Arqueólogos comienzan excavación en Stonehenge

El Profesor Tim Darvill de la Universidad de Bournemouth, a la derecha, y el Profesor Geoff Wainwright de la Sociedad de Anticuarios comienzan la excavación dentro del círculo de piedra de Stonehenge en Wiltshire, Inglaterra, el 31 de marzo de 2008.

Parte del suelo más sagrado de Inglaterra fue perturbado el lunes por primera vez desde hace más de cuatro décadas cuando los arqueólogos empezaron los trabajos para resolver el antiguo misterio de Stonehenge: ¿Cuándo y por qué se construyó este monumento prehistórico?

El proyecto de excavación, fijado para su finalización el 11 de abril, está diseñado para desenterrar materiales que puedan usarse para establecer una fecha firme para cuándo se pusieron las misteriosas formas azules en Stonehenge, uno de los lugares más conocidos de Gran Bretaña y menos comprendidos.

El lugar Patrimonio de la Humanidad, sitio favorito de visitantes de todo el mundo, se ha hecho muy popular entre Druidas, neo-Paganos y seguidores del New Age que vinculan un significado místico a la extraña forma circular de las piedras, pero sigue habiendo un gran debate sobre el propósito real de la estructura.

La excavación, liderada por Timothy Darvill, uno de los principales eruditos de Stonehenge de la Universidad de Bournemouth, y Geoffrey Wainwright, Presidente e la Sociedad de Anticuarios. Ambos expertos han trabajado para señalar el sitio en las Montañas Preseli en el Sur de Gales de donde las piedras azules – las primeras de las grandes rocas erigidas en el lugar – vinieron. Harán comparaciones de las muestras encontradas en Gales con las de Stonehenge en la Llanura de Salisbury.

“La excavación fechará la llegada de las piedras azules siguiendo un viaje de 250 kilómetros desde Preseli a las Llanuras de Salisbury y contribuirá a nuestra definición de la sociedad que llevó a cabo un proyecto tan ambicioso”, dijo Wainright. “Podremos decir no sólo por qué, sino cuando se puso la primera piedra del monumento”.

Los científicos creen que las piedras azules se colocaron en primer lugar aproximadamente sobre el 2600 a.C., pero conceden que la fecha es sólo una aproximación como mucho. Las piedras azules originales fueron eliminadas aproximadamente 200 años después y los científicos esperan encontrar trozos de las mismas incrustados en la tierra.

Darvill dijo que la excavación marca la primera oportunidad de llevar la potencia de la ciencia moderna a un problema que ha puesto a prueba a las mentes de muchos expertos desde la época medieval: ¿Por qué estas piedras azules son tan importantes para haberse garantizado el traerlas desde tan lejos?

El objetivo de la excavación es encontrar restos de las piedras azules originales, o material relacionado, que puede ser sujeto a las modernas técnicas de datación por radiocarbono para establecer con mayor precisión una línea de tiempo para la construcción de Stonehenge, dijo Dave Batchelor, arqueólogo del Patrimonio Inglés, que supervisa el lugar de Stonehenge.

“Tenemos que encontrar el material que nos dé una buena datación”, dijo. “Ahí es donde entra en juego la suerte. Podríamos no obtener nada o tal vez encontrar algo magnífico o algo intermedio”.

Dijo que las piedras azules tienen una apariencia “oscuro, azulado, negro” y que proceden de las Montañas Preseli en el Sur de Gales. De aproximadamente 1,80 metros de altura, son menores que las piedras que forman parte del monumento, al lado de las mayores piedras sarsen, las cuales son aproximadamente el doble de altas y se añadieron más tarde.

Se espera que fijar la fecha del inicio de la construcción con mayor precisión ayudará a los científicos a comprender por fin cómo y por qué se construyó el monumento. También esperan aprender más sobre cómo se transportaron las piedras. La investigación demuestra que las piedras azules, con un peso estimado de cinco toneladas cada pieza, pudieron haber sido arrastradas desde las montañas en el Sur de Gales hasta el mar, colocadas en enormes balsas y llevadas río arriba a lo largo del Río Avon.

Los arqueólogos creen que antes de que se colocaran en su sitio las piedras azules, Stonehenge consistía en un círculo de postes de madera y vigas que se construyó aproximadamente en el 3100 a.C.

La investigación que comenzará el lunes con la excavación de una zanja marcará la primera vez que se excava el terreno del círculo de piedra interior desde 1944. El área, reverenciada como un potente vínculo con el pasado pagano de Inglaterra, es tan sensible que se necesitó una aprobación del Gabinete antes de que pudiese comenzar el trabajo.

Renee Fok, portavoz del Patrimonio Inglés, dijo que el proyectó recibió la aprobación sólo después de que los expertos quedaron convencidos de su valor potencial. Dijo que el proyecto representa “el siguiente paso lógico” después de que los dos profesores situaran el origen de las piedras azules en Gales.

“Es la culminación de su trabajo, tiene sentido ir de vuelta al círculo de piedra y obtener una fecha”, dijo.

“Queremos alcanzar un equilibrio. Queremos la mejor investigación, pero no podemos simplemente decir adelante excava como quieras, es un área muy frágil. Incluso los Druidas están felices con este proyecto, hemos hablado con ellos y no tienen objeciones”.

Dijo que los turistas podrán visitar Stonehenge de la forma habitual y observar una cobertura por video de la excavación en una tiendas especiales habilitadas en el lugar.


Autor: Gregory Katz
Fecha Original: 31 de marzo de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *