Marte es tal vez demasiado salado para la vida

ComparteTweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on RedditShare on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrPrint this page
Las llanuras de Meridiani Planum donde el robot Opportunity explora el planeta rojo. Click en la imagen para agrandar

En 2004, el róver Opportunity de la NSA encontró pruebas en el suelo marciano de que en una época el agua fluyó por la superficie, manteniendo a flote las esperanzas de que el planeta rojo pudiese alguna vez soportado vida primitiva.

Pero un nuevo estudio echa un jarro de agua fría, y un buen puñado de sal, sobre esas esperanzas.

“El agua líquida es requerida por todas las especies de la Tierra y hemos supuesto que el agua es el mínimo necesario para la vida en Marte”, dijo el miembro del equipo del estudio Nicholas J. Tosca, investigador de posdoctorado de la Universidad de Harvard. “No obstante, para afirmar verdaderamente la habitabilidad de Marte, tenemos que considerar las propiedades de este agua. No toda el agua de la Tierra es capaz de dar soporte a la vida, y los límites de la vida terrestre están claramente definidos por la temperatura del agua, acidez y salinidad”.

Tosca y su equipo analizó depósitos de sal en la roca marciana de 4000 millones de años investigada por Opportunity (y por una nave que orbita el planeta). Los análisis demuestran que el agua que habría fluido por estas antiguas rocas marcianas puede haber sido excesivamente salobre.

“Nuestra idea ha sido que aunque Marte es un mal entorno para dar soporte a la vida actualmente, hace mucho podría haber sido más parecido a la Tierra”, dijo Andrew H. Knoll, también de Harvard y del equipo del estudio. “Pero este resultado sugiere bastante convincentemente que incluso hace tanto como 4 mil millones de años, la superficie de Marte habría sido exigente para la vida. No importa lo que te retraigas en la historia de Marte, puede que nunca veamos un punto en que el planeta realmente se pareciera a la Tierra”.

La investigación se presentó en febrero en la reunión anual de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia en Boston.

Los halófilos, u organismos que pueden tolerar aguas muy salinas, se sabe que existen en lugares de la Tierra, pero probablemente evolucionaron a partir de organismos que vivían en aguas más puras, creen los científicos, haciendo improbable que la vida pudiese surgir inicialmente en aguas extremadamente saladas.

La alta salinidad, sin embargo, “no descarta formas de vida de algún tipo que aún no hayamos encontrado”, añade Knoll, “pero la vida que pudo originarse y persistir en un entorno tan salado requeriría de una bioquímica distinta de cualquiera conocida incluso entre los halófilos más robustos de la Tierra”.

Knoll y Tosca también dicen que el hallazgo no descarta la posibilidad de que fluyeran por el planeta aguas menos saladas en algún momento, aunque Meridiani Planum, donde se encontraron las rocas de Opportunity, se cree que ha sido uno de los lugares más húmedos y más hospitalarios del planeta.


Autor: Andrea Thompson
Fecha Original: 29 de Mayo de 2008
Enlace Original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *