¡No, no es el menor exoplaneta encontrado!

La red ha estado muy excitada sobre lo que están llamando el menor exoplaneta encontrado, con un peso de 5 veces la masa de la Tierra.

El problema es que no es el menor exoplaneta encontrado, y de largo. Ese récord lo ostentan aún tres planetas con una masa de 0,02, 3,9, y 4,3 veces la masa de la Tierra, orbitando el púlsar PSR B1257+12.

Este planeta recientemente encontrado, orbitando la enana roja GJ436, es el menor planeta encontrado orbitando una estrella como el Sol.

No estoy siendo quisquilloso con esto. Trato de ser cuidadoso. Las noticias tienden a centrarse en planetas que orbitan estrellas como el Sol (es decir, que fusionan hidrógeno en sus núcleos como lo hace el Sol) porque esos planetas son los que están en entornos más parecidos al nuestro. Ciertamente, esos resuenan con nosotros, debido a que uno de los objetivos de esta búsqueda es encontrar no sólo un planeta de aproximadamente la masa de la Tierra, sino uno con las condiciones para que la vida se forme y evoluciones.

Créeme, ¡estoy totalmente a favor de eso! Estoy entusiasmado, terriblemente entusiasmado, con esta búsqueda. Fui parte de ella brevemente, hace unos años, y eso significa mucho para mi. Pero también soy un astrónomo, y creo que es importante recordar que no sólo se encontraron planetas de masa terrestre anteriormente, sino que se encontraron 3 años antes de que se encontrase cualquier otro exoplaneta orbitando estrellas similares al Sol.

Los púlsares son estrellas muertas, los núcleos colapsados de estrellas masivas que estallaron. Los tres planetas del sistema hallados en 1990 no son en absoluto similares a la Tierra; ni puede que existieran antes de que la estrella se convirtiera en una supernova, en cuyo caso quedarían bien fritos, o tal vez se acretaron después de la explosión y se formaron bajo extrañas condiciones que los hicieron exóticos. Sea cual sea, son realmente extraños, y por tanto no funcionan de la misma forma que los planetas más familiares.

Pero aún así, ¡el descubrimiento fue un enorme avance en la astronomía! ¿Quién podría haber pensado que los planetas podrían sobrevivir, o incluso formarse, tras la titánica y devastadora explosión de toda una estrella? Catapultó a la astronomía cuando se encontraron, y su existencia es aún un misterio. ¿Cómo se formaron? ¿Cómo son? ¿Cómo es un planeta cuando queda horneado por intensos rayos-X y partículas de radiación durante miles de años?

No quiero ser un detractor de la búsqueda de exoplanetas alrededor de estrellas como el Sol (de nuevo, soy un gran seguidor) o de la gente que escribe noticias sobre esto (obviamente, también un gran seguidor). Sólo quiero asegurarme de que el récord está claro. A veces es importante no pasar por alto ciertos detalles, debido a que en muchos casos ahí es donde el verdadero tesoro y las verdaderas maravillas se esconde. No quiero que la gente olvide nuestros predisposición hacia los planetas similares a la Tierra ( o similares al Sistema Solar), cuando los planetas exóticos y extravagantes puedan pasarse por alto.


Autor: Phil Plait
Fecha Original: 10 de abril de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (3)

  1. [...] ¡No, no es el menor exoplaneta encontrado!www.cienciakanija.com/2008/04/11/%c2%a1no-no-es-el-menor-exo… por mekeo hace pocos segundos [...]

  2. Creo que es importante la busqueda de estos planetas primos-hermanos de la Tierra.Por lo menos algunos que sean lo más terraformables posibles. Quizás pasen miles de años antes de que algún humano los alcance. Pero también podrían representar la supervivencia y el futuro de la especie humana, cuando nuestro propio sistema solar ya no pueda sostenernos.

  3. [...] ¡No, no es el menor exoplaneta encontrado! La red ha estado muy excitada sobre lo que están llamando el menor exoplaneta encontrado, con … [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *