Vuelos conmemorativos a la Luna

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

Enterradores espaciales han revelado planes para enviar cenizas humanas a la Luna – con la ayuda de compañías de cohetes privadas, una de ellas con base en la Isla de Man en la costa de Inglaterra.

Los primeros vuelos portando restos cremados están previstos para su despegue el próximo año a un coste de casi 10 000 dólares por gramo de cada ceniza de astronauta.

Los vuelos conmemorativos están siendo organizados por la compañía estadounidense Celestis que ya ha puesto cenizas humanas en órbita alrededor de la Tierra.

Incluyen las de Scotty de Star Trek, James Doohan, el creado de la serie Gene Roddenberry y el astronauta pionero Gordon Cooper.

La firma ahora planea añadir cenizas en los aterrizadores lunares que se están construyendo por Odyssey Moon con sede en Gran Bretaña y la firma estadounidense privada Astrobotic Technology.

Ambas compañías compiten en un concurso patrocinado por Google con un premio de 15 millones de libras para aterrizar una sonda de patrocinio privado en la Luna y realizar un rango de tareas para 2012.

Los jefes de Celestis dicen que los pasajeros muertos realmente ayudarán a las misiones – apodadas Luna 02 y Luna 03 – proporcionando lastre para estabilizar la nave.

Ya tienen algo de experiencia en conmemoraciones lunares. En 1998, proporcionaron una cápsula para transportar los resto del experto en cometas Eugene Shoemaker a bordo de la misión Prospector Lunar de la NASA.

Tras un año en órbita, la sonda fue deliberadamente estrellada, haciendo del científico el primero en tener sus restos en otro mundo.

El fundador de Celestis Charles M. Chafer dijo: “Estamos encantados de planificar estas misiones de Servicio Lunar par servir a nuestra comunidad global de familiares y seres queridos que desean conmemorar la vida de una vida especial”.

Odyssey Moon es un equipo principalmente canadiense que se ha asentado en Douglas para aprovechar la reducción de impuestos y otros incentivos ofrecidos para los empresarios espaciales.


Autor: Paul Sutherland
Fecha Original: 28 de marzo de 2008
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *