Geoquímico reta una teoría clave de la formación de la Tierra

Munir Humayun con el Espectrómetro de Masa de Plasma Acoplado Inductivamente (ICP-MS) en la nueva Instalación Analítica de Plasma de la sección de Geoquímica del Laboratorio Nacional de Alto Campo Magnético.

Trabajando junto con colegas de la NASA, un investigador de la Universidad Estatal de Florida ha publicado un artículo que pone en duda una creencia convencional sobre los procesos físicos que ayudaron a que la Tierra tuviese la forma que vemos hoy.

Munir Humayun, profesor asociado del Departamento de Ciencias Geológicas de la Universidad Estatal de Florida (FSU) e investigador en el Laboratorio Nacional de Alto Campo Magnético, es el coautor de un artículo, “Partitioning of Palladium at High Pressures and Temperatures During Core Formation (División del paladio a altas presiones y temperaturas durante la formación del núcleo)“, que recientemente se publicó en la revista de revisión por pares Nature Geoscience. El artículo proporciona un reto directo a la popular “hipótesis del barnizado final”, una teoría que sugiere que toda nuestro agua, así como los elementos conocidos como “siderófilos”, se añadieron a la Tierra posteriormente a su formación debido a impactos con cometas helados, meteoritos y otros objetos.

“Durante 30 años, La hipótesis del barnizado final ha sido el paradigma predominante para comprender la historia inicial de la Tierra, y nuestros orígenes finales”, dijo Humayun. “Ahora, con nuestra última investigación, sugerimos que la hipótesis del barnizado final puede no ser la única forma de explicar la presencia de ciertos elementos en la corteza y manto de la Tierra”.

Para ilustrar su visión, Humayun apunta a lo que se sabe sobre la composición de la Tierra.

“Sabemos que la Tierra tiene un núcleo rico en hierro que cuenta con un tercio de su masa total”, dijo. “Alrededor de este núcleo hay un manto rocoso que cuenta con la mayor parte de los dos tercios restantes”, con la corteza de la superficie de la Tierra formando el resto.

“De acuerdo con la hipótesis del barnizado final, la mayor parte de los elementos siderorófilos ” — esos elementos como el oro, platino, paladio e iridio que se unen más fácilmente al hierro — “habrían sido arrastrados hacia el núcleo a lo largo de decenas de millones de años y por tanto eliminados de la corteza y manto de la Tierra. La cantidad de elementos siderófilos que vemos hoy, entonces, habrían sido aportados después de que se formase el núcleo por un posterior bombardeo de meteoritos. Este bombardeo también traería agua, carbono y otros materiales esenciales para la vida, los océanos y la atmósfera”.

Para probar la hipótesis, Humayun y sus colegas de la NASA — Kevin Righter y Lisa Danielson — llevaron a cabo experimentos en el Centro Espacial Johnson en Houston y en el Laboratorio Nacional de Alto Campo Magnético en Tallahassee. En el Centro Espacial Johnson, Righter yDanielson usaron una prensa masiva de 880 toneladas para exponer muestras de roca que contenían paladio — un metal comúnmente usado en conversores catalíticos — para extremar el calor y la temperatura e igualarlas con las que se encuentran a más de 450 kilómetros en el interior de la Tierra. Las muestras entonces se llevaron al laboratorio magnético, donde Humayun usó una herramienta analítica altamente sensible conocida como espectrómetro de masas de plasma acoplado inductivamente, o ICP-MS, para medir la distribución del paladio en la muestra.

“A las máximas temperaturas y presiones, nuestros experimentos encontraron paladio en las mismas proporciones relativas entre la roca y el metal que se observa en el mundo natural”, dijo Humayun. “_Dicho de otra forma, la distribución del paladio y otros elementos siderófilos en el manto de la Tierra puede explicarse mediante millones de años de bombardeo de meteoritos”.

Las potenciales ramificaciones de la investigación de su equipo son significativas, dijo Humayun.

“Este trabajo tendrá consecuencias importantes para el pensamiento de los geólogos sobre la formación del núcleo, la actual relación del núcleo con el manto, y la historia de bombardeos de la joven Tierra”, dijo. “También podría llevarnos a repensar los orígenes de la vida en nuestro planeta”.


Autor: Barry Ray
Fecha Original: 1 de mayo de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (2)

  1. Geoquímico reta una teoría clave de la formación de la Tierra…

    “Durante 30 años, La hipótesis del barnizado final ha sido el paradigma predominante para comprender la historia inicial de la Tierra, y nuestros orígenes finales”, dijo Humayun. “Ahora, con nuestra última investigación, sugerimos que la hip…

  2. [...] Geoquímico reta una teoría clave de la formación de la Tierra [...]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *