Bacterias que se alimentan de la corteza del lecho marino

Las rocas hechas de basalto sobre y bajo el fondo oceánico albergan un sorprendente súmero de bacterias de las profundidades marinas. Crédito: NOAA/WHOI.

Las rocas sobre y bajo el lecho marino ofrecen un festín a los microbios.

Las bacterias del lecho marino sobre rocas del fondo oceánico son más abundantes y diversas de lo que se pensaba anteriormente, parecen “alimentarse” de la corteza oceánica, de acuerdo con los resultados de un estudio que aparece en el ejemplar de esta semana de la revista Nature.

Los hallazgos plantean intrigantes cuestiones sobre la química oceánica y la co-evolución de la Tierra y la vida.

En un tiempo considerado como una llanura estéril salpicada de fumarolas hidrotermales, las regiones rocosas del lecho marino parecen rebosar de vida microbiana, dicen los científicos de la Institución Oceanográfica Woods Hole (WHOI) en Woods Hole, Massachussets, la Universidad de California del Sur (USC) en Los Ángeles, y otras instituciones.

Aunque se habían detectado anteriormente microbios en el lecho marino, esta es la primera vez que se han cuantificado. Usando análisis genéticos, Cara Santelli de WHOI, Katrina Edwards de la USC, y sus colegas encontraron de tres a cuatro veces más bacterias viviendo en las rocas expuestas que en las aguas que hay por encima.

“La investigación inicial predijo que la vida podría de hecho existir en tal entorno frío, oscuro y rocoso”, dijo Santelli. “Pero realmente no esperábamos encontrarla prosperando a los niveles que hemos observado”.

Sorprendidos por esta diversidad, los científicos comprobaron más de un sitio y llegaron a resultados consistentes, haciendo probable, de acuerdo con Santelli y Edwards, que la rica vida microbiana se extienda a lo largo del suelo oceánico.

“Esto puede representar la mayor superficie de la Tierra por colonizar por parte de los microbios”, dijo Edwards.

“Estos científicos usaron modernos métodos moleculares para cuantificar la biomasa microbiana y estimar la diversidad de los microbios en los entornos de las profundidades marinas”, dijo David Garrison, director del Programa de Oceanografía Biológica de la Fundación Nacional de Ciencia (NSF). El programa Ridge 2000 de la NSF patrocinó la investigación. “Sabemos que esta remota región está repleta de microbios, más de lo que cualquier hubiese supuesto”.

Santelli y Edwards también encontraron que la mayor diversidad microbiana en las rocas del fondo oceánico salía ganando en la comparación con otro lugares de vida abundante en los océanos, como las fumarolas hidrotermales.

Estos hallazgos generan la cuestión de dónde obtienen estas bacterias su energía, dijo Santelli.

“Nos hemos devanado los sesos pensando qué era lo que apoyaba este alto nivel de crecimiento”, dijo Edwards.

Con la prueba de que la corteza oceánica da soporte a más bacterias que el agua que la rodea, los científicos teorizaron que las reacciones con las propias rocas podrían ofrecer el combustible para la vida.

En el laboratorio, calcularon cuánta biomasa podría ser soportada por las reacciones químicas con rocas basálticas. Entonces compararon este valor con la biomasa real medida. “Era completamente consistente”, dijo Edwards.

Este descubrimiento presta apoyo a la idea de que las bacterias sobreviven a partir de energía obtenida de la corteza terrestre, un proceso que podría añadir conocimiento sobre el ciclo del carbono de las profundidades marinas y la evolución de la vida.

Muchos científicos creen que el agua superficial, no la profunda, está mejor adecuada para ser la cuna de las primeras formas de vida de nuestro planeta. Hasta ahora, las profundidades oscuras y pobres en carbono de las profundidades oceánicas parecían ofrecer poca energía, y los ricos entornos de las fumarolas hidrotermales se pensaba que eran relativamente escasos.

Pero la recién encontrada abundancia de microbios en el lecho marino hace posible que la vida inicial prosperase – y tal vez comenzara – en el lecho marino.

“Si realmente podemos desvelar lo que está pasando, tendrá implicaciones significativas”, dijo Edwards. “Espero que la gente gire sus cabezas y observe: hay vida allí abajo”.


Fecha Original: 28 de mayo de 2008
Enlace Original

Comparte:
  • Print
  • Digg
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Identi.ca
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Netvibes
  • Orkut
  • PDF
  • Reddit
  • Tumblr
  • Wikio

Like This Post? Share It

Comments (3)

  1. Bacterias que se alimentan de la corteza del lecho marino…

    [c&p] Las bacterias del lecho marino sobre rocas del fondo oceánico son más abundantes y diversas de lo que se pensaba anteriormente, parecen “alimentarse” de la corteza oceánica, de acuerdo con los resultados de un estudio que aparece en el…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *