Disco duro recuperado del Columbia resuelve un problema de la física

Estado en que quedó el disco duro tras el accidente del Columbia. Se pudo recuperar un 99% de los datos para completar el experimento CVX-2

Un experimento que voló en la lanzadera Columbia logra finalizarse.

Los investigadores han publicado por fin los resultados de un destrozado y chamuscado disco duro que cayó a la Tierra con los restos de la Lanzadera Espacial Columbia, la cual estalló durante su reentrada el 1 de febrero de 2003, matando a los siete miembros de la tripulación.

El disco duro contenía datos del experimento CVX-2 (Viscosidad Crítica de Xenón), diseñado par estudiar la forma en que el gas xenón fluye en microgravedad. Las conclusiones, publicadas este mes de abril en la revista Physical Review E, confirmó que cuando se remueve vigorosamente, el xenón exhibe un súbito cambio en su viscosidad conocido como comportamiento pseudoplástico. El mismo efecto permite que la nata montada y el no fluyan suavemente como líquidos ni mantengan sus formas como los sólidos.

Aunque los resultados de CVX-2 puede que no cambien la vida de nadie, Robert “Bobby” Berg, investigador principal para CVX-2 y físico en el Instituo Nacional de Estándares y Tecnología en Gaithersburg, Maryland., dice que la publicación culmina un proyecto de investigación de 20 años que ha ocupado sus pensamientos diariamente desde 2003. “Me quité un peso de los hombros al publicarlo por fin”, dice el investigador de 52.

El experimento CVX-2 se diseñó para medir la viscosidad del xenón cerca del punto crítico, o la combinación de temperatura y presión a la cual líquido y vapor son esencialmente indistinguibles. Cerca de ese punto, un gas debería “brillar”, dice Berg, conforme las gotitas se condensan rápidamente y se evaporan en la gruesa bruma. De cuerdo con la teoría tras el comportamiento pseudoplástico, cuando un objeto se agita a través de estas gotas más vigorosamente, debería comenzar a separarse en gotitas y por tanto a oponer menos resistencia.

Para probar el efecto, el equipo de CVX envió 11 mililitros de xenón sellado en un vaso que contenía una malla de níquel del tamaño de un pulgar capaz de vibrar en un rango de amplitudes. El grupo descargó aproximadamente el 85% de los datos del experimento de 370 horas mientras el Columbia estaba en órbita — suficiente para ver si funcionaba como esperaban — pero la prueba dependía de los datos completos, los cuales estaban encerrados en un disco duro comercial de 400 gigabytes protegidos por una “caja de tarjetas” de metal y alojado junto con otros equipos electrónicos en un gran recipiente en la bodega de la lanzadera.

Tras la reentrada, cuando no se recuperó de forma inmediata, “supusimos que había caído fuera de la caja y se había quemado”. Pero los ingenieros del Centro Espacial Johnson habían encontrado el aparato en el hangar del Centro Espacial Kennedy donde los trabajadores habían depositado los restos del Columbia, dice James Myers del Centro de Investigación Glenn en Cleveland, ingeniero jefe del proyecto.

Cuando los ingenieros de Glenn supieron que el disco duro había sobrevivido, lo enviaron a Ontrack Data Recovery en Minneapolis para extraer cualquier dato que se mantuviera en el destrozado disco duro. Los datos recuperados fueron un 99 por ciento del total, pero los resultados eran tan complejos que aislar el efecto del comportamiento pseudoplástico llevó unos años adicionales, dice Berg.

Apunta que el experimento sólo podría haber funcionado en microgravedad, para evitar que el xenón se asentara bajo su peso ligero como una pluma. Con las prioridades de la NASA alejándose de la investigación básica, dice, “este es el tipo de experimento que no podría repetirse en un largo tiempo, si es que alguna vez”.


Autor: JR Minkel
Fecha Original: 5 de mayo de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *