3 agujeros negros pueden fusionarse

Las tres flechas indican las posiciones de los 3 quásares en esta imagen en falso color tomada por los isntrumentos del Observatorio Keck y el Telescopio Muy Grande. Crédito: S. G. Djorgovski et al., Caltech and EPFL. Click to enlarge

Si pensabas que un agujero negro era aterrador, ten mucho miedo, porque las fusiones de tres agujeros negros son una posibilidad real en el universo, de acuerdo con un nuevo cálculo de superordenador.

Los astrofísicos usaron un modelo por ordenador para predecir lo que sucedería si varios agujeros negros orbitasen entre sí. A menudo el trío se fusionaba en un gigantesco agujero negro.

“En nuestras simulaciones vemos tres posibilidades”, dijo Carlos Lousto del Centro computacional de Relatividad y Gravitación del Instituto Tecnológico Rochester, quien construyó el modelo junto a sus colegas Manuela Campanelli y Yosef Zlochower. “Pueden fundirse en un único agujero negro, o dos de ellos fusionarse mientras el tercero orbita alrededor en una órbita muy elíptica. Una tercera posibilidad es que los tres se separen”.

Aunque esto suene extraño, una fusión de un triple agujero negro no es tan poco probable.

“Es interesante apuntar que a principios de año los astrónomos encontraron un triple quásar en el cielo”, dijo Lousto a SPACE.com. “Ese podría ser el primer triplete observado de agujeros negros supermasivos”.

Los quásares son extremadamente brillantes, objetos muy lejanos que los científicos creen que están alimentados por gigantescos agujeros negros en los núcleos de galaxias. Un equipo liderado por el astrónomo de Caltech George Djorgovski usó el Observatorio W.M. Keck en Mauna Kea, Hawai, para observar un sistema de tres quásares a aproximadamente 10 500 millones de años luz de la Tierra.

Lousto dijo que este trío probablemente colisionaría finalmente, aunque están tan alejados que probablemente necesitarían más tiempo que la actual edad del universo.

La fusión de los tres agujeros negros sería uno de los eventos más energéticos del universo, liberando toneladas de energía en forma de ondas gravitatorias, o curvaturas en el espacio-tiempo.

Hasta ahora, los científicos han sido incapaces de detectar ondas gravitatorias, las cuales predicen la Relatividad General de Einstein. Los físicos esperan que esto cambie pronto cuando los primeros conjuntos de datos se abalicen en el detector de tierra conocido como Observatorio de Ondas Gravitatorias Interferómetro Láser (LIGO) y la futura misión espacial de la NASA/ESA Antena Espacial de Interferómetro Láser (LISA).

“Realmente esperamos detectar ondas gravitatorias”, dijo Lousto. “Por esto es por lo que nuestras simulaciones son importantes. Necesitamos un modelo para predecir lo que veríamos. Esto dice a la gente que hace los experimentos qué tipo de señal es la característica de los agujeros negros”.

El modelo de los científicos simula el caos más simple de un triplete de agujeros negros: tres agujeros negros que no giran de masas iguales. Planean expandir sus modelos para incluir sistemas más complejos.

Incluso sus modelos más básicos eran muy caros computacionalmente y necesitaron de un gigantesco superordenador durante dos semanas, funcionando 24 horas al día para completarse.

Los investigadores detallarán sus hallazgos en el ejemplar de mayo de la revista Physical Review D. El equipo también planea presentar sus simulaciones en la Reunión Anual de la Sociedad Física Americana en St. Louis el 14 de abril.


Autor: Clara Moskowitz
Fecha Original: 10 de abril de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comment (1)

  1. [...] triplete observado de agujeros negros supermasivos”. Vía (enlace en castellano cervantino): http://www.cienciakanija.com/2008/04/10/3-agujeros-negros-pueden-fusionarse/ sin comentarios en: cultura, ciencia karma: 16 etiquetas: astronomía, física, astrofísica, [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *