas e incluso la vida en la Tierra.

“Las ondas de choque puede enseñarnos una información muy valiosa sobre la historia de nuestro Sistema Solar”, dijo Wayne Roberge, autor principal y profesor de física, física aplicada y astronomía en Rensselaer. “Si podemos comprender las ondas de choque — cómo se mueven, qué lleva a su formación, su temperatura — podemos comenzar a comprender de dónde venimos y por qué pasó nuestra galaxia hace cinco mil millones de años”.

La solución matemática desarrollada por Roberge y su colega, el profesor adjunto Glenn Ciolek, revela la fuerza y movimiento de las ondas de choque en el plasma, la materia cargada y neutra que forma el diluido “aire” del espacio. Al contrario que muchos estudios anteriores de este tipo, los investigadores se centraron específicamente en las ondas de choque en el plasma, el cual mueve la materia de forma muy diferente a cómo lo hace el aire no cargado de la Tierra.

De acuerdo con los investigadores, los hallazgos podrían influir en el éxito de una próxima investigación que llevará a cabo el Observatorio Estratosférico para Astronomía Infrarroja (SOFIA) de la NASA, un Boeing 747SP modificado con un telescopio infrarrojo que se espera que empiece las pruebas de vuelo en los próximos meses. Roberge apuntó que los hallazgos podrían ser también importantes para estudios que usen el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA (el hermano infrarrojo del Telescopio Hubble).

“Los astrónomos se están adentrando ahora en los telescopios infrarrojos, lo que les permite observar con más profundidad el espacio”, dijo Roberge. “Pero debido a que sólo pueden detectar el calor, la búsqueda de compuestos químicos en el espacio profundo usando la tecnología infrarroja está muy obstaculizada por el frío espacio interestelar”. Las ondas de choque súper-calientes son como flechas ardientes en el cielo cuando las observamos a través de un telescopio infrarrojo, apuntando a los orígenes y destino de los compuestos químicos a través del universo, dijo Roberge.

“Nuestra solución matemática ayudará a que los astrónomos apunten en la dirección correcta cuando observen ondas de choque”, dijo. “Les permite saber qué deberían descubrir. Esperamos que las imágenes espaciales reales desarrolladas en los próximos meses y años demuestren que nuestros cálculos son correctos”.

Cuando las ondas de choque viajan, calientan y condensan el plasma interestelar, formando nuevos compuestos químicos gracias a una intensa presión y calor. El movimiento de las ondas de choque también distribuye los productos químicos por toda la galaxia. Sobre la Tierra, las ondas de choque normalmente se asocian a naves supersónicas y explosiones. En el espacio, las ondas de choque se asocian comúnmente al nacimiento y muerte de una estrella.

Cuando nacen las estrellas, a menudo emiten chorros de materia moviéndose a miles de kilómetros por hora. El impacto de estos chorros en el material que lo rodea crea una perturbación súbita y extrema. Este material no tiene tiempo de reaccionar a la súbita acumulación de energía y masa. Las ondas de choque arremeten contra el plasma que lo rodea para expeler la súbita fuerza. Estas ondas de choque dispersan material por todo el espacio, “generando” potencialmente nuevos sistemas solares con compuestos químicos que pueden ser importantes para la vida.

“Ahora que comprendemos cómo de rápido y lejos pueden moverse estas ondas por el espacio, podemos comenzar a comprender cómo los compuestos químicos, incluyendo aquellos necesarios para la vida, pueden formarse a través de las ondas de choque y dispersarse por todo el universo para formar nuevas estrellas, planetas y vida”, dijo Roberge.

La investigación fue patrocinada por el Centro de Nueva York para Estudios de Orígenes de la Vida, el cual está patrocinado por una beca de la NASA.


Autor: Gabrielle DeMarco
Fecha Original: 10 de enero de 2008
Enlace Original

¿Qué deberíamos hacer con el plutonio?

Los gobiernos europeos con grandes cantidades de plutonio podrían gestionar estas reservas a través de un rango de distintas vías, según demostró un nuevo conjunto de artículos científicos.

La edición especial de la revista, co-editada por científicos de la Universidad de Cambridge y la Comisión Europea, ofrecerá una variedad de estrategias para las reservas de plutonio europeas en expansión a la vista de las recientes afirmaciones de que las reservas del Reino Unido deberían usarse como combustible.

Las reservas de plutonio son ya una fuente de preocupación par ala comunidad científica. El plutonio es altamente tóxico, específicamente si es inhalado, y en algunas formas puede usarse para fabricar bombas nucleares.

A principios de 2007 la Royal Society publicó su primer informe sobre la materia en una década, urgiendo al gobierno a tener en plutonio en forma de combustible para centrales de energía. Por el momento, sólo Sizewell B tendría la capacidad para usar este tipo de combustible, pero esto podría cambiar si el deseo del gobierno de crear una nueva generación de reactores nucleares se lleva a cabo.

El nuevo conjunto de informes, sin embargo, demuestran que convertir el plutonio en combustible no es la única opción que les queda a los países que albergan grandes cantidades de la sustancia radiactiva. Por primera vez, la edición especial de Progress In Nuclear Energy une los puntos de los científicos que creen que se debería usar para alimentar centrales de energía, y aquellos que tienen otras ideas.

“La opinión aún está dividida en si el plutonio es un problema o un recurso”, dijo el Dr. Bill Nuttall, Profesor Senior en Políticas Tecnológicas en la Escuela de Negocios de Juicio de la Universidad de Cambridge, quien co-editó la publicación.

“Nuestra publicación explora un rango de opciones desde el combustible para las plantas nucleares de hoy y para futuros diseños de reactores, pasando por las posibilidades de eliminación inmediata”.

“Esta revista compila las visiones de los científicos con distintas perspectivas sobre el tema, y ofrece la posibilidad de ofrecer sus sugerencias”.

Distintos contribuyentes están completamente a favor de las opciones de combustible nuclear, la más relevante inmediatamente para el Reino unido implicaría la combinación de plutonio con uranio para crear una mezcla oxidada o combustible “MOx”. Las bolas de MOx es probable que sean compatibles no sólo con las centrales nucleares actualmente propuestas actualmente en debate por los políticos, sino también para futuras centrales nucleares que aún están en la mesa de diseño, refiriéndose a los reactores “Generation 4”.

La actual capacidad de producción de MOx en el Reino Unido está, sin embargo, limitada por los compromisos de procesado de MOx de los clientes del otro lado del Atlántico en la planta de MOx Sellafield hasta 2023.

Como muestra la revista, sin embargo, existen formas adicionales de gestionar el plutonio. Los físicos nucleares serían capaces de transmutarlo en sustancias menos peligrosas usando un acelerador de partículas. También podría convertirse en vidrio o alguna forma de residuo de vidrio que pueda ser enterrado bajo tierra o, si así lo dicta la presión del tiempo, crear bolas de MOx, no para uso como combustible sino simplemente por ser una forma más segura de almacenamiento antes de la eliminación de residuos.

“El propósito de este informe no ha sido resolver si el plutonio es un residuo peligroso o un recurso”, dijo el Dr. Ian Farnan, del Departamento de Ciencias de la Tierra en la Universidad de Cambridge. “De hecho, como editores hemos tomado la decisión deliberada de no adoptar un punto de vista”.

“Lo que nos ha permitido hacer, sin embargo, es hablar a la gente sobre las opiniones de una forma abierta. La Royal Society ha declarado su visión de que el plutonio separado es un problema. Esta nueva colección de artículos da por primera vez a los políticos una lista completa de opciones, la cual esperamos que permita tomar una decisión bien informada sobre lo que pase en el futuro”.

“Opciones para la Gestión a Largo-Plazo del Plutonio Separado” – una edición especial de Progress In Nuclear Energy, ha sido publicada por Elsevier. La edición ha sido editada por el Dr. William Nuttall y el Dr. Ian Farnan (Universidad de Cambridge) y el Dr. Rudy Konings y el Dr. David Hamilton (Comisión Europea, Centro de Investigación Conjunta, Instituto de Elementos Transuránicos).



Fecha Original: 22 de diciembre de 2007
Enlace Original

Revelado el secreto magnético del Sol

Se han confirmado por primera vez potentes ondas magnéticas como participantes principales en el proceso que hace que la atmósfera del Sol esté extrañamente cientos de veces más caliente que la ya súper-caliente superficie.

Las ondas magnéticas — llamadas ondas Alfven — pueden portar suficiente energía desde la superficie activa del Sol para calentar su atmósfera, o corona.

Esta imagen muestra con claridad un chorro de rayos-X lanzando plasma al sistema solar desde el agujero de la corona del polo norte del Sol. Esta imagen fue tomada el 10 de enro de 2007 por el telescopio de rayos-X de Hinode. Crédito: Hinode/ SAO/ NASA/ JAXA/ NAOJ

“La superficie y corona están llenas de estas cosas, y son muy energéticas”, dijo Bart de Pontieu, físico en el Laboratorio Astrofísico y Solar de Lockheed Martin en California.

El Sol contiene potentes fuerzas de calentamiento y magnéticas que llevan la temperatura a decenas de miles de grados en la superficie — aunque la más tranquila corona del Sol alcanza temperaturas de millones de grados. Los científicos han especulado que las ondas Alfven actúan como cinturones transportadores de energía para calentar la atmósfera del Sol, pero carecían de las pruebas observacionales que demostrasen sus teorías.

De Pontieu y sus colegas cambiaron esto usando el observatorio orbitador solar japonés Hinode para estudiar la región entre la superficie del Sol y la corona, llamada cromosfera. No sólo observaron muchas ondas Alfven, sino que también estimaron que las ondas portaban más energía de la necesaria para soportar las temperaturas de la corona así como para alimentar el viento solar (partículas cargadas que fluyen constantemente desde el Sol) a velocidades de casi 1,5 millones de kilómetros por hora.

Sin embargo, los hallazgos de la cromosfera solos no podían demostrar que las ondas portaban su energía a la atmósfera del Sol.

“Aunque observes las ondas de la cromosfera, eso no significa que puedan dar energía a la corona”, dijo De Pontieu a SPACE.com.

Algunas ondas pueden ser reflejadas de vuelta al Sol en lugar de pasar a través de la región de transición entre la superficie y la atmósfera. Las ondas que alcanzan la corona también se hacen más difíciles de detectar usando los instrumentos actuales, gracias a la larga línea de visión.

El grupo de De Pontieu acudió a investigadores de la Universidad de Oslo en Noruega, quienes habían creado una simulación por ordenador representando parte del Sol. Una vez supieron lo que estaban buscando, los investigadores encontraron ondas magnéticas en la simulación de la corono que recordaban con fuerza las ondas Alfven que habían observado directamente en la cromosfera.

Incluso cuando las simulaciones ayudaron a establecer a las ondas Alfven como portadoras de energía para la atmósfera y el viento solar, los nuevos hallazgos observacionales ayudarán a los modeladores a crear simulaciones solares mejoradas.

“Es como un columpio — aprendemos de las simulaciones, y ellas aprenden de nosotros”, dijo De Pontieu.

Aún permanecen muchos misterios sobre las incansables actividades del Sol. El grupo de De Pontieu se centra en las ondas Alfven generadas por la turbulencia del calor del Sol, pero otros investigadores examinaron las ondas Alfven generadas cuando las líneas de campo magnético del Sol se tensan y retroceden como imanes invisibles. Tal fuerza de reconexión también crea chorros de rayos-X que se disparan hacia fuera desde el Sol, como las capturadas por los instrumentos de Hinode.

Los científicos aún no saben qué fuente de ondas Alfven desempeña un papel más importante en el calentamiento de la atmósfera del Sol, pero puede usar los últimos hallazgos como primera piedra.

“Necesitamos estudiar ambos más, para ver cuál de los dos domina”, apuntó De Pontieu. “Pero es genial para la gente saber que las ondas Alfven puede hacer el trabajo”.


Autor: Jeremy Hsu
Fecha Original: 22 de enero de 2008
Enlace Original

¿Cuándo se convierten los asteroides en peligrosos?

Una de las visiones más espectaculares en el cielo nocturno es una bola de fuego, una roca del espacio que impacta sobre la atmósfera y deja un rastro que puede durar desde segundos a minutos. Estos se queman de forma inofensiva, pero, ¿cuándo se convierten en peligrosos? ¿Cuándo los asteroides son lo bastante grandes para que realmente puedan atravesar la atmósfera y provocar destrucción en el suelo?

Durante una charla en la conferencia Meteoroides 2007 que tuvo lugar en Barcelona, España, Clark R. Chapman del Instituto de Investigación del Suroeste realizó una presentación sobre cómo definir esta línea entre las explosiones inofensivas en el cielo y un impacto que provoca destrucción en el suelo. El artículo, titulado
Meteoroids, Meteors, and the Near-Earth Object Impact Hazard (Meteoroides, meteoros y el peligro de impacto de Objetos Cercanos a la Tierra) fue más tarde publicado en la revista Earth, Moon and Planets.

Originalmente, los investigadores centraron sus esfuerzos en los asteroides mayores: los objetos de 2 km y superiores. Estas son rocas espaciales que podrían causar una devastación a gran escala en todo el planeta, afectando al clima y llevando a la muerte a cientos de millones de personas. Se calculó que un individuo podría tener una posibilidad entre 25 000 de morir por el impacto de un asteroide.

Ahora que el Estudio de Vigilancia Espacial ha descubierto el 75% de los asteroides de 1 km y mayores, tus posibilidades de morir han caído a aproximadamente 1 entre 720 000. Aproximadamente las mismas de morir en un accidente con fuegos artificiales o disfrutando de un paseo en el parque.

De acuerdo con Chapman, los astrónomos están ahora desplazando su atención de los impactos mayores – como el que eliminó a los dinosaurios hace 65 millones de años – a otras menores, pero aún peligrosas rocas espaciales. Por ejemplo, la roca que detonó en el aire sobre Tunguska, Siberia en 1908. Tal objeto tenía probablemente sólo entre 20 y 100 metros de diámetro.

Aún así, arrasó los bosques en muchos miles de kilómetros cuadrados y habría causado una inmensa destrucción si hubiese impactado sobre un área poblada.

Una nueva investigación, conocida informalmente como la Investigación de Vigilancia Espacial Dos, comenzará pronto con el objetivo de encontrar asteroides cercanos a la Tierra mayores de 140 metros en los próximos 15 años.

Existen muchas variables en el cálculo de la destrucción resultante de un impacto. Se tiene que considerar la velocidad, si es un asteroide metálico o rocoso, y si está fragmentado o no.

Originalmente, los investigadores pensaron que eventos del calibre de Tunguska sólo tendrían lugar una vez cada 4000 años, pero podrían ser más comunes, tal vez de 1 entre 700. Y quizás incluso los asteroides menores más comunes podrían causar destrucción en el suelo una vez cada 200 años.

Si se lleva a cabo la Investigación de Vigilancia Espacial Dos, debería localizar la mayoría de los asteroides grandes, pero sólo el 50% de los asteroides del tamaño del de Tunguska. Incluso rastrearán entre 1 y 2 millones de objetos en torno a los 30 metros.

Y si una de esas rocas está en ruta de colisión con la Tierra, los gobiernos y agencias espaciales serán capaces de llevar a cabo una estrategia de prevención o evacuación.

O al menos animar a la gente a que desvía la vista.


Autor: Fraser Cain
Fecha Original: 21 de enero de 2008
Enlace Original

Efemérides astronómicas para febrero de 2008

Observar el cielo es una de las actividades más relajantes que podemos realizar, para lo que a veces simplemente necesitamos nuestros ojos, pues con ellos podemos observar multitud de acontecimientos celestes y nos sorprenderíamos lo que se puede llegar a observar con unos simples y modestos prismáticos.Aquí os listamos algunos de los echos más interesantes que tendrán lugar durante el mes de febrero de 2008.

Para adecuarlo al horario local de cada población, habrá que sumar o restar tantas horas como diferencia tenga la localidad con respecto al U.T.C. (Tiempo Universal Coordinado) que le corresponda. El Tiempo Universal Coordinado , o UTC , también conocido como tiempo civil , es la zona horaria de referencia respecto a la cual se calculan todas las otras zonas del mundo. Es el sucesor del GMT ( Greenwich Mean Time : tiempo promedio del Observatorio de Greenwich , en Londres) aunque todavía coloquialmente algunas veces se le denomina así. La nueva denominación fue acuñada para eliminar la inclusión de una localización específica en un estándar internacional, así como para basar la medida del tiempo en los estándares atómicos, más que en los celestes.

Algunos ejemplos:

- España, aunque geográficamente está situada en el huso horario correspondiente a GMT 0, en cambio, se adopta como hora oficial la correspondiente a Centro Europa, o sea, GMT +1, con lo que a las horas indicadas en la tabla superior habrá que sumar 1 hora más. Además, durante el verano, se adelanta el horario oficial en 1 hora más, con lo que durante este período será necesario sumar 2 horas.

- Perú, está situada geográficamente sobre el huso horario GMT -5 y es el horario adoptado, con lo que no habrá que sumar ni restar ninguna hora.

Consejos para la observación del cielo nocturno

La observación astronómica puede llegar a ser realmente incómoda, no olvidemos que algunos de los cielos más bonitos se producen precisamente en las noches más frías y frecuentemente en el invierno. Esto hace que ni no nos hemos preparado adecuadamente, la observación se convierta en algo realmente incómodo.

  • Elegir un lugar alejado y despejado, donde la polución lumínica sea la menor posible, lejos de las grandes ciudades.
  • Esperar a que nuestros ojos se acostumbren a la oscuridad, lo que suele durar entre 20 y 30 minutos.
  • Abrigarnos adecuadamente, aún en el verano, pues el rocío caerá sobre nosotros.
  • Carta del cielo para ese momento, planisferio o mapa del cielo, con el fin de identificar adecuadamente los objetos.
  • Una linterna con luz roja para leer los mapas. La luz roja es la que menos deslumbra y así evitamos necesitar volver a acostumbrar a nuestros ojos a la oscuridad.
  • Algún elemento de apoyo, como una silla, es importante para realizar la observación de forma cómoda.
  • Se pensamos utilizar unos prismáticos, es aconsejable disponerlos sobre un trípode, que ayudará a obtener una visión mucho más estable.

Escrito y publicado originalmente por Vicente Díaz para El Cielo del Mes. Reproducido con permiso del autor

Supercomputador podría arrojar luz sobre el “misterio” de la energía oscura

Los cosmólogos han ejecutado una serie de simulaciones del universo que finalmente podrían ayudar a resolver el misterio de la energía oscura.

Los resultados de las simulaciones, llevadas a cabo por el Instituto de Cosmología Computacional (ICC) de la Universidad de Durham, dice a los investigadores cómo medir la energía oscura – una fuerza repulsiva que actúa en contra de la gravedad.

Las conclusiones, publicadas el 11 de enero en Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, también proporcionarán una información vital para el diseño de una misión de satélite propuesta llamada SPACE – Explorador Cósmico Espectroscópico de todo el Cielo – que podría revelar la naturaleza de la energía oscura.

El descubrimiento de la energía oscura en 1998 fue algo completamente inesperado y comprender su naturaleza es uno de los mayores problemas de la física.

Los científicos creen que la energía oscura, que forma el 70 por ciento del universo, está dirigiendo la expansión acelerada. Si la expansión continúa acelerando los expertos dicen que podría llevar finalmente a un Big Freeze (Gran Congelación) cuando el universo sea separado y se convierta en una vasta y fría extensión de estrellas moribundas y agujeros negros.

La investigación de Durham estuvo patrocinada por el Consejo de Instalaciones Tecnológicas y Científicas y la Comisión Europea.

Las simulaciones, que necesitaron 11 días para ejecutarse en la única Máquina Cosmológica de Durham (COSMA), observó diminutas ondas en la distribución de la materia en el universo creadas por ondas de sonido unos pocos cientos de años tras el Big Bang.

Las ondas son delicadas y algunos han sido destruidas a lo largo de los siguientes 13 mil millones de años del universo, pero las simulaciones mostraron que sobrevivieron en ciertas condiciones.

Cambiando la naturaleza de la energía oscura en las simulaciones, los investigadores descubrieron que las ondas parecía cambiar en longitud y podían actuar como un “regulardor estándar” en la medida de la energía oscura.

El Director del ICC, el Profesor Carlos Frenk dijo: “Las ondas son un “patrón oro”. Comparando el tamaño de las ondas medidas con el patrón oro podemos descubrir cómo el universo se ha expandido y a partir de esto imaginar las propiedades de la energía oscura.

“Los astrónomos están atascados en el universo en el que vivimos. Sin embargo, las simulaciones nos permiten experimentar lo que podría haber sucedido si hubiese más o menos energía oscura en el universo”.

En los siguientes 10 años hay planeados un número de experimentos para explorar la energía oscura. La simulación de Durham ha demostrado la factibilidad de la misión de satélite SPACE propuesta al programa Visión Cósmica de la Agencia Espacial Europea.

El proyecto ha sido propuesto por un consorcio internacional de investigadores incluyendo al equipo de Durham.

SPACE, que está liderado por la Universidad de Bolonia en Italia, está pasando por la siguiente ronda de valoraciones de la ESA y si tiene éxito está planeada para su lanzamiento en 2017.

El investigador co-principal, Profesor Andrea Cimatti, de la Universidad de Bolonia, dijo: “Gracias a las simulaciones del ICC es posible predecir lo que observaría SPACE y planear cómo desarrollar los parámetros de la misión para obtener un mapa tridimensional del universo y comprarlo con las predicciones de las simulaciones.

“Gracias a esta comparación será posible revelar la naturaleza de la energía oscura y comprender cómo las estructuras del universo se forman y evolucionan en el tiempo cósmico”.


Fecha Original: 11 de enero de 2008
Enlace Original

Olvídate de los agujeros negros, ¿cómo encontrar un agujero de gusano?

Encontrar un agujero negro es una tarea fácil… comparado con la búsqueda de un agujero de gusano. Se sospecha que los agujeros negros tienen un efecto gravitatorio masivo sobre planetas, estrellas e incluso galaxias, generando radiación, produciendo chorros y discos de acreción. Los agujeros negros incluso curvan la luz a través de lentes gravitatorias. Ahora, intenta encontrar un agujero de gusano … ¿Alguna idea? Bien, un investigador ruso cree que ha encontrado una respuesta, pero se necesita un radiotelescopio muy sensible además de una enorme cantidad de paciencia para encontrar una firma especial de un agujero de gusano.

Los agujeros de gusano son consecuencias de la visión del universo de la relatividad general de Einstein. Un agujero de gusano, en teoría, actúa como un atajo o túnel a través del espacio y el tiempo. Existen varias versiones del mismo tema (es decir los agujeros de gusano podrían enlazar distintos universos, podrían enlazar dos posiciones separadas del mismo universo; incluso pueden enlazar agujeros blancos y negros), pero la física es similar, los agujeros de gusano crean un enlace entre dos posiciones del espacio-tiempo, evitando las tres dimensiones normales por las que viajamos en el espacio. También se ha teorizado que la materia puede viajar a través de algunos agujeros de gusano dando pie a historias de ciencia-ficción como la película Stargate o Star Trek. Si los agujeros de gusano existen, no obstante, es altamente improbable que encuentres una llave maestra que abra la boca de un agujero de gusano en tu patio trasero, probablemente son muy esquivos y necesitarás algún equipo especializado para viajar a través de ellos (aunque esto será imposible virtualmente).

Alexander Shatskiy, del Instituto de Física Lebedev en Moscú, tiene una idea de cómo pueden observarse estos agujeros negros. Para empezar, pueden distinguirse de los agujeros negros dado que las bocas de los agujeros de gusano no tienen un horizonte de eventos. Segundo, si pudiese ser posible viajar a través de los agujeros de gusano, la luz ciertamente podría hacerlo, pero la luz emitida tendría una distribución de intensidad angular característica. Si estuviésemos viendo la boca de un agujero de gusano, seríamos testigos de un círculo, similar a una burbuja, con intensa luz radiando desde el interior del “aro”. Mirando hacia el centro notaríamos que la luz se atenúa mucho. En el centro no notaríamos ninguna luz, pero veríamos a través de la boca del agujero de gusano y podríamos apreciar las estrellas (del otro lado del universo) brillando hacia nosotros.

Para la posibilidad de observar la boca de un agujero de gusano, se requerirían interferómetros de radio suficientemente avanzados para mirar en el interior de los entornos extremos de los núcleos galácticos para distinguir estos exóticos fantasmas cósmicos de si homólogo de agujero negro.

Sin embargo, simplemente porque los agujeros de gusano sean posibles no significa que existan. Podrían ser simplemente restos matemáticos de la relatividad general. E incluso aunque existan, probablemente son altamente inestables, por lo que cualquier posibilidad de viajar a través de uno de ellos a lo largo del espacio y el tiempo sería efímera. Además de esto, la radiación que pasa a través del agujero estará extremadamente desplazada al azul, por lo que es de esperar que ardas muy rápidamente. No hagas aún las maletas…

Artículo original en Arxiv


Autor: Ian O’Neill
Fecha Original: 21 de enero de 2008
Enlace Original

Los motores iónicos más avanzados para la misión BepiColombo a Mercurio

Científicos británicos han dado luz verde al desarrollo de los motores iónicos más avanzados jamás usados en la historia del viaje espacial. Prevista para su lanzamiento en 2013, la misión europeo-japonesa BepiColombo a Mercurio será impulsada hacia el planeta más interno del Sistema Solar mediante motores de iones, con una eficiencia equivalente a 7,57 millones de kilómetros por litro. ¡Esta es una nave muy barata para volar!

Ahora mismo estamos deslumbrados y asombrados por las imágenes de extraordinario detalle que están siendo transmitidas por la misión MESSENGER de la NASA en su sobrevuelo del diminuto planeta Mercurio. Aunque observamos y esperamos a que MESSENGER finalmente se establezca en órbita (la inserción debería tener lugar en la primavera de 2011), científicos del Reino Unido, trabajando junto a la ESA y Astrium (el mayor contratista espacial de Europa), están trabajando duro en el diseño de motores para la siguiente gran misión al interior del Sistema solar: BepiColombo. La misión consta de dos orbitadores: el Orbitador Planetario de Mercurio (MPO), para llevar a cabo tareas de cartografiado del planeta, y el Orbitador Magnetosférico de Mercurio (MMO), para caracterizar la misteriosa magnetosfera del planeta. Las dos naves viajarán como una durante el viaje de seis años a Mercurio, pero se separarán en la inserción orbital.

Aunque BepiColombo usará el tirón gravitatorio de la Luna, la Tierra, Venus y más tarde Mercurio para llegar a su destino, se requiere una gran cantidad de energía para frenar la nave, en contra de la gravedad del Sol. Sin un motor para que empuje en dirección contraria BepiColombo caería bajo el enorme tirón gravitatorio del Sol, y la misión estaría condenada a pasar sobre Mercurio y caer en un abrasador final. Aquí es donde entran los motores iónicos.

Los motores de iones se han usado en misiones espaciales antes (como en la misión SMART-1 a la Luna en 2003), pero la nueva generación de motores actualmente en desarrollo para la próxima misión a Mercurio serán mucho más eficientes al proporcionar suficiente empuje. Mejor eficiencia significa menos combustible. Menos combustible significa menos masa y volumen, ahorrando costes de lanzamiento y permitiendo más espacio para instrumentación científica.

Los motores de iones funcionan canalizando partículas eléctricamente cargadas (iones) a través de un campo eléctrico. Haciendo esto aceleran los iones a altas velocidades. Cada partícula tiene una masa (aunque diminuta), por lo que cada partícula también porta un momento cuando es disparada desde el motor. Disparando las suficientes partículas desde el motor se puede producir un empuje que la nave puede usar para acelerar o (en el caso de BepiColombo) frenar. Los motores de iones tienen un inconveniente. Aunque son eficientes en el combustible, el empuje puede ser muy pequeño, por lo que las misiones necesitan mucho tiempo para completarse; debe haber mucho tiempo para que el impulso a largo plazo tenga un efecto en la velocidad de la nave. No obstante, este déficit de la propulsión iónica no desalienta a los científicos espaciales del uso de esta tecnología, ya que los pros definitivamente superan a los contras.

Por lo que ahora podemos esperar una década de exploración de Mercurio por MESSENGER y BepiColombo, uno de los más misteriosos y desconocidos planetas que orbitan el Sol.


Autor: Ian O’Neill
Fecha Original: 18 de enero de 2008
Enlace Original

Los “monstruos” culpados del caos extremo en los agujeros negros

Un único agujero negro puede contener más desorden que todas las estrellas del universo juntas. Un nuevo estudio explica por qué, conectándolos con las distorsiones caóticas en el tejido del espacio tiempo conocidas como “monstruos”.

Los científicos miden el desorden con un número llamado entropía – cuanto mayor es la entropía, mayor es el desorden. Todas las estrellas del universo juntas contribuyen a 1079 unidades de entropía, o 1 con 79 ceros por detrás. Pero esto es casi nada comparado con los agujeros negros.

En los años 70, Stephen Hawking demostró que los agujeros negros emiten radiación aleatoria – ahora conocida como radiación de Hawking – la cual refleja un estado interno altamente desordenado. Calculó que la entropía de un agujero negro se incremente con su área de superficie.

Esto significa que un único agujero negro supermasivo del tipo que se encuentra en los centros de las galaxias podrían tener más de 1091 unidades de entropía, un billón de veces más que todas las estrellas del universo.

Materia desordenada

Suponiendo que la mayoría de las galaxias contienen un agujero negro supermasivo, la entropía total del universo resulta ser al menos de 10102. Esto está íntimamente relacionado con el número de posibles formas de ordenar la materia y la energía en el universo – un número verdaderamente asombroso de aproximadamente 2(10102).

“La entropía de un agujero negro es increíblemente grande en cualquier escala”, dice Paul Frampton de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, Estados Unidos. Frampton y su equipo creen que pueden explicar por qué.

Aunque la radiación de Hawking implica que los agujeros negros contienen todo este desorden, los científicos han estado desconcertados sobre de dónde procede. Las estrellas en colapso que se convierten en agujeros negros no empiezan con el suficiente. ¿Cómo se hace la materia tan desordenada?

El equipo de Frampton argumenta que la entropía extra es generada por la naturaleza aleatoria de la física cuántica. Esto debería permitir en ocasiones que una colapsante bola de materia e transforme espontáneamente en algo llamado un “mostruo” – un conjunto de materia que tiene un desorden máximo, con partículas viajando a altas velocidades en direcciones aleatorias.

Clave cuántica

Esto sólo sucedería muy raramente, y una vez que se ha formado un agujero negro, es imposible saber su pasó por la etapa de monstruo o no. Pero debido a que la mecánica cuántica tiene en cuenta todas las posibles salidas, la entropía del monstruo tiene que tenerse en cuenta cuando se calcula la entropía del agujero negro, dicen los investigadores.

Comprender la entropía de los agujeros negros podría ayudar a los científicos a comprender la gravedad a un nivel mucho más fundamental, de tal forma que pueda unirse con la mecánica cuántica para producir una Teoría de la Gravedad Cuántica. “Toda esta discusión está relacionada en cierto nivel con la comprensión de la gravedad cuántica”, dice Frampton.

Pero el físico Thomas Banks de la Universidad de California en Santa Cruz, Estados unidos, que también ha estudiado las cuestiones relacionadas con la entropía de los agujeros negros, se pregunta si las herramientas teóricas usadas por el equipo de Frampton son las adecuadas para el análisis del misterio.

“Soy escéptico sobre que una explicación como esta …pueda efectivamente dar una explicación a la entropía de los agujeros negros”, dijo a New Scientist.

Artículo disponible online en Arxiv.


Autor: David Shiga
Fecha Original: 18 de enero de 2008
Enlace Original

Nuevos hallazgos confirman la Teoría de Darwin: La evolución no es aleatoria

De acuerdo con la Teoría de la Evolución de Darwin, los individuos en una especie pasan con éxito sus características a la siguiente generación a través de un proceso llamado “herencia determinista”. A lo largo de múltiples generaciones, los desarrollos ventajosos tienden a tener lugar – tales como el alargamiento del cuello de una jirafa.

Una teoría opuesta dice que la evolución tiene lugar a través de herencia aleatoria y no necesariamente los cambios beneficiosos. Usando el ejemplo de la jirafa, no habría una tendencia común de alargamiento del cuello; algunos desarrollarían cuellos cortos, mientras otros desarrollarían otros cortos.

Ahora, los hallazgos de un grupo internacional de biólogos demuestran que la evolución no es un proceso aleatorio, sino que tiene lugar a través de la selección natural de rasgos exitosos. El estudio colaborativo llevado a cabo por investigadores del Instituto Technion-Israel de Tecnología en Israel, Estados Unidos, Francia y Alemania se publicó en el ejemplar de noviembre de 2007 de Current Biology (vol. 17, pp. 1925-1937).

Para dar respuesta a la cuestión sobre si la evolución es determinista o aleatoria, los investigadores usaron distintas herramientas – incluyendo análisis de hebras de ADN y microscopía electrónica – para estudiar el desarrollo del órgano sexual en 51 especies de nemátodos, un tipo de gusano usado comúnmente para comprender mejor los procesos evolutivos.

Cuando los investigadores midieron los cambios en 40 características definidas de los órganos sexuales de los nemátodos (incluyendo patrones de división celular y la formación de células específicas),encontraron que la mayoría eran uniformes en su dirección, con el mecanismo principal para el desarrollo favoreciendo la selección natural de rasgos exitosos, dijeron los científicos.

“Dado que el desarrollo aleatorio no incrementaría tal tendencia unificada, concluimos que el desarrollo observado fue determinista, no aleatorio”, dijo el Profesor Benjamin Podbilewicz de la Facultad de Biología de Technion.

Los resultados, que constituyen un hito significativo en establecer y reafirmar en mecanismo de la Teoría de Darwin, ayudará a la comprensión de cómo funciona la evolución en todas las criaturas vivas, dijo Podbilewicz.


Fecha Original: 20 de enero de 2008
Enlace Original