Probadas técnicas para búsqueda de vida alienígena

Si la Beagle 2 hubiese aterrizado en Marte con éxito, ¿podría haber descubierto vida? Crédito: Derechos reservados de Beagle 2, www.beagle2.com

Muchas misiones espaciales usan robots para explorar. Los róvers Spirit y Opportunity aún están viajando por Marte, tomando imágenes y excavando en la arena. Pero, ¿podría identificar un robot vida alienígena? ¿Cómo podría una máquina conocer la diferencia, por ejemplo, entre una roca y una bacteria?

Con el ánimo de contestar esta pregunta, un grupo de científicos liderado por Derek Pullan de la Universidad de Leicester usaron instrumentos exploradores robóticos para examinar rocas en la Tierra. Para hacer sus pruebas lo más realistas posible, los investigadores recopilaron muestras de tocas similares a las que se encontrarán en Marte y las estudiaron con equipo de alta tecnología. Los instrumentos — que incluyen una cámara, microscopio, y dispositivos de muestreo — eran muy similares a los que llevaban la perdida sonda Beagle 2.

La idea era ver si los instrumentos podían detectar signos de criaturas vivas en las rocas. Aunque las pruebas se llevaron a cabo en un laboratorio, los científicos hicieron que las condiciones fuesen lo más parecidas a las que experimentan las sondas en la superficie marciana.

Todos los instrumentos comprobados acertaron al encontrar signos de vida. Los resultados interesantes son que eran mucho mejores cuando se usaban en conjunto. Esto nos demuestra lo importante que es no reducir costes con los exploradores robóticos. Para tener la descripción global necesitas tener una amplia variedad de instrumentos trabajando juntos.

Se encontró que el microscopio del estilo de la Beagle 2 era particularmente bueno, demostrando que el equipo de bajo coste puede ser tan efectivo como las opciones caras. El equipo también obtuvo datos útiles de cómo de cerca debería estar un instrumento de una muestra de toca para observar signos de vida.

Pero, ¿por qué es tan importante esta investigación? La exploración espacial puede ser excitante pero también es peligrosa y cara, que es por lo que se envían sondas robóticas en lugar de personas. Pero el problema con los robots en que deben ser ligeros y compactos para que encajen fácilmente en un cohete. También deben ser eficientes con la energía, dado que su energía está generada mayormente a partir de paneles solares. Esta combinación hace que diseñar instrumentos para ellos sea muy difícil.

Por ejemplo, podrías pensar que un robot explorador de Marte debería tener el microscopio más potente disponible. Eso probablemente no es posible ya que todo debe ser de bajo peso, tamaño pequeño, con poca necesidad de energía y también muy resistente. Está claro que los ingenieros instrumentales tienen un trabajo duro, y los científicos quieren ver si el equipo está listo para la tarea.

Hay planteados más estudios como este para experimentos de campo y preparación de muestras como parte de la Red de Estudios de Campo de Analogía Planetaria. La investigación es útil no sólo para los diseñadores de instrumentos, sino también para los ingenieros de la misión y científicos planetarios.

El equipo planea realizar más pruebas con distintos equipos, construyendo una base de datos que mostrará los instrumentos mejores en una situación dada. Todo esto está orientado a ayudar a hacer las futuras misiones a Marte tan efectivas como sea posible. Efectivamente, si encontramos vida en otro planeta, el descubrimiento probablemente lo realizará una máquina y no un humano.

La investigación se detalla en el ejemplar de febrero de la revista Astrobiology.


Autor: Lee Pullen
Fecha Original: 8 de mayo de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *