El Sistema Solar podría volverse loco antes de que muera el Sol

Una catastrófica colisión con Mercurio o Marte puede ser el futuro de la Tierra (Ilustración: NASA/JPL-Caltech)

¿Cómo terminará la vida en la Tierra? La respuesta, por supuesto, es desconocida, pero dos nuevos estudios sugieren que una colisión con Mercurio o Marte podría condenar la vida mucho antes de que en Sol se convierta en una gigante roja y fría el planeta en 5000 millones de años.

Los estudios sugieren que los planetas del Sistema solar continuarán orbitando al Sol de forma estable durante al menos 40 millones de años. Pero después de eso, demuestran que hay una pequeña pero no insignificante opción de que las cosas vayan terriblemente mal.

A escalas temporales humanas, el Sistema Solar parece moverse con la regularidad de un reloj. Pero Isaac Newton se dio cuenta hace 300 años de que el tirón gravitatorio que los planetas ejercen entre sí puede potencialmente sacarlos de sus órbitas con el paso del tiempo.

Predecir lo que sucederá es extremadamente complejo debido a que hay muchos cuerpos implicados. Incluso un pequeño error en las posiciones observadas de los planetas puede traducirse en incertidumbres en proyecciones al futuro. Debido a esto, los astrónomos sólo pueden decir con seguridad que el Sistema Solar se mantendrá estable durante los próximos 40 millones de años.

Aunque nadie puede decir con seguridad qué sucederá más allá de eso, unos nuevos cálculos están proporcionando una guía aproximada del futuro más lejano. Estos sugieren que existe una posibilidad de entre un 1 y un 2% de que la órbita de Mercurio se salga de su camino en los próximos 5000 millones de años.

Esto tendería a desestabilizar todo el Sistema Solar interior y podría llevar a una catastrófica colisión entre la Tierra y Mercurio o Marte, eliminando cualquier vida presente en ese momento.

En el caso de un impacto con Marte, por ejemplo, “toda la vida quedaría extinguida inmediatamente, y la Tierra brillaría a la temperatura de una estrella gigante roja durante al menos 1000 años “, dice Gregory Laughlin, coautor de uno de los estudios en la Universidad de California en Santa Cruz, Estados Unidos.

Altamente excéntrica

Jacques Laskar del Observatorio de París en Francia es el autor del otro estudio. Llevó a cabo 1001 simulaciones por ordenador del Sistema Solar a lo largo del tiempo, cada una con unas condiciones iniciales ligeramente distintas para los planetas basándose en el rango de incertidumbres de las observaciones.

Entre un 1 y un 2% de los casos, la órbita de Mercurio se hizo muy alargada con el tiempo debido al tirón gravitatorio de Júpiter. En estos casos, su órbita alcanzó una “excentricidad” de 0,6 o más (una excentricidad de 0 indica que la órbita es un círculo perfecto, mientras que 1 es la máxima elongación posible).

Colocando a Mercurio en órbitas tan alargadas se incrementan las interacciones entre Mercurio, Venus, Marte y la Tierra. Anteriores simulaciones de Laskar han sugerido que esto puede lanzar todo el Sistema Solar al desorden, un escenario confirmado en las simulaciones de Laughlin y Konstantin Batygin, también de la UCSC.

”La suerte está echada”

“Una vez que la excentricidad de Mercurio supere los 0,6, entonces se acercará a cruzar la órbita de Venus”, dijo Laughlin a New Scientist. “Una vez que se crucen las órbitas, se pasará a un tipo de transición de una configuración ordenada aunque caótica actual a una situación mucho más violentamente caótica. Entonces la suerte estará echada – empezarán a suceder un montón de cosas malas”.

Mercurio y Marte tienden a ser arrojados al desequilibrio cuando el Sistema Solar se desestabilice, debido a que con un 6 y 11% de la masa de la Tierra respectivamente, son relativamente fáciles de mover. Es más difícil tirar de Venus, por otra parte, debido a que tiene un 82% de la masa de la Tierra.

En una de las simulaciones de Batygin y Laughlin, Mercurio fue lanzado al Sol en 1300 millones de años desde ahora. En otra, Marte volaba fuera del Sistema solar tras 820 millones de años, 40 millones de años después de que Mercurio y Venus colisionaran.

Océano de lava

Estos fueron los desastres que tuvieron lugar en el limitado número de simulaciones que Batygin y Laughlin llevaron a cabo. Pero Laughlin dice que hay muchas otras formas de que el Sistema Solar de desentrelace.

“Se abre un enorme número de posibles desastres que pueden tener lugar”, dijo a New Scientist. “En cada caso, los detalles de la destrucción son completamente distintos”.

La peor para la Tierra es la posibilidad de una colisión con Mercurio o Marte.

Se sabe bastante lo que Marte podría hacer con la Tierra. Muchos científicos creen que un objeto del tamaño de Marte impactó en la Tierra en los inicios del Sistema solar, arrojando restos que finalmente formaron la Luna.

La Tierra se calentó a miles de grados por el impacto, con océanos de lava fluyendo en su superficie. Una repetición futura de tal evento sería desastrosa, dice Laughlin.

Pero existe entre un 98 y un 99% de posibilidades de que el Sistema Solar siga funcionando como un reloj durante los próximos 5000 millones de años. Dice Laughlin: “El vaso está lleno en un 98% y vacío en un 2%”.


Autor: David Shiga
Fecha Original: 23 de abril de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (2)

  1. El Sistema Solar podría volverse loco antes de que muera el Sol…

    ¿Cómo terminará la vida en la Tierra? La respuesta, por supuesto, es desconocida, pero dos nuevos estudios sugieren que una colisión con Mercurio o Marte podría condenar la vida mucho antes de que en Sol se convierta en una gigante roja y fría el…

  2. susana

    pudiera el sol absorver a los planetas uno a uno?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *