Cómo serían unos fósiles de Marte

Filamentos microbianos vivos pueden convertirse en fósiles cuando se cubren con minerales. Crédit: David Fernández-Remolar

Los microbios fósiles encontrados en un río rico en hierro en España revelan cómo las señales de la vida se preservarían en minerales encontrados en Marte. El descubrimiento puede ayudar a equipar a la próxima generación de róvers con las herramientas que necesitarían para encontrar pruebas de vida pasada en el planeta.

El Río Tinto surge de unos manantiales al oeste de Sevilla. Estos manantiales se filtran a través de mineral de hierro que fue depositado por la actividad geotérmica hace más de 200 millones de años. El agua del manantial disuelve el sulfuro de hierro de estos minerales, y esto mancha al río rojo. Los minerales de sulfuro de hierro también se disocian para formar ácido sulfúrico.

Con un pH entre 1,5 y 3, Río Tinto es tan ácido como el vinagre, aunque da soporte a una sorprendente variedad de vida. Bacterias, algas, organismos unicelulares llamados protistas y hongos todos medran en las ácidas aguas.

Río Tinto ha atraído la atención de los exobiológos debido a que este entorno puede crear el mineral de hierro hematita, el cual se encuentra en Marte. Sobre la Tierra, la hematita se forma sólo con el agua líquida. Dado que el agua líquida se considera un prerrequisito para la vida en cualquier parte, la presencia el Marte de tal mineral atormenta a aquellos que esperan encontrar signos de vida, pasada o presente en nuestro planeta vecino.

Examinando los incipientes fósiles de las orillas de Río Tinto y comparándolos con los fósiles mucho más antiguos dejados en las terrazas ahora muy por encima del río, David Fernández-Remolar del Centro de Astrobiología en Torrejón de Ardoz, España y Andrew Knoll de la Universidad de Harvard esperan comprender mejor cómo minerales similares pueden haber conservado un registro de la vida en Marte.

Las piscinas en los bordes del río se evaporan en el verano español y dejan tras de sí depósitos minerales. A lo largo de los años, conforme el río recortaba el valle, iba creando terrazas de roca. Las más antiguas y más altas terrazas se formaron hace 2 millones de años mientras que las más jóvenes tienen apenas unos pocos centímetros sobre la superficie.

Cuando Fernández-Remolar y Knoll observaron estas piscinas en evaporación, vieron microbios que habían quedado cubiertos con nanopartículas de hierro que habían precipitado del agua. El mineral más común que observaron era un óxido de hierro llamado goetita. Las capas de goetita de grano fino rodeaban los microbios fósiles más jóvenes, conservando las formas similares a un bastón de las bacterias individuales así como los filamentos que formaron las colonias de bacterias.

”nombre_imagen”
Goetita naranja transparente que encierra filamentos bacterianos fósiles. Crédito: David Fernández-Remolar

Los minerales que rodean los fósiles cambiaban conforme los sedimentos de cementaron para formar rocas. Los minerales de grano fino que encerraban fósiles se encontraron en las terrazas más jóvenes, pero aquellos de una capa de roca de entre 700 a 800 años de antigüedad tenían cristales mayores. Con el tiempo, los minerales también se alteraban químicamente. La goetita pierde lentamente los átomos de hidrógeno y oxígeno para convertirse con el tiempo en la más estable hematita. En los fósiles de las terrazas más viejas, la hematita había comenzado a reemplazar a la goetita. Se informó recientemente de estos hallazgos en la revista Icarus.

En las orillas

Las rocas ricas en hierro de Meridiani Planum de Marte, donde explora el róver Opportunity, pueden haberse formado a través de un proceso geoquímico aproximadamente, dice el geólogo planetario Timothy Glotch de la Universidad Estatal de Nueva York en Stony Brook.

“Río Tinto es una decente analogía de lo que vemos en Marte”, dijo Glotch, apuntando que los análisis espectrales sugieren que la hematita marciana se formó originalmente como goetita o un mineral similar que más tarde se convirtió en hematita. “Es una historia similar a lo que ven en Río Tinto”.

¿Se requiere visita?

Las rocas de hematita de Marte son mucho más antiguas que las de Río tinto. Pueden datar de tanto como 3 o 4 mil millones de años, una época que coincide con el inicio de la evolución de la vida en la Tierra. Una carencia de actividad tectónica en Marte es probable que las haya dejado relativamente sin transformar. Por tal razón, “Marte sería un buen lugar para buscar estructuras microbianas conservadas”, dice Fernández-Remolar.

La científico planetario Carol Stoker del Centro de Investigación Ames de la NASA en Moffett Field, California, concuerda que su la vida fue abundante cuando se formaron los sedimentos de Meridiani, los fósiles probablemente estarían conservados de forma similar. Pero no mantiene muchas esperanzas de que algún rover encuentre fósiles. Una identificación exitosa de a vida requiere un cuidadoso trabajo de campo por parte de los geólogos que seleccionan muchas de las muestras más prometedoras para analizar, dice.

Fernández-Remolar y Knoll cortaron finamente las rocas de Río Tinto para ver las estructuras microbianas. Aunque futuros róvers podrían equiparse con microcámaras más potentes, aún así no serían capaces de observar dentro de las rocas. La siguiente generación de róvers se espera que pulverice las muestras para analizar el polvo, un proceso que destruye la forma de cualquier cosa que haya resultado conservada.

Incluso las misiones diseñadas para traer muestras de rocas marcianas de vuelta a la Tierra es improbable que sean capaces de seleccionar y retornar suficientes rocas para hacer una detección de los probables fósiles, dice Stoker. “Las misiones con mayor probabilidad de encontrar pruebas definitivas de vida en Marte son las que se llevan a cabo por tripulaciones humanas”, afirma.


Autor: Susan Brown
Fecha Original: 1 de mayo de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (4)

  1. Cómo serían unos fósiles de Marte…

    Los microbios fósiles encontrados en un río rico en hierro en España revelan cómo las señales de la vida se preservarían en minerales encontrados en Marte. El descubrimiento puede ayudar a equipar a la próxima generación de róvers con las herr…

  2. [...] serían unos fósiles de Marte Articulo completo posteado en Ciencia Kanija, el original apareció en Space.com y su autora es Susan Brown. Las fotografías son de David [...]

  3. Manlio E. Wydler

    Si sería un buen intento. Se enterarán los que hagan los rovers.?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *