La medicación para la artritis reduce el riesgo de ataques cardiacos y apoplejía

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Los pacientes con fármacos prescritos para tratar la artritis reumatoide podrían tener un menor riesgo de ataques cardiacos y apoplejía, de acuerdo con el estudio publicado en la revista de acceso abierto Arthritis Research & Therapy.

Un grupo internacional de investigadores conducido por Antonio Naranjo de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, en España, y sus colegas en Argentina, Europa y Estados Unidos han analizado datos del estudio QUEST-RA (Cuestionarios Cuantitativos en Observación Estándar de Pacientes con Artritis Reumatoide). Del estudio, que incluye a 4 363 pacientes de 48 lugares en 15 países, el equipo ha examinado las causas y los efectos de la artritis reumatoide, además del potencial beneficio de la medicación.

La artritis reumatoide es un conocido factor de riesgo para el endurecimiento de las arterias y también puede llevar a apoplejías y ataques cardiacos teniendo lugar en los enfermos diez años antes que en la población sin la enfermedad. No obstante, estudios anteriores han demostrado que tratando la artritis reumatoide con fármacos anti-reumáticos modificadores de la enfermedad (DMARDs), tales como el metotrexato, podría reducirse el riesgo. La investigación actual cuantifica la reducción del riesgo en miles de pacientes en el estudio QUEST-RA.

Naranjo y sus colegas encontraron que el riesgo, cuando se ajusta a la edad, sexo, actividad de la enfermedad, y a los factores de riesgo tradicionales tales como falta de ejercicio, fumar, la diabetes, y altos niveles de colesterol, se relaciona fuertemente con el uso de los fármacos para tratar la artritis reumatoide. Tomando metotrexato – el más ampliamente usado de los DMARD – para sólo un año por ejemplo, se encontró que está relacionado con una reducción del 18 por ciento en el riesgo de ataque cardiaco y en un 11 por ciento disminuye el riesgo de apoplejía, dicen los investigadores.

“Nuestro estudio proporciona más apoyo a la influencia de los factores de riesgo específicos tanto los tradicionales como los de la artritis reumatoide en el desarrollo de los casos cardiovasculares, especialmente el ataque cardiaco”, concluyen los investigadores, “Como evaluación para este estudio, el riesgo fue menor con el uso prolongado del metotrexato, sulfasalazina, glucocorticiodes, leflunomida y los bloqueantes de la a-TNF (Factor de Necrosis Tumoral).

En un editorial acompañante, el Dr. Ronald van Vollenhoven del Instituto Karolinska, en Suecia, revisa el artículo de investigación. “La posibilidad de que la terapia antirreumática disminuya el riesgo de complicaciones cardiovasculares es tentadora”, escribe el autor. “El actual estudio, mientras no pruebe con exactitud este punto, añade una medida más de apoyo al concepto, y sugiere que ahora debería ser abordado oficialmente”.


Fecha Original: 6 de marzo de 2008
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *