La radiación espacial demasiado letal para una misión a Marte

Los peligrosos niveles de radiación espacial podrían impedir a los astronautas una misión a Marte y limitar una actividad prolongada en la Luna, advierten los expertos.

Sin embargo, una mayor investigación podría revelar formas de manejar los riesgos de la radiación sobre las misiones espaciales.

El escudo magnético de la Tierra protege a la humanidad de la radiación del espacio que puede dañar o matar células. Una vez más allá de este escudo la gente se vuelve mucho más vulnerable.

Los astronautas han visto desde hace tiempo destellos blancos en el espacio debido a los rayos cósmicos, o partículas de energía extremadamente alta pasando a través de sus cabezas. Una vuelta a la Luna o una misión a Marte que la NASA y otras agencias espaciales están planteando expondría a los astronautas a un riesgo continuado de rayos cósmicos o peligrosos estallidos de radiación solar.

Varios informes en el pasado ya han esbozado los riesgos potenciales.

Para investigar en profundidad los riesgos que supone actualmente la radiación espacial, el Consejo Nacional de Ciencia reunió a expertos del espacio y la biología. En el momento presente, dado el conocimiento actual, el nivel de radiación que los astronautas encontrarían “no permitiría que una tripulación humana llevase a cabo una misión a Marte y podría también limitar seriamente la actividad lunar a largo plazo”, apunta el comité en su nuevo informe de hoy.

Siguen las incertidumbres

Aún así, hay mucha incertidumbre sobre los riesgos reales que supone la radiación para el cuerpo, explicó el miembro del comité Walter Schimmerling, científico ahora retirado del programa de radiación espacial de la NASA. Todas estas incertidumbres significan que los márgenes de seguridad tienen que mantenerse altos, limitando el tiempo que los astronautas pueden estar en el espacio. Esto a su vez podría descartar una misión a Marte, así como misiones múltiples o a largo plazo a la Luna.

“La forma de tratar con este problema es reducir los márgenes de incertidumbre”, dijo Schimmerling a SPACE.com.

Para permitir como mínimo las misiones lunares con astronautas, el comité hizo hincapié en que la investigación biológica de la radiación merece la mayor prioridad. Sin embargo, los expertos apuntaron que la investigación biológica de la radiación espacial de la NASA ha estado significativamente comprometida por recientes recortes en los fondos, llevando a importantes huecos en nuestro conocimiento de los riesgos para la salud de la radiación, tales como el cáncer, el daño neurológico y enfermedades degenerativas de tejidos.

Todo el programa de investigación biológica de la radiación espacial de la NASA depende críticamente del Laboratorio de Radiación Espacial de la NASA, el cual a su vez depende del programa de física de iones pesados del Departamento de Energía de los Estados Unidos. El comité recomendó fervientemente que la NASA hiciera tanta investigación en este laboratorio como fuese posible, es caso de que las prioridades del Departamento de Energía cambiasen y se redujese la disponibilidad del laboratorio.

“Nadie sabe cuánto durará la ventana de oportunidades y por cuánto tiempo estará disponible este laboratorio — 10 o 15 años parece una estimación razonable”, dijo Schimmerling.

Posibles soluciones

Cuando llegan al escudo para los astronautas, los diseñadores de naves y planificadores de la misión tienen que considerar cambiar una cantidad segura de material protector — digamos plástico de alta densidad — con recortar peso para llegar al espacio de una forma práctica. Las naves que son demasiado pesadas no pueden simplemente cargar el suficiente combustible para hacer práctico el vuelo. Posteriores investigaciones no sólo podrían buscar mejores materiales de escudo, sino también diseños de naves que colocasen los dispositivos electrónicos y la maquinaria entre el astronauta y los problemas.

“Los tubos de lava en la Luna podrían también ser útiles como hábitats desde un punto de vista de escudo”, dijo Schimmerling. “No sé cómo de realista es la idea, pero tendrían la ventaja de una exposición reducida a la radiación”.

El Sol es una fuente principal de radiación peligrosa que los astronautas se encontrarían especialmente durante las tormentas solares que podrían estallar sin aviso previo. El comité también recomendó mayor investigación en para prever estos estallidos.


Autor: Charles Q. Choi
Fecha Original: 31 de marzo de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (5)

  1. Fernando

    También la ISS es demasiado pesada para ser puesta en órbita. No veo impedimentos técnicos: únicamente financieros, y eso se llama voluntad política. ¡Menos misiles y más cohetes!
    Por cierto: tampoco creo que sea viable conquistar el espacio con los actuales métodos de lanzamiento por fuerza bruta, donde para lanzar 1 kg tenemos que levantar 11, de los cuales 10 son combustible…
    Los primeros 15 km de atmósfera deberían ser nuestro aliado y no nuestro enemigo.

  2. [...] | Ciencia kanija Articulos RelacionadosEl asteroide que no colisionó con MarteMira, la estrella cometaLos [...]

  3. [...] La radiación espacial demasiado letal para una misión a Marte [...]

  4. [...] Q. Choi (marzo de 2008). «Space Radiation Too Deadly For Mars Mission » (en inglés), traducción al español . Consultado el 29 de abril de [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *