Los relámpagos gobernados por las capas de nubes en movimiento

El arma de Zeus ha sido descubierta. Los investigadores dicen que finalmente han resuelto cómo se forman los rayos, cómo escapan de la nube de tormenta que los acoge – y si formarán un “relámpago desde el azul”.

La teoría, que está respaldada por un modelo de computadora, es la primera en explicar todos los distintos tipos de rayos que existen – desde los normales de la nube al impacto en tierra, a los gigantesco “chorros de luz” que escapan por encima de la parte superior de la nube, o los “relámpagos desde el azul”, que impactan en el terreno bajo cielos azules, a varios kilómetros de distancia de la tormenta.

“Las anteriores teoría tuvieron dificultades al explicar por qué los rayos escaparían de la nube”, dijo Jeremy Riousset de la Universidad Estatal de Pennsylvania en los Estados Unidos.

Los científicos sabían que los rayos se forman entre capas opuestas de cargas positivas y negativas dentro de una nube. Pero esto no podía explicar cómo el rayo podía salir de la misma.

“De acuerdo con esas teorías, todos los rayos deberían permanecer atrapados entre las capas cargadas, dentro de las nubes”, dice Riousset. “Teníamos sospechas sobre por qué irían hacia el suelo, pero no teníamos ni idea de por qué saldrían hacia arriba”.

Cargado

El modelo de Riousset demuestra que cuando las capas de cargas positivas y negativas dentro de una nube se redistribuyen, esto puede crear las condiciones necesarias para que el rayo escape amplificando la diferencia de potencial entre las capas.

La dirección en la que escapa depende de cómo estaban inicialmente distribuidas las cargas dentro de la nube, su magnitud, y el extraño hecho de que las cargas se mueve hacia arriba más fácilmente de lo que se mueven hacia el suelo.

Un relámpago puede ser redirigido desde su ruta original, como sucede como los rayos desde el azul. Estos masivos chorros hacia arriba son redirigidos por cargas alineadas dentro de la nube. El rayo termina saliendo de la nube por un lateral e impacta en el suelo a más de 40 kilómetros de la tormenta.

“El mapeo de los rayos demuestra que los rayos desde el azul son sorprendentemente comunes”, dice Riousset.

Descarga de rayos

Riousset dice que hay otras tres formas de que las cargas dentro de una nube de tormenta puedan redistribuirse. La altitud es una. Se piensa que las cargas se disipan a distintos índices dependiendo de su altitud, lo que significa que pueden formarse capas dentro de la nube.

Además, los rayos en el interior de la nube mueven las cargas, y los rayos de la nube al suelo las eliminan canalizándolas hacia el terreno. Ambas perturbaciones de las cargas, crean las condiciones para que los rayos escapen hacia arriba.

Riousset dice que el modelo por ordenador que él y sus colegas han desarrollado puede usarse para predecir qué tipo de rayo es probable que genere una nube de tormenta. Esto significa que pueden decir si el rayo escapará hacia arriba, impactará en el suelo bajo la nube, o golpeará la Tierra a kilómetros de la tormenta.


Autor: Catherine Brahic
Fecha Original: 23 de marzo de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (3)

  1. [...] Los relámpagos gobernados por las capas de nubes en movimientowww.cienciakanija.com/2008/03/24/los-relampagos-gobernados-p… por m1971 hace pocos segundos [...]

  2. [...] Los relámpagos gobernados por las capas de nubes en movimiento [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *