¿Nuestro universo está gobernado por la inteligencia artificial?

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page

La ciencia-ficción está llena de especies alienígenas inusuales. Pero aparte de robots ocasionales, la vida biológica es la que manda. Pero el científico de la NASA, el Dr. Steven Dick, ve un universo futuro que ha evolucionado de la antigua biología. Donde todo es inteligencia artificial. Considera la posibilidad de un universo postbiológico.

¿Existe vida inteligente más allá de la Tierra? Es posiblemente la pregunta más profunda y retadora que los humanos jamás hayan realizado. Las consecuencias del descubrimiento de vida inteligente sacudiría cada aspecto de nuestra sociedad humana, y encontrarnos de verdad con otras especias sería incluso más retador.

¿Pero existen abundantes formas de vida allí fuera? ¿O es la vida biológica en la Tierra sólo una etapa? Simplemente un paso hacia nuestra inevitable existencia tecnológica.

En un reciente artículo publicado en la revista Acta Astronautica, titulado The Post Biological Universe (El universo postbiológico), el Dr. Steven Dick apunta cómo cada búsqueda de inteligencia extraterrestre supone que la vida será biológica. Y aún así, aquí en la Tierra podemos ver que la vida inteligente desarrolla herramientas cada vez más sofisticadas con el tiempo. Y estas herramientas finalmente llevarían a la inteligencia artificial que supere a sus creadores.

Si los extraterrestres están allí fuera, probablemente vivan en civilizaciones mucho más antiguas que las nuestras, y hayan transicionado a a través de la biología hacia la tecnología. La gran mayoría de mundos allí fuera son ya postbiológicos.

De acuerdo con muchos científicos, es fácil que las civilizaciones sean más antiguas que la nuestra. La primera estrella rica en metales con planetas terrestres podría haberse formado 1000 millones de años después del Big Bang – hace 12 500 millones de años. Si la vida inteligente necesitó otros 5000 millones de años para evolucionar, al igual que en la Tierra, eso aún significa que la vida podría haber estado allí desde hace 7500 millones de años.

Mucho tiempo para evolucionar en vida inteligente, y transcionar más tarde a inteligencia artificial.

Los avances culturales también parecen ser una consecuencia inevitable de la evolución. No sólo los humanos, sino muchos animales, tales como los chimpancés han demostrado que la tecnología puede desarrollarse, mejorándose y pasando de generación a generación.

Aquí un extracto del artículo:

Hans Moravec, un pionero de la inteligencia artificial muy respetado y experto en robótica de Carnegie-Mellon, predijo “Lo que nos espera no es el olvido sino un futuro que, desde nuestro actual punto de vista aventajado, se describe mejor con las palabras ‘postbiológico’ o incluso ‘supernatural’. Es un mundo en el que la raza humana ha sido barrida por la marea del cambio cultural, usurpada por su propia progenie artificial”. Nuestras máquinas, predijo Moravec, finalmente nos trascenderán, y serán “liberadas del lento paso de la evolución biológica”.

¿Cómo podría esto cambiar la búsqueda de extraterrestres? Bueno, cuando buscas robots, puedes mirar a cualquier sitio. El Dr. Dick sugiere que la comunidad SETI debería considerar la tolerancia ambiental de los robots y la disponibilidad de recursos más allá de los planetas. La inteligencia artificial buscará lugares que proporcionen la materia primera y energía – piensa en cuásares, no en planetas habitables.

Los postbiológicos probablemente no tienen interés en hablar con nosotros, biológicos normales. Pero podría ser posible para nosotros interceptar sus comunicaciones si sabemos dónde buscar.

También cree que los postbiológicos podrían estar mas interesados en recibir nuestras comunicaciones, que en hablarnos. Deberíamos considerar cada mensaje especial que podríamos querer enviar a civilizaciones de inteligencia artificial.

Por supuesto, la diferencia entre nuestras mentes y las suyas podría ser tan grande que la comunicación podría ser imposible.

Pero no cuesta esfuerzo intentarlo.


Autor: Fraser Cain
Fecha Original: 27 de marzo de 2008
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *