Resuelto el misterio de la acuosa luna de Saturno

Los investigadores creen que los géiseres de una de las lunas de Saturno, Encelado, están formados de agua líquida procedente de debajo de la superficie cerca del polo sur de la luna. El vapor pasa a través de pequeños canales en el hielo y se condensa en forma de cristales que también se mueven hacia la superficie de la luna. Como resultado hay un chorro de vapor de agua y granos de hielo expulsados desde la superficie. Crédito: NASA/JPL

Aspersores cósmicos que expulsan brumosos chorros desde grietas en la sexta luna más grande de Saturno podrían dar una pista sobre un vasto lago de agua oculto bajo la capa de hielo de Encelado.

En 2005, la sonda Cassini de la NASA reveló gigantescos géiseres de granos de hielo y vapor de agua saliendo disparados del polo sur de Encelado. Pero cómo se formaron esos géiseres y la fuente de los cristales de hielo ha permanecido como un misterio hasta ahora. Una nueva investigación, detallada en el ejemplar del 7 de febrero de la revista Nature, proporciona una visión clara del proceso bajo la corteza de la luna que genera el puñado de géiseres.

Los resultados revelan que debe haber agua bajo la superficie de la Luna y también apoyan la idea de que los géiseres de Encelado son la fuente del anillo E de Saturno, un tenue círculo de hielo y partículas de polvo.

“Desde que Cassini descubrió los géiseres de vapor de agua, todos nos hemos preguntado de dónde procedía este hielo y vapor de agua”, dijo el investigador Juergen Schmidt de la Universidad de Potsdam en Alemania, que es miembro del equipo del Analizador de Polvo Cósmico de Cassini. “Ahora, tras analizar los datos de múltiples instrumentos, podemos decir que probablemente el agua procede de debajo de la superficie de Encelado”.

Los investigadores no tiene claro cómo de grande es la reserva de agua. “Podría ser un océano global. O tal vez ser un pequeño lago”, dijo Schmidt.

El hallazgo hace de Encelado una de las cuatro lunas de nuestro Sistema Solar que se piensa que albergan agua líquida. Los otros mundos acuosos son las lunas de Júpiter Europa, Ganímedes y Calisto. Aunque Saturno tiene más de 60 lunas identificadas, Encelado es la primera en mostrar señales de agua líquida.

Bajo el hielo

Schmidt y sus colegas confiaron en los datos de Cassini sobre los granos de hielo junto con los modelos de ordenador para llegar a sus conclusiones sobre el agua.

Esto es lo que creen que está pasando:

Oculto bajo la capa de hielo exterior de Encelado hay un lago con una temperatura de aproximadamente 0 grados Celsius. A esta temperatura relativamente alta (para el gélido Sistema Solar exterior) el agua líquida se mezcla con el hielo y el vapor de agua. El vapor se mueve hacia arriba a través de canales en el hielo abiertos en la superficie de la luna. Tras alcanzar las condiciones de vacío del espacio que se encuentran en los canales y grietas, el vapor se expande y enfría llevando a la formación de cristales de hielo.

Tanto el modelo como las observaciones de Cassini sugieren que los penachos de vapor se mueven aproximadamente a la misma velocidad que un avión supersónico, unos 300-500 metros por segundo. Esto es casi el doble de la velocidad necesaria para escapar de la gravedad de Encelado.

Los granos de hielo, sin embargo, lo hicieron a una razón mucho menor. Los investigadores dicen que las partículas de hielo zigzaguearon a través de tortuosas grietas en el hielo, rebotaron en las paredes y perdieron velocidad. El vapor de agua se mueve sin impedimentos a través de las brechas e impulsa las partículas heladas para llevarlas hacia arriba.

Incluso con el impulso por parte del chorro de vapor, aproximadamente sólo el 10 por ciento de las partículas de hielo tienen suficiente energía para superar la gravedad de Encelado. El resto caen de vuelta a la superficie de la luna.

Anillos de Saturno

La libertad de los cristales de hielo que logran escapar, sin embargo, es efímera. Los científicos creen que los cristales son recapturados por la gravedad de Saturno y se unen para formar el anillo E del planeta.

“Estas partículas en el anillo E golpean a otros satélites del sistema o a los anillos principales de Saturno o golpean al mismo Encelado”, dijo Schmidt a SPACE.com. “Por lo que nacen en Encelado, pero también acaban y mueren en alguna parte, y esto da el equilibrio que hoy es más o menos estable”.

La fuente de calor que dirige la fusión interna del hielo aún es desconocida, pero ahora los investigadores creen saber las condiciones necesarias para dirigir las columnas de Encelado.

“Si la temperatura del vapor es demasiado baja, entonces la densidad del gas es demasiado pequeña para empujar a los granos al exterior y no veríamos tales cantidades de partículas”, dijo Schmidt. “Por tanto, creemos que en el lugar de la evaporación, debemos tener temperaturas cerca del punto de fusión del agua”.

El siguiente paso sobre Encelado está previsto para marzo, cuando la nave Casinni alcanzará su máxima aproximación a apenas 50 kilómetros de la superficie. Conforme la nave se aleje a una altitud de unos 200 kilómetros, pasará a través de una de las columnas de Encelado para recoger muestras.


Autor: Jeanna Bryner
Fecha Original: 8 de febrero de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (4)

  1. [...] Vasto lago de agua oculto bajo la capa de hielo de Enceladowww.cienciakanija.com/2008/02/11/resuelto-el-misterio-de-la-… por laurea hace pocos segundos [...]

  2. [...] | Ciencia Kanija Articulos RelacionadosLa NASA develó el misterio de una luna de SaturnoDemuestran que hay agua en [...]

  3. Manlio E. Wydler

    Muy claro artículo, muy bien explicado Tal vez por estos géiseres se pueda entrar y ver con una sonda subacuática maravillas bióticas seguramente. Esperemos que en poco tiempo más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *