La vida prosperó después de que más de 100 meteoritos golpeasen la Tierra

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Ayer hablábamos del descubrimiento de aminoácidos en los meteoritos. Y hoy nos llegan noticias de que hubo una explosión de la vida después de que lloviesen meteoritos hace más de 400 millones de años. Incluso aunque la Tierra fue golpeada por más de 100 meteoritos de 1 km en un periodo corto de tiempo, la vida no sólo sobrevivió, sino que prosperó.

La cadena de impactos tuvo lugar durante el periodo Ordovício, hace entre 490-440 millones de años. No era la vida tal y como la conocemos, pero las criaturas vivas de la Tierra y los organismos había evolucionado para encajar en cada nicho de los océanos.

De acuerdo con los científicos planetarios, una interrupción en el cinturón de asteroides hace aproximadamente 470 millones de años envió cientos de rocas espaciales fuera de su órbita normal y hacia la nuestra.

Durante unos pocos millones de años, más de 100 meteoritos separados mayores de 1 km impactaron en la Tierra, levantando un velo de polvo que ocultaba el Sol. Las plantas, privadas de la luz solar, murieron, y las cadenas de la vida dependientes de ellas colapsaron.

Pero increíblemente, la vida prosperó tras este periodo, evolucionando en nuevas e interesantes formas de vida.

Investigadores de la Universidad de Copenhague y Lund recopilaron muestras químicas de meteoritos, fósiles y examinaron varios cráteres en Suecia. El cráter Lockne, por ejemplo, situado en el norte de Suecia y con un diámetro de 7,5 km.

Encontraron pruebas de formas de vida que prosperaron en capas más nuevas que las que contenían restos de los impactos de meteoritos.

“Podría decirse que la evolución biológica experimentó un serio avance en un periodo relativamente corto de tiempo. Y, como es el caso con, por ejemplo, las erupciones volcánicas o los grandes incendios en bosques, los impactos tenían un efecto inicial devastador para toda la vida, pero de las cenizas surgió una fauna mucho más rica de la existente previamente”, dijo Dave Harper de la Universidad de Copenhague.

Esta es una investigación que ya hemos visto antes. Paleontólogos a principios de año anunciaron que la vida puede sufrir un rebote rápidamente a partir de un evento de extinción, pero necesita un largo tiempo para que reaparezca una auténtica diversidad de la vida. Por tanto, después de que la gran mayoría de la vida fuese eliminada por un asteroide, las cucarachas y ratas tomarían el mando. Podrías tener el mismo número de criaturas, pero se necesitarían muchos años hasta que tuvieras ricos ecosistemas con mariposas y jirafas también.


Autor: Fraser Cain
Fecha Original: 14 de marzo de 2008
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *