Gran cráter excavado por un misterioso meteorito

Gente observando el cráter en Carangas, Puno, Perú el 17 de septiembre de 2007, provocado por el impacto de un meteorito que cayó en el sur de Perú durante el fin de semana. Crédito: AP Photo/La Razon, Miguel Carrasco.

En septiembre de 2007 una bola de fuego voló desde el espacio y atravesó la atmósfera de la Tierra, impactando en el suelo en Perú mientras los atemorizados testigos observaban. Fue la primera vez que la gente ha sido testigo en vivo de restos espaciales creando un cráter de impacto.

Pero los informes de los testigos y las consecuencias geológicas dejaron atónitos a los científicos. Este meteorito parecía haber volado mucho más rápido de lo que los científicos pensaban que era posible para un objeto de este tipo, y sobrevivió aparentemente intacto a la entrada en la atmósfera de la Tierra, en lugar de romperse en trozos como los expertos pensaban que haría.

“Mucha gente pensó que esto era una mentira”, dijo Peter Schultz, geólogo planetario de la Universidad de Brown que viajó a Perú para analizar el cráter. “Simplemente no encajaba con lo que sabíamos sobre las colisiones con este tipo de roca frágil. Atravesar la atmósfera supone tal tensión que normalmente se rompen. Pero éste no lo hizo”.

Vamos a echar un vistazo

Pocos meses tras el impacto, Schultz fue a investigar el cráter junto con científicos peruanos y funcionarios del gobierno. Presentó sus conclusiones hoy en la 39 Conferencia de ciencia Lunar y Planetaria en, Texas.

Schultz encontró líneas de fractura en granos de arena y mezclas comprimidas de tierra y meteorito alrededor de un cráter de 15 metros de anchura cerca de la villa de Carancas. Esto, junto con restos desperdigados en el impacto del meteorito, le dijeron que aterrizó a una alta velocidad, probablemente alrededor de 24 000 kilómetros por hora en el momento del impacto.

El meteorito era de un tipo común, un pedazo de roca de silicatos conocida como meteorito rocoso. Usualmente un proyectil como este debería frenarse por el arrastre de la atmósfera terrestres. En el momento del impacto, debería viajar a la velocidad terminal normal de un objeto que cae del cielo, y probablemente crearía un agujero en el terreno, no un cráter.

“Básicamente Carancas nos lanzó una bola curva de alta velocidad”, dijo Schultz a SPACE.com. “El misterio es, ¿por qué no se frenó y cómo hizo el camino hasta la Tierra intacto para formar un cráter? Estas son cuestiones que tenemos que resolver”.

Nuevo pensamiento

Los científicos tienen distintas hipótesis sobre lo que pudo haber sucedido. Tal vez cuando el meteorito atravesó la atmósfera se fundió y cambió de forma, tomando una forma de aguja más aerodinámica que podría resistir la tensión y sobrevivir de una sola pieza. Además, esta forma ayudaría a mantener la velocidad, dado que el área superficial expuesta al arrastre atmosférico se reduciría.

“Pero el misterio es, ¿por qué no todos los objetos se deforman?”, dijo Schultz. “Tal vez requiere de unas circunstancias especiales, como el ángulo de entrada”.

Este evento único podría cambiar el pensamiento de los científicos sobre cómo actúan los meteoritos, y cómo se formaron los cráteres de la Tierra, especialmente los similares al de Carancas, donde se ha acumulado el agua en el agujero desde entonces.

“¿Qué significa esto para otros pequeños estanques llenos de agua?”, pregunta Schultz. “Simplemente pregúntate cuántos de éstos tienen restos triturados de meteoritos rocosos en el fondo, algo que sería difícil de encontrar pasado un tiempo”.


Autor: Clara Moskowitz
Fecha Original: 11 de marzo de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *