Incertidumbre en los gobiernos sobre el Programa Espacial Tripulado Europeo

Los gobiernos europeos mantienen aún la incertidumbre sobre si quieren financiar un programa de vuelo espacial tripulado independiente dado su coste, aunque han dejado la puerta abierta de trabajar junto a Rusia.

En las última semanas, los funcionarios de la Agencia Espacial Europea (ESA) parecieron echarse atrás de sus anteriores propuestas de que Europa desarrollase su propia capacidad para lanzar astronautas desde el Centro Espacial Guiana, y tenerlos de visita en una instalación europea en la órbita baja de la Tierra que podría suceder a la estación espacial internacional.

Una llamada de los directores de la ESA a finales de 2007 para tal programa, para ser presentada a los gobiernos europeos en la conferencia del próximo noviembre sobre estrategias y presupuestos espaciales, parece haberse encontrado con la resistencia de los gobiernos nacionales a pagar por ello, dijo un funcionario del gobierno europeo.

La ESA ya ha comprometido aproximadamente 4 mil millones de euros en gastos para la próxima década sólo para cumplir con sus obligaciones de la estación espacial internacional. La agencia espera asegurar vuelos adicionales de sus astronautas a la estación a bordo de la lanzadera espacial de los Estados Unidos o de la cápsula rusa Soyuz. Pero es probable que esto sólo se posible invirtiendo en material adiciona que pudiese ser canjeado por sitios para los astronautas europeos.

El laboratorio europeo Columbus está planeado para su lanzamiento a la estación a bordo de la lanzadera espacial de los Estados Unidos en los próximos días, y la ESA centra su atención en cómo maximizar la inversión en la estación espacial.

Alan Thirkettle, director del programa de la estación espacial de la ESA, dijo que la agencia ha gastado aproximadamente 5 mil millones de euros en la estación espacial, incluyendo la instalación Columbus, desde 1995. La inversión incluye proporcionar destinar materiales como compensación por la obligación europea de financiar el 8,3 por ciento de los recursos comunes de la estación.

En una presentación el 29 de enero, Thirkettle dijo que la prioridad principal de la ESA, una vez Columbus esté en órbita en la estación, es incrementar la cantidad de tiempo que los astronautas europeos puedan pasar en la estación. La compartición de la propiedad de la estación de la ESA da el derecho a lanzar un astronauta europeo cada dos años, para una estancia de seis meses, suponiendo que es una tripulación de tres astronautas rusos y tres no rusos. La propiedad del 8,3 por ciento de Europa está calculada en base a la parte no rusa de la estación.

La estación actualmente tiene planteado incrementar su complemento de astronautas a seis de los tres actuales a mediados de 2009.

Thirkettle dijo que la agencia está valorando distintas posibles propuestas para la conferencia ministerial de noviembre que podrían duplicar la cantidad de tiempo de los astronautas europeos en la estación, a una misión de seis meses cada año.

La agencia ha abierto las discusiones con la Agencia Espacial Italiana usando el derecho de Italia a tiempo de astronauta en la estación como parte de todo el programa europeo. Como parte de un acuerdo bilateral con la NASA, el gobierno italiano construye el Módulo Logístico de Milti-Propósito de la estación, con la promesa de un de tiempo para un astronauta italiano como parte del pago.

Desde que se cerró el trato, varias naciones que han tenido sus propios astronautas — Francia, Alemania e Italia — han fusionado sus programas en el Cuerpo de Astronautas Europeos de la ESA, con sede en Colonia, Alemania.

“Nos gustaría tener el equivalente a un vuelo por año si podemos añadir los tiempos de astronauta de Italia y Europa”, dijo Thirkettle.

Los 4 mil millones de euros que la ESA planea gastar en la estación incluyen aproximadamente 250 millones de euros en cargos de operaciones anuales y 100 millones de euros anuales en experimentos de ciencia y tecnología, dijo Thirkettle. La porción restante es para construir y lanzar el Vehículo de Transferencia Automatizado Europeo, el cual fue construido en lugar de pagar dinero a la NASA por las obligaciones de Europa con la estación.

Aún no está claro si habrá más espacio en los presupuestos de la agencia para misiones adicionales relacionadas con astronautas.

Para 2008, los vuelos humanos contarán con el 8,7 por ciento de los presupuestos anuales de la ESA de 3 mil millones de euros.

Los gobiernos europeos han acordado patrocinar estudios iniciales sobre si se podría construir un vehículo de trasporte de tripulaciones en cooperación con Rusia sin transferir fondos a Rusia y sin cederles el control del programa.

El Director General de la ESA Jean-Jacques Dordain dijo que las negociaciones de la ESA con la Agencia Espacial Rusa, Roskosmos, han encontrado obstáculos tanto por parte de Europa como de Rusia.

En una entrevista el 14 de enero, Dordain dijo no estar seguro de si los gobiernos de la ESA querían financiar la cápsula de transporte de tripulación junto con Rusia, o si Rusia quería embarcarse en un esfuerzo Euro-Ruso.

“La incertidumbre está por ambas partes”, dijo Dordain. “Y necesitamos mirar a un Plan B si no podemos llegar a un acuerdo sobre la financiación o sobre quién hace qué. La incertidumbre implica tanto a la misión del vehículo como a la cuestión de quién construye cada parte”.

El mayor contribuyente de la ESA, Francia, el cual en el pasado ha invertido fuertemente en su propio programa de astronautas, también parece vacilante sobre si Europa necesita empezar a invertir en la capacidad de transportar tripulaciones.

En una detallada presentación de la visión de la Agencia Espacial Francesa, CNES, de las prioridades de corto plazo, casi no hay mención a los programas relacionados con astronautas más allá de lo que ya está planeado para la estación espacial.

El Presidente de CNES Yannick d’Escatha dijo que deberían continuar los estudios sobre las opciones de transporte de tripulación, pero ha hecho hincapié que no ve la necesidad de tomar una decisión este año. “Ciertamente no deberíamos cerrar la puerta a estas posibilidades de Europa con otros socios”, dijo d’Escatha. “Pero primero debemos asegurarnos de que usamos Columbus de la forma más inteligente posible”.


Autor: Peter B. de Selding
Fecha Original: 4 de febrero de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *