Plasma de un millón de grados puede fluir por la galaxia

A gran escala, la Vía Láctea se considera una vasta región perforada con aisladas nubes calientes y cúmulos estelares. Aunque gran parte e este espacio es vacío y frío, los investigadores han descubierto recientemente el fenómeno de canalización del plasma caliente. El flujo del plasma puede canalizarse de una región a otra a través del espacio vacío, conectando las de otra forma aisladas nubes y cúmulos a través de la galaxia.

Imágenes de la Nebulosa de Orión con su burbuja de gas caliente. A la izquierda una imagen de rayos-X tomada por el XMM-Newton, con color codificado para energías de fotón. A la derecha una imagen compuesta tomada por el XMM-Newton y una imagen del infrarrojo medio del Telescopio Espacial Spitzer, con el plasma en azul. Crédito de la imagen: Manuel Güdel, et al. ©Science 2008.


El investigador Manuel Güdel del Instituto Paul Scherrer de Suiza y sus colegas de Suiza, Francia y los Estados Unidos han observado recientemente el fenómeno del flujo del plasmas por primera vez en la Nebulosa de Orión. Basándose en las imágenes tomadas con un satélite de rayos-X conocido como XMM-Newton, los investigadores observaron la existencia de un plasma de un millón de grados fluyendo desde la nebulosa hacia el adyacente medio interestelar, y más tarde a la superburbuja cercana de Eridanus.

“Aunque ha habido un modelo teórico que predecía que las burbujas de gas caliente expulsada por sólo una estrella masiva, pero no fueron detectadas hasta que encontramos la confirmación en la Nebulosa de Orión”, dijo Güdel a PhysOrg.com. “No lo buscábamos – en realidad encontramos esta difusa emisión por suerte mientras observábamos al conjunto de fuentes de puntos estelares de rayos-X en ese área. Dado que anteriores investigaciones no habían informado de emisiones difusas de rayos-X de tales regiones de formación estelar sino que argumentaban contra su presencia, estábamos muy sorprendidos de encontrar una emisión tan prominente a lo largo de grandes regiones de la nebulosa”.

La Nebulosa de Orión alberga varios miles de estrellas jóvenes (menos de unos pocos millones de años de antigüedad), y casi cada una de estas estrellas emite rayos-X vigorosamente. Las cámaras del satélite observaron las estrellas de rayos-X, pero también registraron una emisión separada más débil en las partes extendidas de la nebulosa. En la investigación del espectro de esta emisión, los científicos descubrieron que la energía indicaba un plasma de un millón de grados. Un denso velo de gas neutral probablemente ocultó el plasma caliente en observaciones anteriores, tales como las realizadas por el Observatorio de rayos-X Chandra, el cual no detectó nada.

No sólo los investigadores descubrieron un nuevo fenómeno, sino que creen que saben las causas del plasma supercaliente a gran escala. Como explican los científicos, la energía requerida para calentar tal monstruosa cantidad de gas es “severa”. Las estrellas jóvenes de la Nebulosa de Orión no parecen capaces de albergar tal estructura energética caliente.

Pero lo investigadores creen que la suficiente energía podría llegar de los vientos de alta velocidad emitidos por las estrellas en la región densa de la nebulosa conocida como Trapecio – un pequeño grupo de estrellas masivas que son casi por completo responsables de la luz óptica que vemos de la Nebulosa de Orión. Los vientos de las estrellas del Trapecio colisionan con el gas de los alrededores y podrían generar suficiente energía cinética para crear ondas de choque que calienten el gas a millones de grados.

En la mayoría de los casos, tal plasma caliente estaría confinado en su cavidad, contenido por gases y polvo que no se mezclan con el plasma. Pero en este caso, el plasma y el gas más frío de los alrededores tienen presiones muy similares, y este equilibrio por presión similar hace posible que el plasma se filtre fuera de su cavidad y pase al frío espacio interestelar. Fluyendo a una velocidad de pocas decenas de kilómetros por segundo, probablemente se dirige hacia la cercana superburbuja de Eridanus, llenando esta vasta región interestelar con gas caliente.

El descubrimiento del plasma que impregna a Orión es inusual debido a que se pensaba que el plasma a gran escala requería grandes grupos de estrellas masivas como fuente de energía, las cuales no se encuentran en la Nebulosa de Orión. Si el plasma caliente puede tener lugar en una región con un pequeño número de estrellas masivas, este fenómeno podría ser más común en la galaxia de lo que pensaban los astrónomos.

“Se ha visto gas caliente en algunas regiones de formación de estrellas extremadamente masivas, y algo de este gas podría haber sido producido por explosiones de supernova”, dijo Güdel. “No obstante, la Nebulosa de Orión es la primera región de este (más modesto) tipo que muestra este fenómeno, y no hay allí ninguna supernova que pueda crearlo. Tales regiones más modestas de formación estelar son naturalmente más frecuentes en la galaxia que los casos más extremos. Por tanto, creemos que los flujos de plasma de las regiones de formación estelar se están extendiendo”.

Conforme los investigadores aprenden más sobre las posibilidades que pueden tener lugar en nuestra galaxia, también comprenden mejor la historia de los inicios de nuestro Sol y Sistema Solar, y tal vez de otros como él.

“El gas caliente y los rayos-X que mite interactúan con el entorno molecular frío en el que se forman las estrellas”, dijo Güdel. “Puede influir al entorno de las estrellas – por ejemplo, los discos de acreción circumestelares en los que se forman los planetas – contribuyendo a la ionización de esos discos. Tales efectos necesitan de mayor estudio, sin embargo”.


Autor: Lisa Zyga
Fecha Original: 7 de febrero de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (3)

  1. [...] | Ciencia kanija Articulos RelacionadosBrazos de una galaxia que giran hacia atrás.Foto compuesta del centro de [...]

  2. Tuler

    Empezando que para que exista el concepto de “temperatura” debe existir un medio por el que se propague entre el punto A y el punto B.
    Aun no se sabe qué temperatura tiene el sol, la supuesta incandescencia del sol, aún y cuando fuese debida a reacciones nucleares tal y como dicen, esa radiación térmica jamás alcanzaría la Tierra porque NO EXISTE atmósfera entre el Sol y la Tierra, por tanto hablar sobre esto es especular.

    Segundo, este artículo de la banda de plasma cósmica me suena a un capítulo de Star Trek.

    Es increíble. Cuanto ignorante.

  3. Carolina

    El ignorante eres tú, tu sabes más que los científicos, o eres tú uno y has hecho indagaciones cómicas? El plasma que se halla en las galaxias, está en muchas formas, caliente, frío…, es coherente y sirve de adhesivo para mantenerlas unidas. Algo que en tu mente no tiene cabida
    Se denomina plasma a un gas constituido por iones libres
    Ej.: el sol, las auroras boreales, los relámpagos, el fuego, etc, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *