Descubierto el fósil más antiguo de un ancestro humano en Europa

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page
Interior de la mandíbula fósil. Crédito: EIA/Jordi Mestre

Una pequeña pieza de un hueso de mandíbula desenterrado en una cueva de España es el fósil conocido más antiguo de un ancestro humano en Europa y sugiere que la gente vivió en el continente mucho antes de lo que se creía previamente, dicen los científicos.

Los investigadores dicen que el fósil se encontró el año pasado en Atapuerca en el norte de España, junto con herramientas de piedra y huesos de animales, tiene unos 1,3 millones de años de antigüedad. Esto sería 500 000 años más viejo que los restos de un hallazgo de 1997 que generó el nombre de una nueva especie: Homo antecessor, u Hombre Pionero, posiblemente un ancestro común de los Neandertales y los humanos modernos.

El nuevo hallazgo parece ser de la misma especie, dicen los investigadores.

Un equipo co-liderado por Eudald Carbonell, director del Instituto Catalán de Paleo-Ecología Humana y Evolución Social, informa del hallazgo en el ejemplar del jueves de la revista Nature.

El momento de la primera ocupación de Europa por parte de los humanos que surgieron en África ha sido controvertido durante muchos años.

Algunos arqueólogos creen que el proceso fue una parada y continuación en la cual las especies de homínidos — un grupo que incluye a los parientes extinguidos de los humanos modernos — surgieron y murieron rápidamente para ser reemplazados por otros, haciendo que la difusión por el continente fuese muy lenta, dijo Carbonell en una entrevista.

Hasta ahora los fósiles homínidos más antiguos encontrados en Europa eran de un Homo antecessor, también encontrados en Atapuerca, pero en un sitio de excavación distinto, y un cráneo de Ceprano en Italia.

El equipo de Carbonell ha clasificado provisionalmente el nuevo fósil como representante de un ejemplo anterior de Homo antecessor. Y, críticamente, el equipo dice que el nuevo también porta similitudes con fósiles mucho más antiguos excavados en 1983 en el Cáucaso en un lugar conocido como Dmanisi, en la República de Georgia de la antigua Unión Soviética. Éstos fueron datados como de 1,8 millones de años.

“Esto nos lleva a una conclusión muy importante e interesante”, dijo Carbonell. Es ésta: Los homínidos que salieron de África y se asentaron en el Cáucaso finalmente evolucionaron en el Homo antecessor, y por último poblaron Europa no hace 800 000 años sino hace al menos 1,3 millones de años.

“Este descubrimiento de un fósil de 1,3 millones de años demuestra que el proceso fue acelerado y continuo; que la ocupación de Europa tuvo lugar mucho antes y mucho más rápido de lo que habíamos pensado”, dijo Carbonell.

Chris Stringer, destacado investigador de los orígenes humanos en el Museo de Historia Natural de Londres y que no estuvo implicado en el proyecto, dijo que el equipo de Carbonell había realizado un sólido trabajo en la estimación de la fecha de la antigüedad del fósil de Atapuerca empleando tres técnicas distintas — algunos investigadores usan sólo una o dos — incluyendo una relativamente nueva que mide el decaimiento radiactivo de los sedimentos.

“Este es un lugar bien fechado, tan bien como pueda fecharse la edad de un lugar”, dijo Stringer.

Pero también expresó cautela sobre las conclusiones de Carbonell.

Antes de todo, el fragmento de mandíbula recientemente encontrado, el cual mide aproximadamente cinco centímetros de largo y tiene un diente unido a él, conserva una sección no observada en piezas equivalentes halladas en Atapuerca en 1997. Por lo que asignar ambos a la misma especie debe ser tomado como provisional, dijo Stringer.

Y otro tema más amplio sobre el rastreo del nuevo fósil a las especies desenterradas en Dmanisi — el gran salto de Carbonell argumentando la continuidad — dijo Stringer que es demasiado provisional debido a que se basa sólo en una pieza del frontal de una mandíbula y el lapso de tiempo es de medio millón de años.

“Este es un periodo muy largo para hablar de continuidad”, dijo Stringer.

Aún así, hay similitudes entre los dos y esto junto a otras pruebas arqueológicas, sugiere que el sur de Europa, efectivamente, fue colonizado desde Asia Occidental no mucho después de que los humanos salieran de África — “algo que mucho de nosotros habíamos dudado hace sólo 5 años”, dijo Stringer.

Carbonell dice que con los hallazgos de fósiles humanos en Europa de 1,3 millones de años, los investigadores puede ahora esperar encontrar algunos más antiguos, de hasta 1,8 millones de años, en otras partes del continente.

“Ese tiene que ser el siguiente descubrimiento”, dijo. “Esta es la hipótesis científica”.


Autor: Daniel Woolls
Fecha Original: 26 de marzo de 2008
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *