Cassini encuentra que las lunas de Saturno pueden compartir un oscuro pasado

Este collage exhibe varias de la lunas de Saturno. Crédito de la imagen: NASA/JPL/Space Science Institute

A pesar de la increíble diversidad en las heladas lunas de Saturno, la suya es una historia de gran interacción. Algunas de ellas están picadas, algunas parecen sucias, otras prístinas, una esponjosa, otra con dos caras, algunas aún bullen de actividad y otras parecen haber sido capturadas de los confines del Sistema Solar. Aún así muchos de ellos tienen un hilo común – “materia” negra que cubre sus superficies.

“Estamos comenzando a descubrir los misterios de estas distintas y extrañas lunas”, dijo Rosaly Lopes, científico de Cassini en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California. Ella coordinó una sección especial de 14 artículos sobre las lunas heladas de Saturno que aparece en el ejemplar de febrero de la revista Icarus.

Tomados en conjunto, los artículos dan una idea de lo la científico de Cassini Bonnie Buratti llama “la ecología del sistema de Saturno” en la portada. “La ecología trata sobre todo el entorno – no sólo sobre un cuerpo, sino cómo interactúan todos”, dijo Buratti. “El sistema de Saturno es verdaderamente interesante, y si observas la superficie de las lunas, parecen haber sido alteradas en formas que no son intrínsecas a ellas. Parece que hay algún transporte en este sistema”.

Aunque los detalles del transporte aún no están claros, las evidencias acumuladas sugieren que algún mecanismo ha dispersado el misterioso material oscuro encontrado en varias de las lunas de unas a otras; el material puede incluso tener un origen cometario común. Junto con esas líneas, distintos nuevos artículos se centran en las similitudes entre el material oscuro encontrado en distintas lunas – en Hiperión y Japeto, por ejemplo, o entre Febe y Japeto.

Roger Clark del Estudio Geológico de los Estados Unidos en Denver va más allá diciendo, “Vemos la misma firma espectral en todas las lunas que tienen la cubierta de material oscuro”. Clark es el autor principal de uno de los nuevos artículos, el cual se centra en la luna de Saturno Dione. Su equipo encontró que el material oscuro de allí es de un grano extremadamente fino, formando sólo una fina capa en el lado oculto de la luna. Su distribución y composición, medidos por el espectrómetro cartografiador infrarrojo y visual de Casssini, indica que el material oscuro no es nativo de Dione. Y los científicos ven muchas de las señales que aparecen en las lunas Febe, Japeto, Hiperión y Epimeteo, y también en el anillo F de Saturno.

Sobre de dónde proviene este material y qué es, Clark dijo, “Es un misterio, lo cual lo hace intrigante. Aún estamos intentado encontrar algo que encaje a la perfección”. El espectrómetro visual e infrarrojo detectó bandas de absorción únicas en el material oscuro dentro del sistema de Saturno, el cual los científicos no habían visto antes en ningún lugar del Sistema Solar. “Los datos siguen siendo cada vez mejores”, dijo. “Estamos descartando cosas y encajando piezas”. Por ahora, el equipo ha identificado agua y posiblemente amoniaco vinculados al material oscuro.

La actividad geológica en curso, es otro componente de la ecología de Saturno dado que algunas de las lunas continúan alimentando los anillos del planeta, lo cual, como resultado, afecta a muchas de las lunas.

El equipo de Clark informa de unas pruebas provisionales que apoyan la hipótesis presentada a principios de año sobre que Dione es aún geológicamente activo. En una serie de observaciones, el espectrómetro infrarrojo detectó una nube de metano y hielo de agua alrededor de Dione en su órbita dentro de las porciones externas del anillo E de Saturno.

Por supuesto la gran historia son las columnas heladas expulsadas desde la templada región polar sur de Encelado. Estas columnas se cree que alimentan al Anillo E. Un artículo liderado por Frank Postberg del Instituto Max Planck de Física Nuclear en Heidelberg, Alemania, dice que hay rastros de componentes orgánicos o de materiales de silicio en el anillo E dominado por el hielo de agua, cerca de Encelado. Esto implica que el núcleo rocoso de la luna y el agua líquida están interactuando dinámicamente. Los hallazgos podrían reforzar una teoría de Dennis Matson y Julie Castillo del JPL que propusieron este año, la cual dijo que una templada infusión orgánica podría yacer justo bajo la superficie de Encelado.

El siguiente estudio cercano de Cassini de una luna helada es el sobrevuelo de encelado del 12 de marzo. Durante este sobrevuelo, Cassini pasará por la luna activa a una distancia de sólo 50 kilómetros en su punto de máximo acercamiento, y a una distancia de 200 kilómetros cuando pase a través de las columnas.


Autor: Carolina Martínez
Fecha Original: 19 de febrero de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comment (1)

  1. [...] | Ciencia kanija Articulos RelacionadosEl lado oscuro de iapetusLa NASA develó el misterio de una luna de [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *